Suculentas con flores: una explosión de belleza en tu hogar

Las suculentas con flores son mucho más comunes de lo que pensamos. De hecho, la mayoría de las suculentas y cactus cuentan con hermosas flores. Si estás buscando darle un toque de color y vida a tu casa o jardín, las suculentas con flores son una excelente opción. Estas plantas son curiosas y sus flores son diferentes a las tradicionales plantas de interior o exterior, por lo que requieren cuidados especiales para desarrollarse plenamente.

Ya sabemos que las suculentas son fáciles de cuidar, ya que existen tantas variedades que siempre encontrarás una que se adapte a tu hogar. Lo más importante es saber cuáles son las suculentas que florecen, ya que puede resultar un poco complicado si no estás familiarizado con las diferentes variedades. En este artículo, te hablaremos de varios tipos de suculentas con flores, cómo reconocerlas y los cuidados que necesitan.

Diferencia entre crasas y cactus

Antes de adentrarnos en los tipos de suculentas con flores, es importante entender la diferencia entre las crasas y los cactus:

  • Crasas: son plantas con hojas carnosas que sirven como reservorio de agua. Algunas variedades son las echeverias, crassula ovata o Sansevieria.

  • Cactus: a diferencia de las crasas, los cactus tienen hojas que se han convertido en espinas para conservar el agua en su tronco. Algunos ejemplos son la chumbera, la cebra o el cactus de Navidad.

Suculentas con flores: variedades y cuidados

Las suculentas con flores son realmente llamativas y originales, aunque la floración puede ser compleja y depende de cada especie. Además, cuando son pequeñas o simplemente esquejes, resulta difícil saber si florecerán.

A continuación, te presentamos algunas variedades de suculentas con flores:

Rosa del desierto

Esta suculenta de origen africano, conocida científicamente como Adenium Obesum, es popularmente conocida como rosa del desierto debido a sus llamativas flores rosadas en forma de tubo. Es una planta de tamaño mediano que puede alcanzar hasta un metro de altura. La época favorita de floración es el verano, ya que prefiere los climas cálidos y secos. Además, requiere poco riego.

Suculentas con flores Rosa del desierto

Piedra lunar

Esta suculenta pertenece a la familia de las Crassulaceae y es originaria de México. Sus hojas ovales y aplanadas le otorgan el nombre de piedra lunar. Sus flores suculentas son pequeñas, con forma de campanita y color verdoso. Suelen aparecer en primavera y prefiere estar en interiores o invernaderos debido a su preferencia por climas cálidos.

Suculenta Piedra Lunar

Aloe vera

El aloe vera, también conocido como sábila, es una de las suculentas con flores más populares y reconocidas en todo el mundo. Además de su valor ornamental, esta planta posee propiedades medicinales. Originaria de África, sus hojas carnosas y el hecho de que pueda alcanzar hasta 3 metros de altura la hacen fácilmente reconocible. Sus flores son grandes y amarillas, creciendo en racimos.

Suculenta Aloe Vera

Corona de espinas

Esta planta, conocida como espinas de Cristo debido a las espinas llamativas que nacen de su tallo, es originaria de Madagascar. Sus flores son pequeñas y amarillas, y florecen a finales del invierno o principios de la primavera. Es una planta que necesita mucho sol.

Further reading:  Plantas de Kalanchoe: cuidados y beneficios

Suculentas con flores Corona de espinas

Echeverias

Existen muchas variedades de echeverias, ya que se pueden encontrar hasta 400 subespecies distintas. Estas suculentas son originarias de México y se reconocen fácilmente porque crecen en forma de roseta, sin tallo y con hojas grandes, carnosas y de tonalidades verdosas, azuladas e incluso rojizas. Son plantas perennes y las flores se desarrollan en un tallo largo y central con flores llamativas.

Suculenta Echeveria

Planta rosario

Esta planta suculenta es especialmente curiosa, ya que sus pequeñas hojas en forma esférica cuelgan hacia abajo en racimos. Produce florecillas de color blanco de tamaño muy pequeño pero con un aroma encantador. Es una planta de interior que agradece la semisombra.

Suculenta Planta rosario

Siempreviva

Esta suculenta crece en forma de roseta y cuenta con hojas que van desde el verde hasta una pincelada morada en las puntas. Su hábitat natural es en altitudes y produce flores en forma de tallo con pétalos blancos. Si una de tus rosetas muere después de florecer, no te preocupes, las demás rosetas que no han florecido se propagarán.

Suculenta Siempreviva

Uña de gato

Esta suculenta recibe el sobrenombre de uña de gato debido a la forma de sus hojas. Pertenece al grupo de suculentas rastreras, ya que se reproduce a ras de suelo y se extiende rápidamente. Sus flores son llamativas y tienen tonalidades moradas brillantes. Florecen en primavera y verano, y no requieren muchos cuidados, ya que resisten tanto el sol como la sombra.

