Falsas acusaciones vincularían a Andrea con el feminicidio de Silvia Jazmín (+Vídeo)

Advertisement

En un caso que ha conmocionado a muchos, Lorena Jara Fonseca, madre de Andrea Aguilar Jara, asegura que su hija fue condenada injustamente por el feminicidio de Silvia Jazmín Armendáriz Alpuche. Según Lorena, los testigos que declararon en su contra estaban encarcelados o en otras localidades en el momento de los supuestos testimonios. Esta situación ha causado un gran revuelo, ya que se busca justicia para una persona inocente.

Andrea fue sentenciada a 70 años de prisión por su presunta participación en el feminicidio ocurrido el 15 de agosto de 2019 en Minatitlán. Sin embargo, su madre afirma que no se ha hecho justicia en este caso y que Andrea es inocente.

Indicios de falsos testimonios

Según Lorena Jara Fonseca, la Fiscalía presentó pruebas de geolocalización de un celular que no pertenecía a Andrea Aguilar Jara. Además, se descubrió que uno de los testigos era empleado de la abogada Isabel Morales Aguirre, asesora jurídica de Silvia Alpuche, y otro era miembro de una asociación liderada por la misma defensora. Estos hechos son claros indicios de que se trata de falsos testimonios.

Jara Fonseca insiste en que su hija siempre colaboró con las autoridades, brindando toda la información que tenía conocimiento y constancia. Incluso, Andrea dejó su equipo celular en cadena de custodia en la Fiscalía para que se extrajera la información necesaria para la investigación. Sin embargo, la familia Armendáriz Alpuche y la Fiscal Mendoza decidieron que Andrea acusara al exnovio de la occisa, algo que ella no podía confirmar.

Further reading:  Código de Color: Descubre el Fascinante Mundo de los Colores

Testimonios increíbles

Lorena Jara Fonseca reveló que, después de que la familia Armendáriz Alpuche contrató a Isabel Morales Aguirre como asesora jurídica, buscaron a Andrea para que les ayudara a aclarar algunas dudas relacionadas con la carpeta de investigación. Durante esas reuniones, Andrea fue presionada para declarar falsamente agresiones por parte del exnovio de Silvia Jazmín, siendo persuadida con la promesa de ser testigo protegido y mantener su identidad en secreto. Sin embargo, Andrea se negó a declarar falsedades.

Posteriormente, el 3 de diciembre de 2020, Andrea Aguilar Jara fue detenida con una orden de arresto acusada de ser cómplice del feminicidio de Silvia Jazmín Armendáriz Alpuche. Las acusaciones se basaron en las declaraciones de cinco personas que se presentaron ante la Fiscalía, principalmente en contra de Andrea, y que fueron protegidas con identidad resguardada por la fiscal Inés Mendoza Ayoctle.

Advertisement

Andrea no estaba presente

Lorena asegura que tienen pruebas de geolocalización del celular de Andrea que demuestran que estuvo cenando en un restaurante de la zona el 14 de agosto de 2019, entre las 9:00 y las 11:45 de la noche, en compañía de un amigo y su padre, quienes también testificaron que Andrea no pudo haber participado en la desaparición de Silvia Jazmín.

A pesar de esto, la Fiscalía solo consideró un análisis técnico realizado por el perito en Tecnología de la Fiscalía de Minatitlán, Marco Antonio Solís Salgado, sobre la ubicación de los celulares de Andrea, Jazmín y el exnovio, análisis que carece de precisión debido a que menciona un celular que no es de Andrea.

Further reading:  Jazmín: Descubre sus cuidados y beneficios

Además, Lorena señala que la Fiscal Inés Mendoza Ayoctle obstaculizó en todo momento la entrega de información a la defensa de Andrea.

Un juicio parcial

En el juicio oral, presidido por el Juez Florencio Hernández Espinoza, se evidenció que los testigos mentían y se contradecían en sus declaraciones. Se descubrió que uno de los testigos, T02, había estado encarcelado por un delito de pederastia y que otro, T04, estaba acusado de delincuencia organizada y narcotráfico. Incluso, la testigo T05, quien afirmó haber presenciado el crimen, no se encontraba en Minatitlán en la fecha en que ocurrió el feminicidio.

A pesar de todas estas contradicciones, el juez ignoró las pruebas que demostraban la inocencia de Andrea y la condenó a 70 años de prisión basándose en el testimonio de T05 y en el análisis manipulado del perito Solís.

Lorena Jara Fonseca impugnó la sentencia del juez y continuará luchando en los tribunales para demostrar que Andrea es un chivo expiatorio y que su hija es inocente.

Para obtener más información sobre esta historia, te recomendamos visitar UnaPlanta.com.

Advertisement