Helechos: Explorando un fascinante mundo verde

Advertisement

¡Descubre el maravilloso universo de los helechos! Estas increíbles plantas emergieron durante la era Primaria y se desarrollaron masivamente en el período Carbonífero debido a las condiciones climáticas favorables. Aunque muchos helechos predominantes en aquel entonces se extinguieron, algunos sobrevivieron y evolucionaron hasta convertirse en las especies que conocemos hoy en día.

Los helechos se pueden encontrar en numerosas regiones del planeta, desde las zonas ecuatoriales y tropicales hasta áreas más frías e incluso desérticas. Su diversidad es asombrosa, con algunas especies alcanzando solo unos milímetros y otras creciendo como imponentes árboles de hasta 25 metros de altura.

Fascinantes características de los helechos

Los helechos son plantas criptógamas, lo que significa que no producen flores ni frutos. En su lugar, se caracterizan por tener miles de especies agrupadas en seis familias principales, cada una con hojas llamadas frondes, que varían en forma, tamaño y color, desde un verde claro hasta tonalidades más oscuros y azulados.

El tallo de los helechos, conocido como rizoma, suele encontrarse bajo tierra, aunque en algunos helechos arbóreos es aéreo. A partir del rizoma, surgen las frondes en disposición radial alrededor de un punto central. Muchos helechos son perennes, mientras que otros pierden sus frondes en ciertas épocas del año, manteniendo sus raíces y rizomas vivos bajo tierra hasta que llegue el momento adecuado para volver a crecer.

La reproducción de los helechos se da a través de esporas, generadas en los esporangios y agrupadas en los soros, pequeños puntos de color marrón o negro que aparecen en la parte inferior de las frondes.

Further reading:  Las Plantas de Interior: Una Fuente de Alegría y Decoración Verde

Helechos ideales para cultivar al aire libre

En sus zonas de origen, los helechos pueden ser cultivados en jardines y terrazas, siempre y cuando se les proporcione la protección adecuada. Existen especies muy interesantes, especialmente indicadas para los jardines de sombra. Estos helechos son perfectos para las áreas más oscuras de los jardines o para cubrir el suelo a la sombra de arbustos y árboles en verano.

Algunas de las especies recomendadas para exteriores son:

Pteris cretica, Pteris serrulata y Pteris ensiformis

Estas tres especies son muy populares en los jardines hoy en día. Son originarias de las zonas mediterráneas y se adaptan bien a lugares iluminados pero sin exposición directa al sol. Sus frondes son muy decorativas, con algunas variedades incluso presentando líneas plateadas. Estos helechos toleran la sequedad ambiental siempre que el sustrato esté húmedo.

Nephrolepis exaltata

El helecho rizado es uno de los más populares tanto en casas como en centros de jardinería. Tiene hojas muy divididas y de un color verde tierno. Tolera bastante bien la sequía ambiental y puede crecer en cestas colgantes o en zonas resguardadas orientadas al norte y protegido por árboles. Requiere pulverizaciones frecuentes con agua. La botrytis es una enfermedad común que causa la pudrición de las frondes debido al encharcamiento del cogollo.

Dicksonia antarctica

Este helecho arborescente puede alcanzar hasta 20 metros de altura. Es una especie muy primitiva con un tallo similar al de las palmeras. Crece lentamente y se puede plantar en un contenedor para trasladarlo a zonas más protegidas, o directamente en el jardín, siempre evitando la exposición directa al sol y con alta humedad. Tolera las heladas ocasionales, pero no los vientos secos. Los ejemplares jóvenes deben protegerse del frío. No soporta el exceso de calor y requiere aire fresco y pulverizaciones de agua desde el tronco hasta las hojas.

Further reading:  Bajo el hechizo de los helechos arborescentes

Helechos perfectos para cultivar en interiores

En los trópicos, los helechos crecen al aire libre. Sin embargo, para cultivarlos en interiores, debemos brindarles un ambiente similar: temperatura no inferior a los 14ºC, humedad elevada y una ubicación alejada de la luz solar directa, donde reciban luz tamizada. No toleran la sequedad excesiva que puede producir la calefacción. Algunas de las especies más hermosas para cultivar en interiores son:

Advertisement

Asplenium nidus

También conocido como helecho nido de ave, este helecho presenta frondes simples y anchas que nacen desde un punto central. Son de color verde brillante con nervios negros muy pronunciados. Requiere una atmósfera húmeda, aunque es más tolerante a la sequedad que otros helechos. Evita la exposición directa al sol y riega colocando la maceta sobre un plato con agua hasta que la absorba. Puede ser susceptible a ácaros y cochinillas.

Asplenium scolopendrium o Phyllintis scolopendrium

Conocido como lengua de ciervo, este helecho tiene frondes simples y no divididas que pueden alcanzar hasta 25 centímetros de tamaño. Se desarrolla en oquedades de naturaleza caliza con alta humedad ambiental. Puede cultivarse en exteriores en zonas muy lluviosas y con temperaturas invernales no inferiores a los 12ºC.

Platycerium bifurcatum y Platycerium superbum

Estos helechos son epífitos, lo que significa que crecen sobre troncos de árboles. El Platycerium bifurcatum, también conocido como cuerno de alce, puede tolerar la sequedad ambiental gracias a la pelusilla gris que lo recubre. No se recomienda pulverizar las hojas ni limpiarlas. Se riega mejor sumergiendo la planta en un cubo de agua. Si se cultiva sobre trozos de corteza, se puede envolver las raíces con musgo para conservar la humedad. El Platycerium superbum presenta frondes más lobuladas y tonos verdes con visos plateados. Estos helechos australianos crecen lentamente y tienen requisitos de cultivo similares.

Further reading:  Cómo cuidar los helechos arborescentes: secretos para un jardín exuberante

Adiantum capillus-veneris

Conocido como culantrillo, este helecho crece rápidamente y presenta frondes triangulares y raquis oscuros y quebradizos. Tiene un aspecto ligero y fresco y requiere alta humedad ambiental, lo cual puede ser difícil de mantener en invierno debido a la calefacción. No tolera corrientes de aire y debe mantenerse el sustrato húmedo pero no encharcado. No soporta temperaturas por debajo de los 14ºC y se recomienda abonarlo cada 15 días en primavera. Puede ser atacado por cochinillas y ciertos hongos. Lo más adecuado es regarlo sumergiendo la maceta en agua.

Multiplicación y cuidado de los helechos

Existen diferentes métodos para multiplicar los helechos:

Por esporas

Las esporas maduras se recogen y se colocan en bandejas con un buen sustrato, cubriéndolas con plástico transparente. Deben mantenerse a una temperatura de alrededor de 22ºC y con niveles de humedad elevados.

Por estolones

Este método es común en géneros como el Nephrolepis. Se aprovechan las pequeñas plantas que suelen surgir a lo largo de un rizoma, se cortan dejando un trozo de rizoma en cada lado y luego se plantan.

Por división de mata

Este método da buenos resultados en géneros como el Adiantum y el Nephrolepis.

Plagas y enfermedades de los helechos

Los helechos pueden verse afectados por distintas plagas, como cochinillas, ácaros, pulgones y nematodos. Además, las condiciones de alta humedad y temperatura cálida propias de su crecimiento pueden favorecer el desarrollo de enfermedades por hongos. El riesgo de padecer botrytis y pythium, que causan la pudrición, se incrementa si se acumula agua en la base de las frondes.

¡Explora el apasionante mundo de los helechos y disfruta de su belleza natural dentro y fuera de casa! Recuerda que puedes encontrar más información en Una Planta.

Advertisement