Plantas tóxicas para tu gato: un peligro que debes conocer

Advertisement

Cuando hablamos de plantas, nuestros amigos felinos viven en constante peligro. La curiosidad y el aburrimiento pueden resultar fatales para ellos. Aunque los gatos sean cuidadosos con su comida, un cachorro curioso o un gato aburrido puede enfermarse al mordisquear las hojas de una planta o las flores de otra solo para captar nuestra atención.

Hay casos en los que pueden destruir nuestras macetas favoritas en cuestión de horas, o incluso ingerir sustancias tóxicas, como el polen de los lirios, que se les ha adherido al pelo mientras se acicalan. Las consecuencias pueden ser fatales.

Es importante tener en cuenta que todas las plantas, incluso el catnip e hierbas como la avena, pueden irritar el estómago de nuestros gatos. Sin embargo, si tienen la oportunidad, a los gatos les gusta mordisquear un poco de hierba. Esto se debe a que su aparato digestivo no está preparado para metabolizar las plantas, por lo que tragar hierba les ayuda a eliminar bolas de pelo y otros elementos difíciles de digerir.

Como convivientes con gatos, estamos familiarizados con las consecuencias de que la hierba irrite su estómago y terminemos encontrando una vomitona en nuestra alfombra favorita. Afortunadamente, dos de las plantas de interior más comunes, la planta del dinero y la cinta o planta araña, son inofensivas para ellos. Sin embargo, hay muchas plantas comunes, tanto de interior como de exterior, que pueden causarles daño e incluso poner en peligro su vida.

Según la veterinaria Verónica Fernández, especializada en medicina felina, las intoxicaciones por plantas venenosas son mucho más frecuentes en la clínica que las intoxicaciones por alimentos. A veces, el tóxico se limita a partes específicas de la planta, como el fruto, las flores, el polen, el tallo o las raíces. Sin embargo, en otras ocasiones, el peligro se extiende por toda la planta.

Plantas que representan un gran peligro: los lirios y otras flores

Los ramos de flores preparados, frescos o secos, pueden resultar irresistibles para nuestros felinos. Desafortunadamente, con frecuencia incluyen flores y plantas venenosas, como el laurel de montaña, azalea, rododendro, hortensias, boneteros o acebo. Pero lo peor de todo son los lirios, una flor hermosa para nosotros pero peligrosa para nuestros gatos.

Todas las partes de la planta del lirio son tóxicas y pueden resultar mortales. Aunque creas que tu gato no muestra interés en los lirios, nunca debes bajar la guardia. Incluso lamer el polen que queda adherido a su pelo o beber agua de un jarrón que haya contenido lirios puede causarle daño renal severo e incluso provocarle la muerte.

Advertisement

Es importante destacar que el 75% de las personas cuyos gatos se han envenenado con un lirio desconocían que esta flor era tóxica. El peligro incluye tanto a las especies del género Lilum, los lirios verdaderos, como a las del género Hemerocallis, o lirios de día. En resumen, si convives con gatos, debes evitar tener lirios en casa, ya sea en el jardín, en la terraza o incluso en el interior.

Pero los lirios no son las únicas flores peligrosas. Otras flores comunes, como las amapolas, dedaleras y tagetes, también pueden representar un riesgo para nuestros felinos. El envenenamiento se manifiesta a través de problemas digestivos, como salivación excesiva, falta de apetito, vómitos y diarrea. Además, estas plantas también pueden causar estragos en el sistema nervioso de nuestros gatos, provocando letargo, temblores, pérdida de equilibrio, convulsiones, ceguera, parálisis e incluso afectar su respiración. Algunas plantas liberan toxinas que inactivan la hemoglobina de los gatos, lo que puede llevar a un fallecimiento rápido.

Further reading:  10 plantas colgantes de interior para alegrar tu hogar

Plantas que debes alejar de tu gato

Además de los lirios y las flores mencionadas anteriormente, hay otras plantas que debemos alejar de nuestros gatos debido a su toxicidad. Si sospechas que tu gato ha ingerido una planta venenosa, o parte de ella, es importante que contactes de inmediato con tu veterinario. No esperes a que aparezcan los síntomas de intoxicación, ya que podría ser demasiado tarde.

Afortunadamente, podemos colocar plantas sustitutas no dañinas para nuestros felinos. Por ejemplo, una maceta de catnip, algún cereal inofensivo como la avena, o hierbas aromáticas como la menta, la hierbabuena o la lavanda. De esta manera, nuestros pequeños carnívoros podrán mordisquearlas a su antojo y después vomitar felizmente en la alfombra. No te enfades, porque su mirada irresistible hará que se te pase rápidamente.

Si quieres estar al tanto de nuestros artículos, te invitamos a suscribirte a nuestros boletines. En Una Planta nos preocupamos por informarte sobre lo que te interesa. Si deseas que investiguemos o hablemos sobre algún tema en particular, no dudes en escribirnos a [email protected].

Una Planta

Advertisement