Guía completa de la suculenta Graptopetalum Paraguayense

Guía completa de la suculenta Graptopetalum Paraguayense
Advertisement

La fascinante Graptopetalum Paraguayense, también conocida como Planta Fantasma, Graptopétalo o Planta Madreperla, es una especie que proviene del noreste de México, específicamente de Tamaulipas, y del sur de Estados Unidos, en el estado de Texas.

Esta suculenta se destaca por su capacidad para resistir el frío y por su impresionante tamaño en comparación con otras suculentas similares. Es muy común de encontrar en viveros, lo que la convierte en una de las favoritas entre los amantes de estas plantas.

En esta guía, te brindaré toda la información que necesitas saber sobre las características, los cuidados y la reproducción de esta fascinante suculenta fantasma.

Características principales

  • Iluminación: requiere de semisombra a pleno sol.
  • Altura: puede crecer hasta 15-30 cm de alto y 20-50 cm de ancho.
  • Sustrato: necesita un sustrato con buen drenaje.
  • Riego: necesita un riego moderado debido a sus hojas gruesas.
  • Temperatura mínima: puede soportar hasta -6°C.
  • Reproducción: se puede reproducir a través de semillas, retoños y esquejes de hojas o tallos.
  • Origen: se encuentra en México (Noreste) y Estados Unidos (Texas).

La Graptopetalum Paraguayense pertenece a la familia de las crasuláceas. Crecen en forma de roseta, con hojas gruesas y carnosas similares a las Echeverias.

Si se cultiva a la sombra, conocida también como planta fantasma, crece con hojas de tonalidades verdes. Sin embargo, cuando se cultiva a pleno sol, sus hojas adquieren tonalidades que van desde el verde grisáceo hasta el gris, con algunos toques de color rosado.

En comparación con la mayoría de las suculentas, la Graptopetalum Paraguayense es de gran tamaño. Su roseta puede crecer hasta 15-30 cm de alto y 20-50 cm de ancho.

Durante la primavera y el verano, produce flores en forma de estrella de color blanco, con algunos toques de color rojizo y tonos amarillos en el centro.


Foto por @suculentasalenteju

Es interesante saber que tanto la Graptopetalum Paraguayense como la Sedum Stahlii se utilizaron en el proceso de hibridación para crear la Graptosedum Bronze, una de las mejores suculentas para principiantes.

Cuidados de la Graptopetalum Paraguayense

Iluminación

Al igual que la mayoría de las suculentas con tonalidades similares, la Graptopetalum Paraguayense necesita entre 4 y 8 horas de sol directo al día.

Si vives en un lugar donde las temperaturas no superan los 38-40°C, puedes dejarla a pleno sol durante todo el día sin problemas. Sin embargo, si las temperaturas son más altas, es recomendable buscarle un lugar con sombra durante el sol intenso del mediodía.

Further reading:  Todo lo que debes saber sobre la Echeveria elegans o rosa de alabastro

Recuerda que si la planta fue cultivada en un vivero bajo una malla de sombra, es importante permitirle adaptarse progresivamente al sol directo antes de exponerla a tantas horas de luz solar.

Riego

La Graptopetalum Paraguayense retiene una buena cantidad de agua en sus hojas y tallos, al igual que la mayoría de las suculentas con hojas gruesas.

Por lo tanto, es importante tener precaución al regar esta suculenta para evitar que se pudra. Debes esperar a que el sustrato esté completamente seco antes de volver a regarla. Nunca la riegues si el sustrato aún está húmedo, ya que esto podría llevar a la pudrición de la planta.

Si deseas intensificar los tonos grisáceos y lilas de la planta, puedes dejarla pasar un poco de sed, pero sin llegar a deshidratarse. Por ejemplo, si normalmente la riegas cada 9 días, puedes esperar un par de días más entre riego y riego, lo que intensificará sus colores. A este proceso se le conoce como «estresar» a la planta.

Sustrato

La Graptopetalum Paraguayense se adapta relativamente bien a cualquier sustrato, siempre y cuando tenga un buen drenaje para evitar el encharcamiento.

Además de tierra, el sustrato debe contener algún material poroso como grava o piedra volcánica. Esto ayudará a evitar que el sustrato retenga demasiada agua y, por lo tanto, a prevenir la pudrición de la planta.

Temperatura

La temperatura ideal para el crecimiento y floración óptimos de la Graptopetalum Paraguayense oscila entre los 16°C y los 27°C. Sin embargo, esta suculenta puede tolerar temperaturas más altas y más bajas.

Esta planta en particular puede resistir bajas temperaturas durante algunos días, llegando incluso a soportar temperaturas cercanas a los -6°C. Sin embargo, si se expone a temperaturas tan bajas de manera prolongada, es probable que muera rápidamente.

Planta fantasma en maceta marron
Foto por @apartamentosuculento

Cómo reproducir la Graptopetalum Paraguayense

La Graptopetalum Paraguayense se puede reproducir o propagar mediante semillas, retoños y esquejes de hojas o tallos. La opción más común y efectiva es la reproducción por esquejes y retoños, aunque esta última ocurre de manera natural y no se puede controlar más allá de cuidar bien a la planta.

También es común reproducirla mediante hojas, ya que la planta fantasma tiene una gran capacidad para reproducirse de esta forma, aunque el crecimiento es más lento que con la reproducción por esquejes.

