Por qué aplicamos quelato de hierro a los cultivos

Advertisement

El quelato de hierro es un fertilizante que previene y cura la deficiencia de hierro y sus manifestaciones (clorosis férrica) en cultivos hortícolas, arbóreos y de plantas ornamentales.

¿Qué es la clorosis férrica?

La clorosis es un amarilleamiento anómalo de las hojas y el tejido internerval de las plantas, síntoma de una deficiencia de hierro. La imposibilidad de la planta de absorber una cantidad suficiente de hierro del suelo provoca desequilibrios metabólicos, en primer lugar, la incapacidad de sintetizar clorofila (pigmento clave del proceso fotosintético).

La incapacidad de generar clorofila ocasiona que las hojas de la planta se vuelvan de un tono amarillo, más o menos intenso, hasta el blanco, en casos de las deficiencias de hierro graves. Cuando la manifestación clorótica es extensa y duradera, se produce necrosis, desecación y caída temprana de las hojas.

¿Por qué se produce una deficiencia de hierro en las plantas?

El hierro (Fe) es un elemento químico esencial para la nutrición de las plantas, e indispensable para la fotosíntesis, porque es un componente fundamental de la clorofila. El hierro suele estar presente en la mayoría de los suelos, pero en formas insolubles y, a menudo, las plantas sólo son capaces de asimilar un pequeño porcentaje.

La solubilidad del hierro depende de ciertas variables, y la más importante es el pH del suelo. Simplificando el fenómeno, la presencia de hierro soluble aumenta con la disminución del pH del terreno (y, por lo tanto, con el aumento de la acidez). Como resumen:

  • Cuanto más ácido es un suelo, mayor es la cantidad de hierro disponible para la nutrición vegetal.
  • A medida que aumenta la alcalinidad del suelo (es decir, que aumenta el pH) se observa una reducción gradual de la cantidad de hierro asimilable.
  • Con un pH cercano a 8, la mayoría de especies vegetales son incapaces de absorber la cantidad mínima de hierro necesaria para su desarrollo. Este es el caso de los suelos del valle del Ebro, donde la aplicación de quelato de hierro resulta imprescindible en muchos cultivos.
  • Los suelos con pH neutro (entre 6.8 y 7.2) suelen permitir una nutrición férrica suficiente para la mayoría de las plantas.
Further reading:  La Importancia de la Distribución en Planta o Layout: Clave para una Operación Eficiente y Segura

Quelato de hierro

Tratamiento de la deficiencia de hierro en las plantas

En teoría, para que la planta pueda asimilar mayor porcentaje de hierro, basta con acidificar el suelo. Sin embargo, cambiar el pH de un suelo alcalino resulta muy complicado, en especial cuando la basicidad se origina por una alta presencia de piedra caliza. En la práctica, las intervenciones se basan en el uso de fertilizantes quelados con hierro.

Advertisement

Los quelatos de hierro presentes en los fertilizantes son compuestos orgánicos que contienen hierro, solubles en agua y absorbibles por raíces y tejidos de las ramas jóvenes.

Los quelatos de hierro son más recomendables que los fertilizantes basados ​​en sales de hierro (por ejemplo, sulfato de hierro). El hierro administrado en forma de sales, en terreno alcalino, sufre una rápida insolubilización, mientras que este fenómeno se ralentiza cuando se agrega el hierro en forma de quelatos.

Características y tipos de quelatos de hierro

Los quelatos de hierro evitan la aparición del síntoma, la clorosis, pero no resuelven el problema del suelo. La dosificación de quelatos debe repetirse con el tiempo, porque cuando se agota su eficacia, la clorosis vuelve a aparecer. La estabilidad de los quelatos varía según la molécula quelante utilizada, y su duración temporal depende de factores, como la cantidad de luz y el pH:

  • Los quelatos, como Fe-EDDHMA, Fe-EDDHSA y Fe-EDDHA se degradan con rapidez cuando se exponen a la luz y resultan estables con pH superior a 10. Por sus características, resultan adecuados para tratamientos de suelos.
  • Los quelatos, como Fe-DTPA, Fe-EDTA y Fe-HEDTA poseen menor fotodegradabilidad y son de corta duración cuando se aplican en un suelo con un pH demasiado alcalino (cercano a 8). Por sus características, resultan adecuados para la fertilización foliar y se pueden rociar directamente sobre las hojas cloróticas.
Further reading:  Plantas para alejar a los mosquitos en verano

Para más información sobre el uso de quelato de hierro en cultivos, visita Una Planta.

Advertisement