Árbol de eucalipto: descubre la verdad detrás de los mitos

¡Actualizado: 04/05/2022!

El eucalipto es uno de los árboles más polémicos y malinterpretados de todos los tiempos. Ha sido víctima de una mala reputación que lo ha convertido en el «chico malo» del mundo vegetal. Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto? Si todas las afirmaciones negativas sobre los eucaliptos fueran verdaderas, Australia, su país de origen, estaría cubierto por un manto de árboles sin vida.

Si bien es un desastre arrasar bosques naturales para sembrar eucaliptos, en tierras degradadas donde no crece nada más, estos árboles pueden ser una gran ayuda para el medio ambiente. Entonces, antes de juzgarlos, hablemos un poco más sobre ellos.

El árbol de eucalipto

El eucalipto es una especie de árbol que pertenece a la familia de las Myrtaceae. Se trata de los árboles más comunes en Australia, con más de 700 especies nativas del país. Sin embargo, también se pueden encontrar algunas especies en Nueva Guinea, Indonesia y Filipinas.

Estos árboles son conocidos por su crecimiento ultrarrápido, ¡pueden crecer hasta 3 metros en tan solo 12 meses! Además, existen diferentes tipos de eucaliptos, pero los koalas solo se alimentan de las hojas de 2 o 3 de estas variedades.

Pero el eucalipto no se limita solo a Australia. En todo el mundo, se utiliza para la industria maderera, la producción de papel e incluso para obtener aceites especiales que se utilizan en perfumes, productos de limpieza y repelentes de mosquitos.

Further reading:  La impactante historia del eucalipto en Galicia

Mitos sobre el cultivo de eucaliptos

Ahora que conocemos un poco más sobre los árboles de eucalipto, profundicemos en algunos de los mitos que se han difundido sobre su cultivo.

1. El eucalipto agota el suelo

Aunque se ha creído durante mucho tiempo que el eucalipto agota el suelo, diferentes investigaciones han demostrado lo contrario. Estos árboles no producen un agotamiento del suelo ni representan un peligro para su futura productividad. De hecho, el eucalipto fomenta una microflora abundante y variada que ayuda a descomponer los residuos y los convierte en nutrientes. Además, gracias a sus raíces profundas, el eucalipto no compite con otras plantas por los nutrientes del suelo.

2. Incompatibilidad con las especies autóctonas

Aunque se ha afirmado que el eucalipto es incompatible con las especies autóctonas, en realidad, se han realizado diferentes experimentos que demuestran lo contrario. En varias zonas, antiguas plantaciones de eucaliptos han sido reemplazadas por manzanales, melocotonares, pinares, viñas y prados, obteniendo cosechas iguales o incluso superiores a las de los terrenos vecinos sin eucaliptos.

3. Erosión del suelo

El eucalipto puede ayudar a mantener la integridad del suelo. De hecho, su cultivo puede ayudar a recuperar terrenos degradados y formar suelos nuevos. Además, el eucalipto se ha utilizado como fijador de terrenos inestables y ha demostrado ser efectivo en la prevención de la erosión del suelo.

4. Agotamiento de las reservas hídricas

Aunque se ha creído que el eucalipto agota las reservas hídricas, esto no es del todo cierto. Si bien es cierto que algunas especies de eucaliptos prefieren suelos húmedos pero no encharcados, en general, estos árboles consumen menos agua de lo que se piensa. Durante las sequías, el eucalipto tiene la capacidad de cerrar sus hojas, lo que reduce su evaporación y, por lo tanto, su consumo de agua.

Further reading:  Los increíbles beneficios de tener eucalipto en la ducha

5. El eucalipto perjudica el medio ambiente

Contrariamente a lo que se cree, el eucalipto no perjudica al medio ambiente, sino que puede ser beneficioso. Estos árboles albergan una fauna y flora peculiares, realizan funciones correctoras hidro-forestales y actúan como protectores acústicos y cortavientos. Además, la plantación y explotación de eucaliptos en ciertas áreas sirve para proteger especies en peligro de extinción y áreas de selva tropical sobreexplotadas. Además, los eucaliptos tienen la capacidad de «secuestrar» CO2 y liberar oxígeno a la atmósfera.

6. El eucalipto es un monocultivo

Aunque algunos creen que el eucalipto solo se utiliza para la producción de celulosa, esto está lejos de ser cierto. En España, por ejemplo, los eucaliptos ocupan el 7% de la superficie arbolada y producen el 44% de la madera de uso industrial. Además de la producción de papel, los eucaliptos se utilizan para la fabricación de muebles, vigas de construcción, embalajes, ventanas, puertas, entre otros usos.

Ventajas de cultivar eucaliptos

Ahora que hemos desmentido algunos mitos sobre el cultivo de eucaliptos, es importante destacar las ventajas que este tipo de cultivo puede ofrecer en un entorno de gestión forestal sostenible:

  • Es una fuente renovable de materia prima y energía.
  • Genera actividad y empleo en las zonas rurales.
  • Protege los bosques naturales al reducir la presión sobre ellos.
  • Permite el uso múltiple del monte.
  • Mejora los suelos marginales o degradados.
  • Puede ayudar a frenar los incendios forestales.

En conclusión, el árbol de eucalipto no es tan malo como su reputación. Si se cultiva de manera responsable y en el entorno adecuado, puede ser una gran ayuda para el medio ambiente y ofrecer numerosos beneficios. Así que, ¿por qué no darle una oportunidad a este árbol tan incomprendido?

Further reading:  ¿Es posible tener un eucalipto arcoiris en España?

¡Recuerda visitar Una Planta para obtener más información sobre el fascinante mundo de los árboles y la naturaleza!

Árbol de eucalipto