Las plantas suculentas más fascinantes: nombres, fotos y características

Las plantas suculentas más fascinantes: nombres, fotos y características
Advertisement

¡Las plantas suculentas son simplemente asombrosas! 😊 Y no es solo por su resistencia, ¡sino también por su increíble belleza!

Pero, ¿sabes qué? Existen tantos tipos diferentes de plantas suculentas que las diferencias son evidentes a simple vista. Y cada una de ellas tiene características únicas que las hacen especiales.

Si te interesa conocer más sobre estas maravillas de la naturaleza, ¡sigue leyendo! En esta lista te presento las 50 plantas suculentas más importantes. ¡Comencemos!

Pita (Agave)

La pita es una planta suculenta originaria del desierto de México. Como podrás imaginar, esta planta puede resistir la sequía de manera admirable y requiere muy pocos cuidados. También se le conoce como mezcal, maguey o pitera.

Sus hojas largas, gruesas y duras se disponen en forma de roseta basal. Al final de estas hojas, encontrarás una espina dura y también púas en los bordes. El agave florece una sola vez en su vida, generalmente después de 10 a 30 años. Después de la floración, la planta muere dejando varios hijuelos.

Mesem (Lampranthus spectabilis)

Mesem (Lampranthus spectabilis)

¿Estás buscando una planta tapizante? El mesem es la elección perfecta, especialmente si eres principiante en la jardinería. Esta planta suculenta tiene hojas alargadas y carnosas, también conocida como uña de gato debido a la forma de sus hojas.

En primavera, el mesem se cubre de hermosas flores del tamaño de margaritas, con colores brillantes como el fucsia y el naranja. Estas flores alegrarán tu jardín o terraza. Además, el mesem se expande fácilmente y es muy resistente, tolerando tanto pleno sol como heladas suaves.

Aloe «cosmo» (Aloe aristata cv. cosmos)

Aloe «cosmo» (Aloe aristata cv. cosmos)

El aloe «cosmo» es una variedad de la especie Aloe aristata. Esta planta suculenta de tamaño mediano (hasta 30 centímetros) es perfecta para ser cultivada en macetas.

El aloe «cosmo» crece formando densas rosetas con hojas triangulares, planas y con una apariencia geométrica perfecta, casi como un mandala. Esta variedad se caracteriza por presentar manchas blancas en sus hojas, lo que la hace especialmente atractiva.

Aloe vera (Aloe vera)

Aloe vera (Aloe vera)

El aloe vera es una suculenta con propiedades impresionantes. La pulpa de sus hojas es ampliamente conocida por sus beneficios para la piel, ya que ayuda a aliviar problemas cutáneos, cicatriza heridas y alivia quemaduras. De hecho, personalmente puedo confirmar que es casi milagrosa en el tratamiento de quemaduras.

Further reading:  Crea tu propio centro de suculentas para la oficina

También se le llama acíbar o sábila. Esta planta se reproduce fácilmente, requiere pocos cuidados y su estética es simplemente encantadora. ¡No dudes en cultivarla, tendrás un botiquín natural en tu propia terraza!

Si te interesa aprender más sobre cómo y cuándo plantar aloe vera, echa un vistazo a mi guía gratuita aquí.

Planta siempreviva (Sempervivum)

Planta siempreviva (Sempervivum)

La siempreviva es una suculenta que puede crecer en climas duros y suelos rocosos, manteniendo siempre un aspecto fresco y lustroso. Además, esta planta produce numerosos hijuelos, lo que le ha valido su nombre común.

Sus hojas carnosas crecen formando rosetas apretadas en una variedad de colores, desde verde hasta gris, e incluso con tonos rojizos. Podrás diferenciarla de otras plantas similares por el ligero punto en las puntas de las hojas, que suele tener una coloración diferente al resto de la hoja.

Árbol de jade (Crassula ovata)

Árbol de jade (Crassula ovata)

¡Me encanta el árbol de jade! Sus hojas suculentas, ovaladas y aplanadas, tienen un intenso color verde, similar al jade. A veces, los bordes de las hojas presentan tonos rojizos, lo que lo hace aún más irresistible.

