¡Sorprendente! ¿Existe una distinción entre cactus y suculentas?

Advertisement

¡Las apariencias pueden ser engañosas! Es como ese pastelito del buffet que te parece la mejor opción para disfrutar sin remordimientos. Su aspecto y forma te atraen como ningún otro, lo hueles, lo miras y lo agarras convencido de que será como un pedacito de cielo. Pero resulta que no, su sabor no es para nada como habías imaginado. Sin embargo, la sorpresa que nos depara el mundo de los cactus y suculentas no es tan desagradable como elegir un postre insatisfactorio. ¡Con los postres no se juega!

Los cactus y suculentas son plantas que todos deberíamos tener en casa. Es casi una obligación. Además, lucen hermosas en cualquier lugar. Y sí, son perfectas para ti, ya sea que dediques 24 horas al día a cuidarlas, o que no pares ni un segundo en casa. Pero aquí hay algo interesante: la diferencia entre cactus y suculentas es MUY grande. Bueno, normalmente se consideran dos plantas completamente diferentes, pero déjame decirte que esto no es cierto. ¿Cómo te quedas? Algunos han caído de sus sillas en la oficina cuando se enteraron.

Vamos a profundizar un poco más, porque no podemos soltar bombas de información sin ninguna explicación.

¿Qué conexión tienen los cactus y suculentas?

¡Prepárate, esto será impactante! En realidad, en botánica no se distingue mucho entre cactus y suculentas. En realidad, los cactus y las crasas forman parte de lo que se conoce como suculentas. ¡¿QUÉ?! Sí, los cactus son suculentas. Los cactus y las crasas son familiares, pertenecen a la misma familia de las suculentas.

Further reading:  Cactus, Crasas y Suculentas: Un Vistazo a Estas Fascinantes Plantas

Y dirás: «pero si no se parecen en nada». Es cierto, pero no todos los hermanos son idénticos. Hay una razón por la cual no se parecen en absoluto. Y esa razón es el lugar donde crecen. Tanto los cactus como las crasas crecen en lugares completamente diferentes, lo que significa que también se enfrentan a climas diferentes y deben desarrollar diferentes formas de adaptación. La diferencia más evidente radica en cómo almacenan agua.

Advertisement

Benditos cactus

Ellos son los reyes del desierto. Viven en lugares donde la lluvia es escasa. Lo que en otros casos serían hojas, en los cactus se convierten en espinas. Estas espinas les sirven como protección solar y les ayuda a evitar la deshidratación durante la fotosíntesis. Esas mismas espinas que te pinchan cada vez que tocas un cactus, son las que capturan las gotas de rocío matutino. Son las que les brindan vida a los cactus.

¡Llega el turno de las crasas!

Estas adorables y regordetas plantas nos tienen totalmente cautivados. Las crasas tienen algo espectacular: son capaces de gestionar sus propios recursos de agua. Almacenan agua en diferentes partes de su cuerpo y la guardan para usarla en caso de que te olvides de regarlas algún día. Algunas almacenan agua en sus hojas y su apariencia carnosas o no, depende de la frecuencia de riego. Si las riegas con mayor frecuencia, se verán más regordetas; si las riegas menos, no estarán tan carnosas.

Así que sí, existen pequeñas diferencias entre cactus y suculentas. ¡Solo unas pequeñas diferencias! 😛

Cactus
Suculenta

Recuerda que si quieres conocer más sobre las distintas variedades de cactus y suculentas, puedes visitar Una Planta.

Advertisement