Descubre el Fascinante Acebal de Garagüeta

Advertisement

El Acebal de Garagüeta, ubicado al norte de la provincia de Soria, en el municipio de Arévalo de la Sierra, es un tesoro natural que alberga una formación vegetal única dominada por los majestuosos acebos (Ilex aquifolium). Esta zona constituye una de las extensiones más amplias de acebal en la Península Ibérica.

Los acebos se extienden aquí en un vasto bosque, algo inusual para esta especie, y dominan casi exclusivamente el territorio. Sin embargo, también es posible encontrar otras especies de arbustos y árboles de menor tamaño, lo que contribuye a aumentar la diversidad de este fascinante lugar.

Con una extensión de 406 hectáreas en la ladera sur de la sierra de Montes Claros, el Acebal de Garagüeta forma parte de la Red Natura 2000 y fue declarado Reserva Natural en 2008, siendo uno de los espacios protegidos de Castilla y León.

Historia y Naturaleza en Arévalo de la Sierra

En Arévalo de la Sierra, además de la belleza del Acebal de Garagüeta, encontrarás un espacio acondicionado como área de recreo con fuentes, barbacoas y juegos infantiles. También se encuentra la antigua fragua, un edificio construido en 1925 donde el herrero solía fabricar y reparar aperos de labranza y otros utensilios. También se encargaba de herrra a los animales, para lo cual se añadió posteriormente un potro que ayudaba a inmovilizar a los caballos y vacas durante el proceso.

No puedes dejar de visitar la Casa del Acebal, que ocupa la antigua vivienda de los maestros de Arévalo de la Sierra. Este edificio de tres plantas ha sido recientemente restaurado y se ha convertido en un centro de referencia que muestra la importancia de los acebales de estas sierras, destacando la Reserva Natural del Acebal de Garagüeta y otras áreas cercanas como el Acebal de la Dehesa de Oncala.

Further reading:  La Historia Apasionante del Santuario de Nuestra Señora del Acebo

Los Castros y su Patrimonio Cultural

En el entorno del Acebal de Garagüeta, se conservan una serie de castros que representan un valioso patrimonio cultural y se integran perfectamente en el ecosistema natural de la zona.

Advertisement

Estos asentamientos de poblaciones prerromanas están siempre ubicados en la cima de una colina desde donde controlaban su entorno y las zonas de pastoreo circundantes. Como medida defensiva, los poblados estaban rodeados por una muralla construida con canto seco, de la cual hoy en día solo se conservan algunos fragmentos junto con piezas de cerámica fabricadas a mano.

Uno de estos castros es el Castro del Alto de la Cruz, que se encuentra cerca de la entrada al Acebal. Se asienta sobre una superficie plana y alargada y a pesar de las empinadas pendientes del cerro, fue fortificado con un recinto amurallado que rodeaba completamente el poblado. Con una altitud de 1474 metros y amplias vistas, su ubicación estratégica es evidente.

Otro castro destacado es el conocido como El Castillejo, situado cerca de Ventosa de la Sierra. Este castro se alza sobre un cerro cónico de 1.333 metros y domina la cabecera del río Zarranzano. Actualmente, se puede observar el derrumbe de lo que fue la muralla que rodeaba completamente el poblado.

Además de estos castros, en el entorno también se encuentran otros señalizados como el castro de Gallinero o el de Castilfrío de la Sierra, que podrás descubrir a través de una ruta de senderismo señalizada, el PR-SO 69, con una distancia de 26,3 km.

En resumen, el Acebal de Garagüeta es un lugar mágico que combina la belleza natural de los acebos con el rico patrimonio cultural de los castros. Si te apasiona la naturaleza, la historia y los secretos que esconden los lugares misteriosos, no puedes dejar de visitar este enclave único. ¡Una planta!

Advertisement