El árbol de jade desarrolla tallos gruesos, lo que le da una apariencia similar a un pequeño árbol. Además, se puede moldear fácilmente mediante la poda, lo que lo convierte en una opción popular para su cultivo como bonsái.

Planta panda (Kalanchoe tomentosa)

Planta panda (Kalanchoe tomentosa)

El Kalanchoe tomentosa es una planta suculenta muy original. Sus hojas están cubiertas de un pelo abundante que les da una textura aterciopelada, de ahí que parezcan peluches. Además, presenta manchas oscuras en los bordes dentados de las hojas, lo que le da un aspecto muy característico.

Esta suculenta es muy popular entre los niños debido a su suavidad, pero ¡cuidado! ¡Es venenosa si se ingiere!

Cactus de Navidad (Schlumbergera)

Cactus de Navidad (Schlumbergera)

El cactus de Navidad es originario de zonas tropicales de Brasil, por lo que sus requisitos son diferentes a los cactus más comunes. Su apariencia también difiere de lo que imaginamos cuando pensamos en un cactus, ya que en lugar de tener espinas, tiene tallos carnosos y aplanados de los que nacen hermosas flores rojas o rosas.

Estas flores están en plena floración durante la época navideña, compitiendo con la flor de Pascua para decorar nuestros hogares.

Planta rosario (Senecio rowleyanus)

Planta rosario (Senecio rowleyanus)

Esta suculenta tiene un diseño único. Las plantas rosario o planta bolitas colgantes desarrollan largos tallos de los cuales crecen hojas en forma de esfera, similar a las cuentas de un collar. Estas hojas son de color verde claro y cuelgan a los lados, creando un aspecto muy llamativo.

Further reading:  El Delicioso Significado de lo Suculento

En su lugar de origen, Sudáfrica, esta planta es más rastrera, pero en la jardinería y la decoración se utiliza como planta colgante sobre todo en interiores.

Cactus de San Pedro (Echinopsis pachanoi)

Cactus de San Pedro (Echinopsis pachanoi)

Este famoso cactus es realmente interesante. No solo crece rápidamente y tiene una forma espectacular, sino que también ha sido utilizado por culturas indígenas andinas durante más de 3.000 años debido a su alcaloide, la mescalina, que produce efectos alucinógenos y estados alterados de conciencia.

Estas culturas creían que al consumir este cactus, entraban en contacto con los dioses, de ahí su nombre que hace referencia a San Pedro, quien se dice que custodia las llaves del cielo.

Echeveria (Echeveria)

Echeveria (Echeveria)

La echeveria es simplemente preciosa. Con más de 400 especies y más de 1.000 cultivares diferentes, no hay forma de cansarse de coleccionarlas y admirar sus perfectas rosetas.

Advertisement

La echeveria, también conocida como rosa de alabastro, se encuentra en una amplia variedad de colores: azul grisáceo, verde rosáceo, gris púrpura y tonos marrones y oscuros. Sus hojas planas se disponen alrededor de un tallo corto, formando rosetas muy compactas. Lo más curioso es que, aunque todas son similares, cada una tiene su propia personalidad.

Cactus piedra (Lithops spp.)

Cactus piedra (Lithops spp.)

Estas plantas son realmente únicas. También se les conoce como piedras vivas, cactus piedra del desierto o simplemente lithops, ya que, cuando no están en flor, parecen pequeñas piedras.

Originarios del desierto de Namibia, los lithops son un ejemplo perfecto de adaptación al medio. Debido a su diseño especial, estos cactus pueden sobrevivir con muy poca agua. Sus hojas suelen ser cilíndricas y planas, y de cada hendidura crece una flor. Estas flores, que parecen margaritas gigantes, son tan grandes que cubren las hojas inferiores.

Verdolaga (Portulaca grandiflora)

Verdolaga (Portulaca grandiflora)

Si buscas color durante el verano, la verdolaga es la planta perfecta para ti. Desde la primavera hasta el otoño, esta suculenta produce muchas flores en una variedad de colores. Incluso en la misma planta puedes encontrar flores de diferentes colores, lo que crea un efecto alegre y colorido.

