Tipos de puertas

Advertisement

Las puertas son elementos que cubren un espacio y permiten controlar el paso de una zona a otra. Además de ser funcionales, también son consideradas objetos de comunicación y circulación dentro de los edificios. En este artículo, te presentaremos información detallada sobre los diferentes tipos de puertas y sus características.

Tipos de puertas según su ubicación

Dentro de un inmueble, podemos distinguir dos tipos de puertas según su ubicación:

  • Puerta principal: Es la puerta de entrada principal del edificio.
  • Puerta de servicio: Es aquella que se utiliza para acceder a áreas de servicio, como patios traseros o áreas de almacenamiento.

Tipos de puertas según su funcionamiento

Existen diferentes tipos de puertas según su forma de funcionamiento. A continuación, te presentamos los más comunes:

Puerta abatible de una hoja

Este tipo de puerta se abre y cierra mediante el giro de un panel que está sujeto por bisagras en uno de sus lados. Puede tener una apertura de 90° o 180°. La puerta abatible de una hoja es la más común en las edificaciones y puede ser utilizada en diferentes espacios, tanto residenciales como comerciales.

Puerta abatible de dos hojas

A diferencia de la puerta abatible de una hoja, este tipo de puerta consta de dos paneles que se abren y cierran hacia adentro o hacia afuera. Gracias a su diseño, permite una mayor amplitud de paso, lo que la hace ideal para espacios con un alto tráfico de personas. Los componentes gráficos de este tipo de puerta son similares a los de la puerta abatible de una hoja.

Further reading:  Cuidados de la Platanera Musa Dwarf Cavendish

Puerta corrediza

La puerta corrediza está compuesta por un panel fijo y otro móvil que se desplaza horizontalmente gracias a un canal o riel. Este tipo de puerta es ideal para espacios reducidos, ya que no requiere de un espacio adicional para abrir o cerrar. Los componentes gráficos de la puerta corrediza son similares a los de la puerta abatible.

Advertisement

Dimensiones de las puertas

Las dimensiones de una puerta pueden variar dependiendo del tipo de edificio en el que se encuentren. Por ejemplo, para edificios habitacionales, el ancho mínimo de una puerta principal es de 0.90m, mientras que para uso comercial es de 1.50m. Es importante tener en cuenta que estas medidas no incluyen el espesor del marco ni de la hoja.

Conclusiones

Las puertas son elementos esenciales en cualquier construcción, ya que permiten controlar el acceso y la circulación entre diferentes áreas. Existen diferentes tipos de puertas, como las abatibles de una hoja, las abatibles de dos hojas y las corredizas, cada una con sus propias características y dimensiones. Si estás pensando en construir o renovar tu espacio, asegúrate de elegir el tipo de puerta adecuada para tus necesidades.

Recuerda que en Una Planta podrás encontrar más información y asesoramiento sobre puertas y otros elementos arquitectónicos. ¡Hasta la próxima!

Advertisement