Cómo cuidar tus plantas suculentas

Cómo cuidar tus plantas suculentas
Advertisement

¡Descubre los secretos para cuidar y disfrutar de tus plantas suculentas!

Las plantas suculentas son fascinantes y variadas. Su versatilidad las convierte en favoritas tanto de los aficionados a la jardinería como de aquellos con menos experiencia en el cuidado de las plantas. Estas maravillas de la naturaleza ocupan poco espacio y pueden crecer en casi cualquier lugar, tanto en interiores como en exteriores. ¿No es genial poder tener un pedazo de naturaleza en cualquier espacio?

Sin embargo, a menudo cometemos el error de tratar a las suculentas como cualquier otra planta. Olvidamos que las plantas suculentas son únicas y tienen necesidades especiales. Para entender cómo cuidarlas, podemos fijarnos en los cactus, esos representantes destacados de la familia de las suculentas.

Cuidar las suculentas es sencillo, pero es fundamental hacerlo correctamente para que crezcan fuertes y saludables. Con unos cuidados adecuados, evitarás plagas, deformaciones e incluso la muerte, que es relativamente complicada en este tipo de plantas.

Poca agua: la clave está en la moderación

Las suculentas tienen necesidades de agua reducidas debido a su origen. Estas plantas son capaces de absorber la humedad del ambiente y retenerla en sus hojas, tallos y raíces. Por eso, verás que algunas suculentas pueden sobrevivir suspendidas en el aire o en recipientes sin apenas sustrato. A pesar de su apariencia, siguen estando hidratadas.

Por tanto, el exceso de riego puede ser letal para ellas. Durante los meses fríos, un riego cada quince días será suficiente, mientras que en los meses cálidos puedes aumentar la frecuencia a un riego por semana.

Further reading:  Jardines con cactus y suculentas: La combinación perfecta para tu hogar

Mucha luz, pero sin excesos

Aunque las suculentas necesitan mucha luz, no debes exponerlas directamente al sol, especialmente en verano. Para mantener una correcta hidratación, necesitan conservar sus reservas de agua, y la exposición directa al sol las deshidrata.

Advertisement

Si notas que las hojas palidecen, es un signo de que las suculentas necesitan más luz. Busca una ubicación donde puedan recibir la cantidad de luz adecuada, sin que esto implique una exposición directa al sol.

El drenaje es fundamental

Las suculentas son expertas en retener agua, pero esto no significa que les guste estar encharcadas. Por eso, es importante que tengan un buen drenaje para eliminar el exceso de agua. Olvida el plato debajo de la maceta, a menos que lo uses solo con fines decorativos y asegúrate de eliminar el agua sobrante después del riego.

Suelo sencillo para plantas especiales

Las suculentas crecen en condiciones poco favorables, como rocas y cortezas de árboles. Por lo tanto, no necesitan un sustrato rico en nutrientes, sino más bien uno pobre. Puedes mezclar el sustrato con arena o sustrato específico para cactus para proporcionarles lo que necesitan.

Cuidar las suculentas es una tarea sencilla, pero estas modestas plantas son extraordinariamente hermosas, tanto en su estado habitual como durante la floración. Incluso tienen flores, ¿puedes creerlo?

Descubre la selección de plantas suculentas en Una Planta y permite que estas maravillas conquisten tu corazón con su diversidad de formas, tamaños y estilos.

¡Así que no esperes más y comienza a cuidar tus plantas suculentas para disfrutar de su belleza natural en cualquier espacio!

Advertisement