La verdolaga es una planta rastrera y tapizante que se propaga y crece fácilmente. Se puede cultivar tanto en macetas como en el jardín, y es una opción popular para plantas colgantes.

Chumbera (Opuntia ficus-indica)

Chumbera (Opuntia ficus-indica)

Probablemente el cactus más famoso del mundo, también conocido como Opuntia, tuna o nopal. Este cactus tiene una apariencia distintiva y lo más interesante es que es comestible. Su contenido de azúcares fermentables y fibra lo convierten en una opción culinaria muy versátil. Aunque lo más conocido son los higos chumbos o tunas que produce, ¡prepara tus manos para lidiar con las pequeñas y molestas espinas!

Further reading:  Cómo crear un hermoso terrario de suculentas

Piedra lunar (Pachyphytum oviferum)

Piedra lunar (Pachyphytum oviferum)

Esta planta suculenta tiene dos características destacadas. Por un lado, tiene hojas gruesas que crecen en forma de rosetas desiguales. Estas hojas tienen forma de huevo aplanado, lo que les da una apariencia similar a las piedras. Además, el Pachyphytum oviferum está cubierto por una gruesa capa cerosa que le proporciona protección contra el sol y la deshidratación, lo que le da un aspecto blanquecino. En conjunto, evoca la apariencia de una piedra lunar, de ahí su nombre común. Estas plantas son perfectas para decorar interiores.

Cola de burro (Sedum morganianum)

Cola de burro (Sedum morganianum)

La cola de burro o sedum burrito es una planta suculenta de atractivo porte colgante. Sus hojas ovaladas y jugosas crecen a lo largo de largos tallos, formando racimos compactos. Las hojas tienen un color grisáceo verdoso. El sedum burrito también puede florecer en primavera o verano, desarrollando pequeñas flores rosas en el extremo de los tallos. Esta planta queda igualmente bien en interiores y exteriores, aunque no tolera la luz solar directa ni las heladas.

Hobbit y gollum jade (Crassula ovata «hobbit» y «gollum»)

Hobbit y gollum jade (Crassula ovata «hobbit» y «gollum»)

¡Ups! Distinguir entre estos dos cultivares de Crassula ovata puede resultar difícil, ¡incluso en tiendas especializadas! No te preocupes, es normal, ya que la Crassula hobbit y la Crassula gollum tienen más similitudes que diferencias.

Ambos cultivares presentan hojas tubulares con un extremo ligeramente hueco, lo que les da la apariencia de dedos. Además, ambas variedades pueden adquirir tonos rojizos en las puntas cuando están expuestas al sol o a bajas temperaturas. También se les conoce como las suculentas de Tolkien, ya que sus nombres hacen referencia a los personajes de «El Señor de los Anillos».

Espinazo del diablo (Kalanchoe daigremontiana)

Espinazo del diablo (Kalanchoe daigremontiana)

Con un nombre un tanto intimidante, el espinazo del diablo o aranto es una planta suculenta con hojas lanceoladas y manchas verdes oscuras. Los bordes de las hojas son dentados y, en estos bordes, nacen numerosas plántulas que enraízan fácilmente al caer al suelo. Este conjunto de características le da su nombre común.

Cactus catedral (Euphorbia trigona)

Cactus catedral (Euphorbia trigona)

Aunque se le llama cactus catedral, la Euphorbia trigona no es un cactus, sino una planta de la familia Euphorbiaceae. Sin embargo, su apariencia es asombrosamente similar a la de un cactus.

El cactus catedral tiene un tronco suculento, erecto y con sección triangular (a veces con 4 aristas). A lo largo de estas aristas, crecen espinas y hojas en forma de espátula que le dan un aspecto atractivo. ¡Ten cuidado! Al igual que todas las euforbias, esta planta segrega un líquido blanco y espeso llamado látex, que puede ser irritante para las mucosas y los ojos.

Biznaga

Advertisement