Disfruta de los beneficios del Té de Jazmín para tu salud y bienestar

El Té de Jazmín es una mezcla maravillosa que combina propiedades saludables con un delicioso aroma dulce y perfumado. Originario de China, este té se compone de flores de jazmín y té verdadero, creando una bebida que no solo deleitará tu paladar, sino que también beneficiará a tu organismo. En este artículo, descubrirás las ventajas y desventajas de esta infusión. ¡Sigue leyendo para conocer más sobre el Té de Jazmín!

¿Qué es el Té de Jazmín?

El Té de Jazmín es una variedad de infusiones aromáticas que se perfuma con las flores de jazmín. Este té es ampliamente conocido en China por su sabor sutilmente dulce y se suele combinar con té verde, aunque también se puede disfrutar con té negro o blanco. Las flores de jazmín utilizadas en este té provienen del jazmín común y la sampaguita, y a menudo se venden en forma de perlas de jazmín, desplegándose mientras el té se infusiona, creando una presentación hermosa y delicada.

Propiedades del Té de Jazmín

1. Alivia el estrés

Uno de los beneficios más destacados del Té de Jazmín es su capacidad para aliviar el estrés. Su aroma perfumado puede desencadenar una respuesta parasimpática en tu cuerpo, ayudándote a relajarte y descansar. Aunque los estudios sobre los efectos sedantes del jazmín aún están en curso, se reconoce que su sabor dulce te relaja y su frescura aporta una fragancia revitalizante que puede alegrarte después de un día agotador.

Further reading:  Jazmín del Cabo: Cuidados para una Planta Encantadora

2. Aumenta la energía

El Té de Jazmín, al mezclarse con té verde, negro o blanco, contiene cafeína, lo que te proporciona un impulso de energía. Si bien la cantidad de cafeína puede variar según el tipo de té utilizado como base, esta sustancia te ayuda a concentrarte mejor y a mantenerte alerta. Sin embargo, es importante recordar que el Té de Jazmín nunca debe reemplazar las horas adecuadas de sueño.

3. Ayuda en la prevención del cáncer

El Té de Jazmín contiene antioxidantes que ayudan a reducir el daño causado por los radicales libres en tu cuerpo. Estos antioxidantes desempeñan un papel clave en la lucha contra el cáncer. Estudios en probetas y en animales han demostrado que los polifenoles presentes en el té verde, como el ECGC, pueden reducir el tamaño de los tumores y suprimir el crecimiento y la propagación de las células cancerígenas.

4. Protege la salud del corazón

El consumo regular de Té de Jazmín puede contribuir a mantener un corazón sano. Los antioxidantes presentes en esta infusión ayudan a reducir la oxidación del colesterol LDL, conocido como el colesterol malo, lo que está relacionado con problemas cardiovasculares como la presión arterial alta.

5. Ayuda en la pérdida de peso

El Té de Jazmín puede ser un aliado en la pérdida de peso, ya que acelera el metabolismo y contiene compuestos que favorecen la quema de grasa. Beberlo regularmente puede ayudarte a quemar entre 70 y 100 calorías adicionales al día.

6. Protege contra el Alzheimer y el Parkinson

Los polifenoles presentes en el Té de Jazmín pueden reducir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson. Estos compuestos ayudan a combatir la inflamación y neutralizan los radicales libres, evitando el plegamiento incorrecto de las proteínas en el cerebro que pueden dañar los nervios cerebrales.

Further reading:  El Jazmín Árabe 'Gran Duque de Toscana' (Jasminum sambac) y su belleza incomparable

7. Mejora el sistema inmune

El Té de Jazmín contiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antioxidantes que protegen contra el resfriado común y la gripe. Además, las vitaminas y minerales presentes en esta infusión estimulan el sistema inmunológico, ayudándote a mantenerte saludable durante todo el año.

8. Prevención de la diabetes tipo 2

Beber Té de Jazmín, especialmente si se combina con té verde, puede ayudar a regular los niveles de insulina y prevenir la diabetes tipo 2. Estudios han demostrado que el consumo regular de té de jazmín puede estabilizar el metabolismo de la glucosa en personas sanas.

Contraindicaciones del Té de Jazmín

En general, el Té de Jazmín no presenta efectos secundarios significativos. Sin embargo, se recomienda precaución en aquellos que presenten riesgo de deficiencia de hierro, como mujeres embarazadas, niños pequeños y personas con restricciones dietéticas. El consumo excesivo de cafeína presente en el té puede causar ansiedad, inquietud, nerviosismo y problemas estomacales. Además, las catequinas presentes en el té de jazmín pueden dificultar la absorción de hierro en el cuerpo, lo que aumenta el riesgo de anemia por deficiencia de hierro. Si tienes riesgo de deficiencia de hierro, se recomienda tomar el té de jazmín entre comidas y esperar al menos una hora después de comer antes de beberlo.

Cómo preparar Té de Jazmín

Aquí te presentamos las instrucciones básicas para preparar delicioso Té de Jazmín, pero si deseas conocer los detalles de una receta fácil, visita el sitio Una Planta.

Té caliente

La preparación del Té de Jazmín puede variar según el tipo de té utilizado, ya sea verde, negro o blanco. A continuación, te ofrecemos una guía general:

Further reading:  7 motivos para enamorarte del aceite esencial de Jazmín

Ingredientes:

  • 2 gramos de hojas de té de jazmín.
  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • Temperatura del agua: 80°C.
  • Tiempo de infusión: 3 minutos.

Instrucciones:

  1. Prepara las hojas de té.
  2. Hierve el agua a una temperatura de 80°C.
  3. Realiza la infusión durante 3 minutos.
  4. Disfruta de tu Té de Jazmín caliente.

Té frío

Si deseas una bebida refrescante, también puedes preparar Té de Jazmín frío. Aquí tienes una receta sencilla:

Ingredientes:

  • 10 gramos de hojas de té de jazmín por cada litro de agua.
  • Un puñado de hojas de menta.
  • Jugo de limón o rodajas finas de limón.
  • Miel.
  • 4 vasos de agua (1 litro).
  • Temperatura del agua: 80°C.

Instrucciones:

  1. Prepara el Té de Jazmín caliente según las instrucciones anteriores.
  2. Cuela el té y viértelo en una jarra grande.
  3. Añade el jugo de limón y miel con el agua aún caliente hasta que la miel se disuelva.
  4. Añade agua fría.
  5. Deja enfriar en la nevera durante al menos 2 horas.
  6. Sirve en una taza sobre hielo con ramitas de menta, si lo deseas.

¡Disfruta de los beneficios refrescantes del Té de Jazmín!

Imagen destacada: Té de Jazmín
Video de preparación del Té de Jazmín: Ver video