Las Plantas Suculentas Más Fascinantes: Nombres, Fotos y Características

Advertisement

¡Las plantas suculentas son simplemente asombrosas! 😊 No solo son extremadamente resistentes, sino que también son increíblemente hermosas. Pero ¿sabías que existen muchos tipos diferentes de plantas suculentas? Cada una de ellas tiene sus propias características y encanto único. En esta lista, te presentaré las 50 plantas suculentas más importantes. ¡Prepárate para quedarte maravillado!

Pita (Agave)

La pita es una planta suculenta originaria del desierto de México. Esta planta es realmente excepcional, ya que puede soportar condiciones de sequía extrema y requiere muy pocos cuidados. Sus hojas largas y duras se agrupan en una hermosa roseta basal, y terminan en una espina fuerte. Esta planta florece una vez en su vida, después de 10 a 30 años, y luego muere, dejando pequeñas plántulas como descendientes.

Mesem (Lampranthus spectabilis)

Si estás buscando una planta tapizante, el mesem es perfecto para ti. Esta suculenta tiene hojas alargadas y carnosas, que se asemejan a las garras de un gato. En primavera, se cubre de flores brillantes en tonos fucsia y naranja, que parecen pequeñas margaritas. No solo es resistente, sino que también puede soportar pleno sol y heladas suaves. Es una planta ideal tanto para jardines como para terrazas.

Aloe «cosmo» (Aloe aristata cv. cosmos)

El aloe «cosmo» es una variedad de la especie Aloe aristata. Esta planta suculenta de tamaño mediano es perfecta para cultivar en macetas. Sus hojas triangulares forman densos rosetones, creando una figura geométrica perfecta, casi como un mandala. Lo más distintivo de esta variedad es la presencia de manchas o lunares blancos en sus hojas, lo que la hace aún más atractiva.

Aloe vera (Aloe vera)

El áloe vera es una suculenta con propiedades impresionantes. La pulpa de sus hojas es conocida por sus beneficios para la piel, ya que ayuda a cicatrizar heridas y aliviar quemaduras. Esta planta se reproduce fácilmente y requiere pocos cuidados. Además, tiene un aspecto estético muy agradable. Si estás interesado en cultivarla, ¡tendrás tu propio botiquín en la terraza!

Planta siempreviva (Sempervivum)

La siempreviva es una planta suculenta capaz de crecer en condiciones climáticas duras y suelos rocosos. A pesar de estas condiciones extremas, siempre mantiene un aspecto fresco y lustroso. Sus hojas carnosas crecen en apretadas rosetas, de colores verdes, grises y, a veces, con tintes rojizos. Las hojas de la siempreviva tienen una forma puntiaguda en el extremo, y esta zona suele tener una coloración distinta al resto de la hoja.

Árbol de jade (Crassula ovata)

¡Me encanta el árbol de jade! Sus hojas suculentas son de un intenso color verde, parecido al jade. A veces, los bordes de las hojas tienen tonos rojizos, lo que lo hace aún más irresistible. Este árbol desarrolla tallos gruesos, lo que le da una apariencia de pequeño árbol. Además, es una planta fácil de moldear mediante la poda, por lo que también se puede cultivar como bonsái.

Further reading:  Plantas suculentas: Belleza natural y cuidado fácil

Planta panda (Kalanchoe tomentosa)

El kalanchoe tomentosa es una planta suculenta muy original. Lo más destacado de esta planta son sus hojas cubiertas de un pelo abundante, que les da una textura similar al terciopelo. Además, tiene manchas oscuras en los bordes dentados de las hojas, lo que le da un toque de originalidad. ¡Pero ten cuidado! Esta planta es venenosa si se ingiere, así que manténla fuera del alcance de los niños.

Cactus de Navidad (Schlumbergera)

Aunque es un cactus, el cactus de Navidad tiene requerimientos diferentes a los cactus tradicionales. En lugar de espinas, este cactus tiene tallos carnosos y planos, en cuyo extremo nacen flores rojas o rosas en la época navideña. Esta planta es perfecta para decorar nuestra casa en Navidad y competir con la popular flor de Pascua.

Planta rosario (Senecio rowleyanus)

Esta suculenta tiene un diseño único. La planta rosario desarrolla largos tallos de los que crecen hojas en forma de bolitas. Las bolitas tienen un color verde claro y cuelgan a los lados del tallo, creando un efecto similar a un collar de cuentas. Esta planta es originaria de Sudáfrica y se utiliza comúnmente como planta colgante en jardinería y decoración de interiores.