Suculentas con flores Uña de Gato

Crassula ovata

El árbol de jade, también conocido como crassula ovata, es una de las suculentas con flores más populares y fáciles de encontrar. En muchas partes del mundo también se le conoce como árbol del dinero. Puede llegar a alcanzar hasta 2 metros de altura y sus flores blancas y rosadas son pequeñas y estrelladas, creciendo en racimos.

Es una planta resistente, aguanta bien la sequía, necesita mucha luz, pero no resiste bien el frío ni el exceso de agua.

Sigilosa arbusiva

Conocida como la planta de hielo, la sigilosa arbusiva pertenece al género Delosperma y es originaria de África. Se trata de una suculenta rastrera de pequeño tamaño con hojas verdes y flores amarillas muy llamativas que pueden aparecer durante toda la temporada. Son resistentes e incluso pueden soportar alguna helada, y agradecen la luz directa del sol.

Flores suculentas Sigilosa arbusiva

Preager (Aeonium gomerense)

Esta suculenta es originaria de la isla de La Gomera, en el archipiélago canario, España. Es una planta perenne que puede alcanzar hasta 30 cm de altura gracias a sus hojas carnosas dispuestas en forma de roseta. Sus hojas tienen una tonalidad verde predominante y bordeadas por un suave color rojo o violeta.

Cactus en flor

Además de las suculentas, los cactus también ofrecen una amplia variedad de especies con flores curiosas y llamativas:

Cactus luna

Este cactus es endémico de Paraguay y Argentina, y se utiliza a menudo para hacer injertos en otros cactus. Tiene un único tallo de tono verdoso rojizo y puede alcanzar una altura de hasta 6 cm. Del tallo nacen ocho costillas de las que brotan espinas. Sus flores amarillas y blancas, con forma de campana, florecen en primavera y verano y pueden llegar a medir hasta 5 cm de largo.

Cactus Luna

Lithops o cactus piedra

Los lithops, también conocidos como cactus piedra, son originarios de África. Su nombre se debe a su forma y color, que se asemejan a piedras achatadas y redondeadas. Este género cuenta con aproximadamente 100 especies diferentes. Sus hojas son anchas y carnosas, divididas únicamente por una pequeña apertura de la que nacen las flores en otoño. Estas flores suelen ser más grandes que el propio cactus y pueden ser de color blanco, verde, rosado o gris, dependiendo de la especie.

Further reading:  Cactus, Suculentas y Crasas: ¡Decora tu hogar con estilo!

Lithops o cactus piedra

Nopal (Opuntia)

El nopal pertenece a la familia Opuntia y cuenta con más de 300 especies de cactus con flores, todas ellas de origen americano. Estos cactus suelen ser bastante grandes y expansivos, con hojas aplanadas en forma de raqueta llenas de espinas. Algunas variedades dan frutos comestibles y sus flores tienen tonalidades cálidas como el naranja, el amarillo o el morado.

Nopal (Opuntia)

Cactus piedra viva (Conophytum calculus)

Este cactus, relacionado con los Lithops, se asemeja a pequeñas plantas redondeadas que parecen piedras de color verdoso. Son originarios de África y crecen en zonas muy áridas. Sus hojas son únicas, formando una sola unión con una abertura en el centro, de la cual nace una flor similar a una margarita amarilla con pétalos delgados.

Conophytum calculus

Cactus San Pedro (Echinopsis pachanoi)

Este cactus compacto de forma ovalada puede llegar a superar el metro y medio de altura. Su tallo es grueso y está lleno de espinas. Es una planta perfecta para períodos de sequía, ya que es muy fácil de mantener. Su floración se produce en verano, a partir del tercer año, y sus flores son grandes, aromáticas y llamativas. Si tienes un jardín soleado, tener un cactus San Pedro será un acierto, ya que aporta elegancia y sencillez.

Cactus San Pedro

Cactus Mammillaria

Este cactus redondeado tiene una característica peculiar: sus espinas están dispuestas alrededor de la planta en forma de espiral en lugar de por costillas. Sus flores rosas y blancas florecen en forma de corona en la parte superior.

Cactus Mammillaria

Cactus de Navidad o Pascua

Este cactus, conocido como cactus de Pascua o Navidad, tiene el nombre científico de Hatiora gaertneri. Sus flores son rojas y llamativas, aunque también pueden ser rosadas, blancas o naranjas. Tiene tallos largos en forma de cadena con hojas planas, lo que le confiere una apariencia colgante. Las flores nacen al final de estos tallos largos y, para florecer adecuadamente, necesitan estar ubicados en una zona semi sombreada y recibir riegos con agua tibia, evitando el agua fría.

