Nuestras Orquídeas silvestres: la fascinante relación con las abejas

Advertisement

¿Sabías que las orquídeas son como las rapaces del reino vegetal? José Manuel Caraballo, un apasionado de la naturaleza, ha dedicado su tiempo para escribirnos sobre las orquídeas silvestres. ¡Descubre todo lo que debes saber sobre estas sorprendentes flores y su estrecha relación con las abejas!

Una colección de libros de orquídeas
Imagen: Una colección de libros de orquídeas.

Distribución y Hábitat

Las orquídeas son plantas que se encuentran desde el Ecuador hasta el Círculo Polar, adaptándose a diferentes ambientes, desde las llanuras hasta las montañas nevadas. Algunas son terrestres, otras epífitas, litófitas e incluso subterráneas.

Las Ophrys, en particular, se distribuyen por Europa, África, Asia Menor y las montañas del Cáucaso, pero su hogar principal es la cuenca del Mediterráneo. Son consideradas el grupo más relevante de orquídeas terrestres en Europa. Estas especies tienen preferencia por suelos calizos y abundante luz solar para su desarrollo, aunque algunas también toleran suelos ácidos o húmedos. Se pueden encontrar en matorrales, pastizales e lugares abiertos.

Distribución de las orquídeas
Imagen: Distribución de las orquídeas.

Descripción

Las orquídeas son plantas herbáceas perennes de pequeño tamaño. Tienen una roseta basal de hojas y también hojas caulinares más pequeñas sin manchas. Estas plantas poseen tubérculos subterráneos de los cuales emerge el tallo floral.

Las inflorescencias de las orquídeas son racimos con pocas flores, pero muy vistosas. Cada tallo floral puede desarrollar de dos a doce flores. Estas flores son únicas, no solo por su belleza y variedad de colores y formas, sino también por la habilidad con la que atraen a los insectos. El labelo de las orquídeas imita a diferentes insectos, como abejas, abejorros, escarabajos o avispas, atrayendo y engañando a los polinizadores.

Further reading:  Cómo cuidar tus orquídeas: consejos prácticos para mantener su belleza

El sépalo central de la flor suele ser cóncavo, asemejándose a un pequeño casco sobre la columna. Los sépalos laterales son abiertos y pueden ser verdes, rosados o blanquecinos. Los pétalos laterales son usualmente más pequeños y de color similar al de los sépalos.

El labelo es la estructura más llamativa y grande de la flor. En la mayoría de las especies, el labelo imita a un insecto y se divide en tres lóbulos, siendo los laterales muy variables en forma y disposición, y el central generalmente abombado. El labelo puede tener diferentes niveles de vellosidad, dibujos, espejuelos y crestas.

En el centro de la flor se encuentra la columna, que tiene una cavidad estigmática en la base y aloja dos polinias con sus respectivas caudículas. Algunas especies presentan falsos ojos en los laterales de la abertura estigmática, simulando los ojos de un insecto.

El ovario es sésil y los frutos contienen miles de semillas.

Ciclo de Crecimiento

Durante el verano, las orquídeas entran en reposo y pierden la parte aérea. Sobreviven al calor y la sequía gracias a los tubérculos subterráneos, que actúan como reservas de agua y nutrientes. Durante esta temporada, las hojas de la roseta basal se secan y permanecen inactivas durante el invierno. Durante el otoño, con la llegada de temperaturas más frescas y lluvias, las hojas de la roseta basal vuelven a crecer y se forma un nuevo tubérculo. El desarrollo del tubérculo se detiene en invierno y se acelera en la primavera siguiente. La formación de la inflorescencia se produce utilizando los nutrientes almacenados en el tubérculo viejo. No todas las orquídeas florecen todos los años, ya que necesitan acumular nutrientes durante varios años. Las orquídeas que florecen temprano tienen más posibilidades de ser polinizadas antes de que los machos aprendan a ignorarlas.