Cactus de San Pedro (Echinopsis pachanoi)

Este famoso cactus es realmente interesante. Además de su rápido crecimiento y su espectacular forma columnar, la Echinopsis pachanoi contiene un alcaloide llamado mescalina, que es un alucinógeno. Durante miles de años, las culturas indígenas andinas han utilizado este cactus en rituales sagrados para entrar en contacto con los dioses. También se le conoce como cactus de San Pedro, en referencia a San Pedro, el guardián de las llaves del cielo.

Echeveria (Echeveria)

La echeveria es una planta suculenta hermosa con una gran variedad de especies y cultivares. Estas plantas forman rosetas compactas con hojas aplanadas de diferentes colores, como gris azulado, verde rosáceo, gris púrpura y tonos marrones y oscuros. Sus hojas se disponen alrededor de un corto tallo, creando rosetas muy compactas. Cada variedad tiene su propio encanto, pero todas son impresionantes.

Cactus piedra (Lithops spp.)

Este cactus es realmente único. Como su nombre indica, cuando no está en flor, parece una piedra. Provenientes del desierto de Namibia, estos cactus son un ejemplo perfecto de adaptación al medio ambiente extremadamente seco. Tienen un par de hojas cilíndricas con superficie plana, separadas entre sí por una hendidura, de la cual crece una flor nocturna similar a una margarita. La flor es tan grande que las hojas de abajo quedan ocultas.

Verdolaga (Portulaca grandiflora)

¿Estás buscando color para el verano? La verdolaga es perfecta para ti. Desde la primavera hasta el otoño, esta planta suculenta produce montones de flores de diferentes colores. Incluso en la misma planta, puedes encontrar flores de distintos colores, creando un efecto alegre y colorido. La verdolaga es una planta rastrera y tapizante que se propaga y crece muy fácilmente.

Chumbera (Opuntia ficus-indica)

La chumbera es uno de los cactus más famosos en el mundo entero. Además de tener una apariencia muy característica, también es una planta comestible. Sus frutos, conocidos como higos chumbos o tunas, son ricos en azúcares fermentables y fibra, por lo que se utilizan en la cocina. Sin embargo, quitar las pequeñas y molestas espinas de los higos puede ser un desafío.

Further reading:  ¡Sorprendente! ¿Existe una distinción entre cactus y suculentas?

Piedra lunar (Pachyphytum oviferum)

Esta planta suculenta presenta hojas gruesas que forman pequeñas rosetas desiguales. Las hojas tienen forma de huevo aplanado y están cubiertas por una gruesa capa cerosa que les da un aspecto blanquecino. Estas plantas evocan la imagen de piedras lunares, de ahí su nombre común. Son perfectas para macetas y añaden un toque de distinción a cualquier interior.

Cola de burro (Sedum morganianum)

La cola de burro es una planta suculenta colgante con hojas ovaladas y jugosas que crecen de tallos largos, formando racimos compactos. Sus hojas son de color verde grisáceo y se asemejan a las cola de un burro, de ahí su nombre. Esta planta es adecuada tanto para interiores como para exteriores, pero debe protegerse del sol directo y no tolera las heladas.

Hobbit y gollum jade (Crassula ovata «hobbit» y «gollum»)

Advertisement

Estos dos cultivares de Crassula ovata son realmente interesantes. Tanto el hobbit como el gollum presentan hojas tubulares con las puntas huecas, lo que les da la apariencia de dedos. Ambos cultivares presentan tonos rojizos en las puntas de las hojas cuando se exponen al sol y al frío. Además, estos nombres hacen referencia a los personajes de «El Señor de los Anillos», lo que los hace aún más especiales.

Espina de diablo (Kalanchoe daigremontiana)

Este nombre puede resultar un poco intimidante, pero no te preocupes. La espinas de diablo tiene hojas en forma de lanza con manchas verde oscuro y bordes dentados. Lo más interesante de esta planta es que las hojas desarrollan numerosas plántulas a lo largo de los bordes, que caen al suelo y enraízan fácilmente. Esta característica le da a la planta un aspecto único y la hace destacar entre otras suculentas.

Cactus catedral (Euphorbia trigona)

Aunque se le conoce como cactus catedral, este cactus no es un cactus, sino que pertenece a la familia Euphorbiaceae. Su tronco es suculento, erguido y de sección triangular o cuadrangular. De las aristas del tronco nacen espinas y hojas en forma de espátula, que le dan una apariencia única. Sin embargo, ten cuidado con el látex blanco y espeso que segrega si se corta, ya que puede irritar las mucosas y los ojos.

