Multiplica Arbustos Fácilmente con Esquejes o Estacas

Advertisement

¿Sabías que puedes multiplicar tus arbustos de forma sencilla? El método de esquejado o estaquillado te permite obtener nuevos individuos a partir de una parte de la planta. ¡Es como si tuvieras una máquina de clonación en casa!

Esquejes Leñosos: Un Clásico Infalible

Los esquejes leñosos son perfectos para la mayoría de los arbustos de hoja caduca, e incluso para algunos de hoja perenne. Piensa en ellos como las estrellas de cine de la multiplicación vegetal. Algunos ejemplos de arbustos que se pueden propagar fácilmente mediante esquejes leñosos son el Árbol de Júpiter, la Bola de Nieve, la Deutzia y el Rosal.

Aquí te presento los pasos para hacer esquejes leñosos:

  1. Recolecta los esquejes en otoño o invierno, cuando los arbustos están sin hojas.
  2. Corta ramitas de aproximadamente 20-30 cm de longitud, con un grosor similar al de un lápiz.
  3. Haz el corte de la base justo por debajo de un nudo o yema, y el corte superior a unos centímetros por encima de otro nudo.
  4. Elimina hojas y brotes para evitar la pérdida excesiva de agua.
  5. Planta los esquejes en recipientes con una mezcla de arena y turba o perlita.
  6. Impregna la base de los esquejes con hormonas de enraizamiento líquidas para favorecer el enraizamiento.
  7. Mantén los esquejes en un lugar protegido hasta que desarrollen raíces.
  8. Luego, podrás trasplantarlos a su lugar definitivo y disfrutar de tus nuevos arbustos.

Esquejes Semileñosos: Una Alternativa Eficaz

Si tienes arbustos como Abelia, Acebo, Aucuba o Azaleas, los esquejes semileñosos son ideales para ti. Estos arbustos se multiplican de manera excelente con este método.

Further reading:  ¡Descubre la influencia mexicana en las películas más esperadas de la temporada!

Aquí te cuento cómo hacer esquejes semileñosos:

  1. La mejor temporada para hacerlo es entre mediados de primavera y principios de verano, o a principios de otoño en climas cálidos.
  2. Advertisement
  3. Corta estaquillas de aproximadamente 15 cm de longitud, con al menos 2 nudos.
  4. Realiza el corte de la base justo por debajo de un nudo.
  5. Elimina las hojas inferiores, dejando solo 2 o 3 pares en el extremo.
  6. Impregna la base de los esquejes con hormonas de enraizamiento para estimular el crecimiento de las raíces.
  7. Prepara macetas o bandejas con una mezcla de turba, mantillo y arena de río lavada.
  8. Coloca los esquejes en el sustrato, enterrando el tercio inferior.
  9. Brinda a los esquejes las condiciones adecuadas de humedad y temperatura.
  10. Después de unas semanas, los esquejes desarrollarán raíces y estarán listos para ser trasplantados a macetas individuales.
  11. Aclimátalos gradualmente a la luz solar y fertilízalos periódicamente para un crecimiento saludable.

Ahora que tienes estos secretos a tu disposición, podrás multiplicar tus arbustos favoritos de una manera divertida y gratificante. ¡Nada se interpone en tu camino hacia un jardín lleno de maravillosas plantas!

Para obtener más información sobre el cuidado de tus plantas y encontrar una amplia selección de variedades, visita Una Planta. ¡Allí encontrarás todo lo que necesitas para convertirte en un experto en jardinería!

Advertisement