La Esencia de las Especies y su Determinación

Advertisement

que es una especie biologica

Una de las maravillas de los seres vivos es su sorprendente diversidad, una característica compleja que se manifiesta en diferentes niveles de organización. Sin embargo, al explorar la naturaleza, lo primero que atrapa nuestra atención son las entidades biológicas independientes, conocidas como especies.

Aunque, en la mayoría de los casos, podemos reconocer y diferenciar fácilmente una especie de otra, no siempre es tan sencillo. Existen especies que son difíciles de distinguir a simple vista, pero que pueden ser reconocidas mediante una observación más detallada. También hay especies que requieren el análisis de taxónomos especializados para su identificación. Incluso existen especies tan variables que parecen diferentes, pero en realidad son una única especie.

Ante todas estas situaciones, surge la pregunta fundamental: ¿Qué es realmente una especie? ¿Cuáles son los criterios que debemos considerar para diferenciar una especie de otra? En este artículo, trataremos de responder a estas interrogantes.

Es importante tener en cuenta que el término «especie» tiene al menos dos significados distintos en biología. Por un lado, es un nombre compuesto que se asigna a un conjunto de organismos, una creación humana. Por otro lado, es una entidad biológica real e independiente que observamos en la naturaleza.

A lo largo de la historia, se han propuesto numerosos «conceptos de especie», generando debates e investigaciones académicas. Destacan al menos 12 conceptos diferentes, algunos enfatizando en aspectos operacionales relacionados con el reconocimiento de las especies, mientras que otros se centran en aspectos explicatorios relacionados con los procesos que llevan a su origen.

Uno de los conceptos más utilizados en el pasado fue el concepto tipológico de especie, que se basaba en la similitud morfológica entre los individuos. Sin embargo, este concepto falla al considerar como especies distintas a individuos de una misma especie cuyos machos y hembras presentan diferencias morfológicas.

Further reading:  Cultivo de Papas en Macetas Dobles: Una Guía Paso a Paso

Ante esta dificultad, se han propuesto otros conceptos más generales que gozan de mayor aceptación en la actualidad. El concepto biológico considera a las especies como grupos de organismos similares que se entrecruzan entre sí y dejan descendencia fértil. Por su parte, el concepto filogenético establece que las especies son conjuntos monofiléticos de organismos con historia evolutiva común. Ambos conceptos tienen limitaciones, ya que el biológico solo es aplicable a especies con reproducción sexual, y el filogenético requiere de un análisis filogenético previo, lo que no siempre es posible para especies poco conocidas o grupos muy diversos.

Ante esta complejidad, ¿cómo determina un taxónomo si los organismos que observa constituyen una nueva especie independiente de otras especies relacionadas?

Al estudiar una especie, el taxónomo considera como primer indicador las características morfológicas de los organismos. Si los individuos presentan una morfología similar entre sí y diferente de otras especies ya conocidas, se tiene una primera evidencia de la existencia de una nueva especie. Sin embargo, también se deben considerar situaciones particulares, como el dimorfismo sexual, las variaciones morfológicas a lo largo del ciclo de vida y la variación morfológica entre los individuos de una población. Todo esto busca evitar errores derivados del uso exclusivo de criterios morfológicos.

Advertisement

Además de los patrones morfológicos, se requiere de evidencia adicional para respaldar la determinación de especies. Si los organismos en estudio presentan una distribución geográfica separada de otros grupos similares, características biológicas únicas o un nicho ecológico particular y diferente de otros grupos emparentados, se cuenta con evidencia adicional. También, si los estudios moleculares revelan distancias genéticas similares a las reportadas para especies diferentes dentro del mismo grupo, se puede proponer con seguridad la existencia de una nueva especie.

Further reading:  Cultiva tus propias cebollas y puerros en hojas de árboles

En general, el taxónomo recopila toda la evidencia posible para respaldar la hipótesis de que los individuos a los que ha asignado un nombre de especie representan una entidad biológica independiente presente en la naturaleza. Sin embargo, es importante destacar que no siempre se cuenta con una amplia gama de evidencias, y muchas especies deben ser descritas basándose únicamente en atributos morfológicos. En estos casos, la experiencia y el conocimiento profundo de la morfología del grupo en cuestión por parte del taxónomo son de vital importancia.

Ante el impacto humano en los ecosistemas y las altas tasas de extinción, es urgente descubrir y describir nuevas especies antes de que desaparezcan. En el futuro, la nueva información contribuirá a corroborar o rechazar las hipótesis planteadas. La taxonomía es una ciencia dinámica que cuenta con herramientas para enfrentar exitosamente estas situaciones.

En resumen, la determinación de una especie es un desafío complejo y apasionante. A través del estudio de características morfológicas, distribución geográfica, características biológicas y análisis molecular, los taxónomos trabajan arduamente para desvelar los secretos de la diversidad biológica y darle nombre a las diferentes formas de vida que habitan nuestro planeta.

Para más información sobre las maravillas de las especies, visita Una Planta.

Advertisement