Cactus de Navidad o Pascua

Cactus ojo de dragón (Huernia)

Este cactus recibe el nombre de ojo de dragón debido a la forma de campana que tienen sus flores de color granate y blanco. Su tallo es verde claro, grueso y cuenta con costillas llenas de espinas anchas. A esta planta le gusta mucho la luz y los climas cálidos, que van desde los 15 a los 30 grados.

Tipos de flores suculentas

Además de las suculentas con flores propiamente dichas, existen otras variedades de suculentas cuya forma se asemeja a una flor o una roseta. Muchas de estas especies también pueden florecer. Algunos ejemplos de estas suculentas son:

Suculentas rosas

Existen diferentes suculentas cuyas hojas tienen tonalidades rosadas, lo que las hace hermosas y exóticas. Algunas de estas especies son:

  • Graptopetalum Rusbyi: esta suculenta crece en forma de roseta con hojas grandes de un tono rosa intenso. Puede plantarse en macetas de barro o en el jardín, siempre y cuando tenga un buen drenaje.

  • Pachyphytum Machucar: esta suculenta adorable cuenta con hojas pequeñas, redondas y carnosas llamadas «baby finger». Su tono empolvado y suave las convierte en una de las suculentas rosas más adorables.

  • Aeonium Medusa: esta suculenta holandesa tiene hojas grandes y planas. Su color varía del verde a un rosa fucsia en los bordes, dependiendo de la época del año y las horas de sol que reciba.

  • Sedum Rubrotinctum Aurora: esta suculenta rosa es muy similar a la cola de burro, pero sus racimos tienen tonalidades rojizas.

Further reading:  El Delicioso Significado de lo Suculento

Suculenta rosa negra

La suculenta negra, también conocida como Aeonium Zwartop, es de origen incierto. Pertenece a la familia de las echeverias y crece a partir de un tallo largo y leñoso. Sus hojas se desarrollan en forma de roseta y tienen un color negro intenso que a veces se inclina hacia un tono borgoña oscuro.

Suculenta Rosa Negra

Suculenta Hoya Kerii

Esta suculenta es conocida como Hoya Kerii y tiene una forma peculiar en forma de corazón que la hace única e irresistible. Además, sus flores también son hermosas y muy curiosas.

Suculenta Hoya Kerii

Suculentas colgantes con flores

Existen muchas suculentas colgantes que florecen en diferentes épocas del año. El color de sus hojas y flores es infinito, y podrás encontrar ejemplos de suculentas colgantes con flores en imágenes anteriores.

Cuidados de las flores suculentas y cactus

La floración es un momento importante para las suculentas y los cactus, ya que podemos disfrutar de su belleza durante un período de tiempo. Sin embargo, una vez que pasó la época de floración, es importante cortar el tallo lo más cerca posible de la base para conservar la planta.

Es fundamental tener cuidado al hacerlo para no dañar el tronco o el resto de las hojas, ya que esto podría provocar la pudrición de la suculenta o el cactus. En la web, encontrarás muchas ideas y consejos sobre cómo cuidar, reproducir o regar suculentas.

Aquí tienes algunos consejos para cuidar las suculentas con flores:

  • Pulgones: si la flor tiene pulgones, puedes rociarla con alcohol al 50% o 70% o con jabón de horticultura para eliminarlos.

  • Conoce la especie: cada especie de suculenta tiene características específicas que debes conocer para cuidarla adecuadamente y hacerla florecer más esplendorosamente.

  • Exposición al sol: cuando las suculentas florecen, puedes exponerlas un poco más al sol o a la claridad, evitando las horas de calor extremo.

  • Fertilizante: alimentar el sustrato de las suculentas es fundamental cuando están en flor.

Ten paciencia, ya que la floración puede tardar varios años en algunas suculentas y cactus. Las flores suculentas llevan su tiempo y, antes de preocuparte, asegúrate de que estén recibiendo los cuidados adecuados. Cada suculenta tiene preferencias específicas en cuanto a sol y agua, así que asegúrate de investigar y proporcionarles los cuidados adecuados para ver un desarrollo notable.

Si eres amante de las plantas, te recomendamos visitar jardines botánicos donde podrás disfrutar de una amplia variedad de suculentas con flores y cactus. Afortunadamente, cada vez es más fácil encontrar nuestras especies favoritas en viveros o tiendas especializadas, donde los profesionales pueden brindarte consejos expertos sobre el cuidado adecuado.

Recuerda que las suculentas con flores son una opción maravillosa para llenar tu hogar de color y vida, y con los cuidados adecuados, podrás disfrutar de su belleza durante mucho tiempo. ¡No dudes en experimentar con diferentes variedades y crear un jardín único! Una Planta tiene una amplia selección de suculentas con flores para que puedas empezar a crear tu propio oasis verde.

YouTube video
Suculentas con flores: una explosión de belleza en tu hogar