Biznaga de agua (Ferocactus wislizenii)

La biznaga de agua es un cactus con una apariencia muy característica. Se asemeja a un barril, con numerosas espinas en su superficie. Tiene forma globular achatada en la parte superior y puede llegar a medir hasta 120 centímetros de altura y 80 centímetros de ancho. Sus costillas están pobladas de areolas de las que nacen numerosas espinas, algunas de ellas de hasta 5 centímetros de longitud. Es una planta imponente que quedará genial en tu jardín de cactus.

Rosa de mármol (Graptopetalum amethystinum)

La rosa de mármol es una suculenta que forma rosetas compactas y regordetas, con hojas grises rosáceas. En primavera y verano, produce pequeñas flores en forma de estrella con las puntas rojas. Esta planta es muy codiciada por los coleccionistas de suculentas debido a su belleza y rareza. Su aspecto y su resistencia la hacen perfecta para adornar cualquier espacio.

Graptoveria (Graptoveria)

La graptoveria es un género híbrido obtenido del cruce entre Graptopetalum y Echeveria. Sus hermosas rosetas son muy similares a las de la echeveria, por lo que estas plantas a menudo se confunden. Son suculentas de tamaño pequeño a mediano, y cada especie tiene su encanto propio. Son ideales para macetas y suculentarios.

Further reading:  Suculentas: Descubre todo sobre estas fascinantes plantas

Mamilaria (Mammillaria)

La mamilaria es un cactus perteneciente al grupo de las «plantas del desierto». Su aspecto varía entre formas globosas y cilíndricas suaves. Lo que la distingue de otros cactus son los pequeños tubérculos que cubren completamente su cuerpo y están dispuestos en diagonal. De cada tubérculo nacen espinas. Esta planta es perfecta para los amantes de los cactus.

Kalanchoe (Kalanchoe blossfeldiana)

Lo que distingue al kalanchoe de otras suculentas es su exuberante floración. Esta planta produce inflorescencias compuestas por numerosas flores pequeñas y coloridas. Estas flores suelen aparecer a finales del invierno y son muy decorativas. El kalanchoe es una planta de fácil cuidado y una opción ideal para adornar cualquier espacio.

Espina de Cristo (Euphorbia milii)

Lo más destacado de esta planta son sus tallos espinosos. Al igual que su nombre común, sus tallos están llenos de espinas. Pero eso no es todo, esta planta también produce flores abundantes durante todo el año. Las flores suelen ser de color rojo, aunque también existen variedades en otros colores. Ten en cuenta que el látex blanquecino que libera al cortarlo es irritante para la piel y las mucosas.

Lengua de suegra (Sansevieria trifasciata)

Esta planta es tan resistente que puede sobrevivir con muy pocos cuidados. Es perfecta para principiantes. Sus hojas duras crecen erguidas y, a veces, tienen bandas amarillas en los lados. Esto crea un efecto vertical muy apreciado en la jardinería y la decoración. También se le conoce como espada africana, espada de San Jorge o planta de serpiente.

Asiento de suegra (Echinocactus grusonii)

El asiento de suegra es un cactus que se caracteriza por su forma esférica aplanada y sus espinas amarillas. El ápice del cactus suele tener una especie de lana también de color amarillo. Este cactus es originario de México y es muy popular en todo el mundo. Se adapta bien a jardines de cactus y xerojardines.

Garambullo (Myrtillocactus geometrizans)

El garambullo, también conocido como cactus de barril, es un cactus originario de México. Tiene forma de candelabro y su tronco principal emite numerosos brazos curvados hacia arriba. Su color verde azulado lo hace aún más atractivo. Además, este cactus produce frutos similares a los arándanos en apariencia y sabor.

Ojo de dragón (Huernia schneideriana)

Esta suculenta es realmente única. Lo más destacado son sus flores con forma de campana, que son de color rojo vino con el centro más oscuro. Además, los tallos suculentos están cubiertos con dientes cónicos de color verde oscuro. Esta planta es ideal para cultivar en macetas o colgada, y es perfecta para cualquier amante de las suculentas.

Cactus cebra (Haworthia fasciata)

Esta pequeña suculenta es muy atractiva. Tiene hojas carnosas y triangulares que forman rosetas. Lo más distintivo de esta planta son las líneas blancas en el envés de las hojas, que corren en horizontal. Esto le da su nombre común de cactus cebra. Es perfecta para su cultivo en interiores, aunque puede ser difícil distinguirla de su pariente Haworthia attenuata.

Alfombra rosa (Delosperma cooperi)

Lo más destacado de esta planta son sus abundantes y coloridas

Advertisement