Hay personas que optan por la reproducción por semillas durante la primavera y el verano, pero este método es menos utilizado debido a su mayor complicación y el tiempo que lleva. Sin embargo, la reproducción por semillas permite obtener una gran cantidad de plantas, ya que no estás limitado a los esquejes o retoños que pueda generar tu suculenta.

Further reading:  Echeverias: Descubre las fascinantes suculentas de América Latina

A continuación, te explico cómo reproducir esta suculenta mediante cada método:

Reproducción por hojas

Aunque es un proceso más lento que el de los esquejes o retoños, a la Graptopetalum Paraguayense se le da muy bien reproducirse mediante hojas. Para hacerlo, primero debes arrancar una hoja con mucho cuidado, asegurándote de retirarla completa desde la base y de no dejar ningún fragmento en el tallo. Lo más recomendable es elegir las hojas más bajas.

Al retirar la hoja, colócala en una maceta desinfectada previamente con alcohol. Colócala boca abajo para permitir que las raíces crezcan, penetren debajo del sustrato y evita que les dé el sol directamente.

Advertisement

Es importante tener en cuenta que cuando estás reproduciendo la planta mediante hojas, no es recomendable exponerla al sol directo, especialmente en las primeras etapas de su crecimiento.

Cuando las raíces comiencen a crecer, cúbrelas con sustrato y brinda a la planta los cuidados normales, como una buena iluminación y un riego cada vez que el sustrato esté seco.

Con el tiempo, la planta crecerá más, desarrollará un tallo y la hoja madre se secará y se desprenderá.

Una vez que la hoja madre se desprenda, si propagaste la planta junto con hojas de otras suculentas, es el momento de trasplantarla a una maceta individual pequeña para que pueda seguir creciendo con más espacio. Si la propagaste por sí sola, simplemente retira la hoja madre para evitar plagas y continúa brindándole los cuidados normales.

Reproducción por retoños

Cuando la Graptopetalum Paraguayense se encuentra en condiciones favorables, produce retoños. Estos son pequeñas plantas completas que crecen en la base de la planta madre.

Para reproducirlos, simplemente retíralos con mucho cuidado de la planta madre, plántalos en una maceta diferente y bríndales los cuidados normales para suculentas.

Prefiere retirar los retoños más maduros, aquellos que ya tienen algunas raíces en el tallo, ya que son más fáciles de desprender y crecerán más rápido.

La mejor temporada para trasplantar los retoños es durante la primavera, ya que es cuando crecen y se reproducen más rápidamente. Sin embargo, esto no significa que no puedas hacerlo en otras épocas del año, simplemente crecerán más lentamente.

Este método es muy efectivo, ya que los retoños son pequeñas plantas completas y se adaptan rápidamente a su nuevo hogar.

Further reading:  Echeveria Mauna Loa: Una Belleza Volcánica

Reproducción por esquejes

En la Graptopetalum Paraguayense, al igual que en la mayoría de las suculentas, el método más efectivo de reproducción es mediante esquejes, sin contar la reproducción por retoños, que es un proceso natural y no podemos controlar.

Los esquejes, al tratarse de rosetas ya formadas con su tallo, suelen desarrollar raíces en poco tiempo.

Para hacerlo, primero debes elegir el esqueje a cortar. Es recomendable seleccionar uno que ya tenga su roseta bien formada y de buen tamaño, ya que esto facilitará el desarrollo de las raíces.

Una vez que hayas elegido el esqueje, córtalo con mucho cuidado utilizando un cuchillo, tijeras o cúter previamente esterilizados con alcohol.

Es importante que el corte del tallo sea horizontal para facilitar el proceso de cicatrización de la herida y para que una vez plantado en el sustrato, pueda generar raíces más rápido.

Una vez cortado el esqueje, retira las hojas inferiores para dejar la base del tallo libre y facilitar la generación de raíces. Con dejar 1 o 2 cm será suficiente.

Como la herida estará húmeda, es recomendable dejar secar el esqueje durante 1 o 2 días hasta que se forme una costra. Deja el esqueje en un lugar con buena circulación de aire, sin sol directo y en posición vertical para favorecer la cicatrización.

Cuando el esqueje esté cicatrizado, plántalo en una maceta con sustrato y no lo riegues hasta pasados 5 a 7 días. Esto permitirá que la herida siga cicatrizando y que las raíces se desarrollen sanas y resistentes.

Después del primer riego, mantén la planta con los cuidados normales mencionados anteriormente.

¿Qué te ha parecido la Graptopetalum Paraguayense?

Como hemos visto, la Graptopetalum Paraguayense es una suculenta muy hermosa, con hojas de tonalidades poco comunes que le han valido el apodo de planta fantasma.

Además, su resistencia al frío es una característica poco común en este tipo de plantas, lo que la convierte en una excelente opción para personas que viven en climas fríos y que normalmente no pueden cultivar suculentas.

Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo en tus redes sociales con otros amantes de las suculentas. Nos hará mucha ilusión que llegue a más personas y les ayude a aprender un poco más sobre los cuidados y la reproducción de la Graptopetalum Paraguayense, la planta fantasma.

¡Un abrazo y que disfrutes cuidando de tus plantas!

Recursos e imágenes:

  • Llifle Encyclopedia, Graptopetalum Paraguayense
  • Plants of the World Online, Graptopetalum Paraguayense
  • NC State University
  • University of Florida
  • @atisuculenta
  • Una Planta
Advertisement