Further reading:  Orquídeas de interior: belleza exótica en tu hogar

Del Libro: “Guía de Orquídeas de Extremadura”
Imagen: Del libro «Guía de Orquídeas de Extremadura».

Polinización

Las orquídeas son polinizadas por diversos insectos, como escarabajos, mariposas, abejas y moscas. Sin embargo, los himenópteros (abejas y avispas) desempeñan un papel fundamental en la polinización de las Ophrys. Estas flores han desarrollado señuelos sexuales efectivos para atraer exclusivamente a los machos de estas especies de himenópteros. El labelo de las Ophrys imita a las hembras de estos insectos, y los machos se sienten atraídos sexualmente por estas flores. Durante el intento de cópula, los machos se llevan adheridos los sacos polínicos en la cabeza o el abdomen, lo que permite la polinización de la flor.

Advertisement

Esta forma particular de polinización ha dividido a las Ophrys en dos secciones: la sección Ophrys, en la cual el insecto se encuentra con la cabeza dentro de la flor, y la sección Pseudophrys, en la cual el insecto mira hacia el exterior de la flor y lleva los sacos polínicos en el abdomen.

El engaño sexual no solo es visual, sino también táctil y olfativo. Los machos de himenópteros emergen antes que las hembras y buscan realizar la cópula con las orquídeas. El acto de pseudocópula puede durar desde pocos segundos hasta varios minutos. A pesar de este refinado sistema de engaño, la hibridación natural entre especies de Ophrys es común.

Las flores de las Ophrys también producen sustancias aromáticas, que aunque no sean exactamente las mismas feromonas que segregan las hembras de los insectos, resultan atractivas y estimulantes para los machos. Estos aromas desempeñan un papel importante en los procesos de especiación. En algunos casos, la similitud entre las orquídeas y los insectos es evidente en la vellosidad, las manchas, las crestas y los ojos.

Further reading:  Orquídea Negra: El Misterio de la Flor Oscurecida

Cada especie de Ophrys tiene su propio insecto polinizador y depende completamente de él para su supervivencia. Es interesante destacar que los machos engañados es probable que no vuelvan a interactuar con las orquídeas de la misma especie. Por lo tanto, solo alrededor del 10% de la población de Ophrys llega a ser polinizada. A pesar de esto, este porcentaje es suficiente para mantener la población, ya que cada flor fertilizada puede producir hasta 12,000 semillas diminutas.

Principales Especies en la Península Ibérica

  • Ophrys apifera
  • Ophrys atlantica
  • Ophrys aveyronensis
  • Ophrys bertolonii
  • Ophrys bombylifrora
  • Ophrys dyris
  • Ophrys gr. fusca
  • Ophrys insectifera
  • Ophrys lutea
  • Ophrys gr. scolopax
  • Ophrys speculum
  • Ophrys gr. sphegodes
  • Ophrys subinsectifera
  • Ophrys tenthredinifera
  • Ophrys vernixia

Ophrys lutea quarteirae
Imagen: Ophrys lutea quarteirae

Ophrys bombyliflora
Imagen: Ophrys bombyliflora

Híbridos

Además de la belleza y complejidad de las especies de Ophrys, también existen híbridos producto de la polinización cruzada. Estos híbridos pueden complicar aún más la identificación de ciertas especies y son motivo de asombro para los amantes de las orquídeas. Si deseas profundizar más en este tema, te recomendamos explorar los estudios sobre híbridos de Ophrys en Europa.

¡Las orquídeas silvestres son un tesoro de la naturaleza! Su relación simbiótica con las abejas es un ejemplo perfecto de la complejidad y la belleza que se encuentra en nuestro entorno natural. Son una prueba de lo maravilloso que puede ser el mundo de las plantas.


Este artículo fue inspirado en la historia original de José Manuel Caraballo, experto naturalista de Ideas Medioambientales. Puedes encontrar más contenido relacionado con las orquídeas en Una Planta.

Advertisement