Descubre por qué las hojas de la adelfa se vuelven amarillas y caen

Advertisement

Cuando llega la primavera, es común ver cómo las hojas de la adelfa se tornan amarillas y finalmente se desprenden. Esta planta perenne es muy popular en climas cálidos y con poca lluvia. Pero, ¿por qué ocurre este fenómeno? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Renovación en primavera

Una de las interrogantes más frecuentes entre los amantes de la jardinería es por qué las hojas de sus adelfas se vuelven amarillas y caen. En la mayoría de los casos, si no hay una plaga involucrada, la respuesta es simple: la planta es perenne y, al comenzar a crecer y florecer, decide desprenderse de algunas de sus hojas viejas, especialmente las ubicadas en las ramas inferiores. Este proceso de renovación le permite prepararse para alcanzar una mayor altura y liberarse del tejido que ya no necesita para llevar a cabo la fotosíntesis.

Antes de llegar a esta conclusión, es importante descartar problemas más graves. Existen enfermedades fúngicas, causadas por hongos, que pueden afectar a la adelfa. También es posible que la planta necesite abono o que el riego no sea el adecuado, lo cual se puede detectar al observar las hojas.

Cuidados y plagas de la adelfa

La adelfa, también conocida como Nerium oleander, es una planta fácil de cultivar y se adapta muy bien a terrazas y jardines con altas temperaturas. Aunque se puede cultivar en macetas, se desarrolla más rápidamente y con mayor frondosidad en el suelo. Durante todo el verano, regala flores perfumadas que alegran cualquier rincón. Esta planta resistente y vistosa es una elección popular para adornar bordes y medianas de carreteras, ya que también tolera bien los vientos fuertes.

Further reading:  Redescubriendo a Manuel Machado: Un Viaje Literario de Dualidades y Autodescubrimiento

Aunque la adelfa suele resistir bien las plagas, existen algunas que es importante reconocer y tratar a tiempo.

Ataques de pulgón

Los pulgones son los principales responsables de las manchas negras en las hojas de la adelfa. Sin embargo, no es motivo de preocupación, ya que en primavera suelen atacar a esta planta en particular. Gracias a su resistencia, la adelfa no sufrirá demasiado por esta plaga, que desaparecerá cuando llegue el calor.

Advertisement

Plaga de trips

Cuando aparecen insectos pequeños en el envés de las hojas y estas comienzan a decolorarse, es probable que se trate de una plaga de trips. Estos insectos se alimentan de la savia y pueden debilitar significativamente la planta. La mejor forma de tratarlos es utilizando un insecticida ecológico, como el aceite de Neem, que es fácil de aplicar.

Cochinilla marrón y otros insectos

Si encuentras pequeños insectos marrones o blancos con aspecto lanoso pegados en los tallos de tu adelfa, es probable que se trate de una plaga de cochinilla. Esta plaga puede ser peligrosa y debe tratarse rápidamente. El aceite de Neem es una excelente opción para combatirla, y su enemigo natural es la mariquita. Si quieres obtener más información sobre las plagas de cochinillas y cómo tratarlas, te recomiendo leer esta entrada Una Planta.

Falta de sol

Si las hojas de tu adelfa están pequeñas y no crecen adecuadamente, es posible que la planta no esté recibiendo suficiente luz solar directa durante el día. Esto puede ser otra razón por la cual las hojas se tornan amarillas y caen.

Further reading:  Consigue las mejores ofertas en Las Adelfas 2, San Miguel de Abona

Ahora que conoces las posibles causas de por qué las hojas de la adelfa se vuelven amarillas y se caen, podrás cuidar y mantener tu planta de manera adecuada. Recuerda que la primavera es un momento de renovación y crecimiento, ¡aprovecha para disfrutar de la belleza de esta planta tan especial!

Advertisement