«El desafío de ser abogado y empresario a la vez»

Advertisement

Las firmas jurídicas se encuentran ante numerosos retos en la actualidad. El Estudio del sector legal de los negocios de Esade destaca algunos de ellos, como encontrar formas efectivas de facturar los honorarios que reflejen el valor del trabajo realizado, la internacionalización de los despachos, maximizar la generación de negocio y optimizar la gestión, captación y retención del talento.

En el reciente foro «Nuevos retos de la Abogacía de los negocios» celebrado en el Colegio de Abogados de Santa Cruz de Tenerife y organizado por la Facultad de Derecho de Esade, destacados expertos y directores de firmas legales discutieron sobre estos temas y más.

El desafío de la internacionalización

José María Segovia, socio presidente de Uría Menéndez, habló sobre el reto de la internacionalización y mencionó que existen tres modelos de ejercicio de la abogacía: el global, el local y el modelo de firma internacional. Segovia enfatizó la importancia de acompañar al cliente en sus operaciones internacionales para no perderlos frente a la competencia. Aunque aclaró que no siempre es necesario abrir una oficina en otro país, sino más bien establecer relaciones con operadores locales.

El principal desafío para las firmas españolas, según Segovia, radica en convencer a los clientes de que es mejor contar con ellos en sus operaciones internacionales debido a su conocimiento y comprensión de las empresas.

Further reading:  Descubre la Fuente de Los Acebos en Camorritos (Cercedilla)

Gestión de personas y captación de talento

Manuel Martín, socio director de Gómez-Acebo & Pombo, se enfocó en la gestión de personas y en la captación y retención de talento en los despachos. Martín afirmó que la Ley de Acceso a la Abogacía está generando una escasez de jóvenes abogados, y esto se suma a la disminución del número de nuevos letrados en los últimos diez años. Sin embargo, subrayó que ofrecer un buen salario y una buena carrera no es suficiente para atraer a los profesionales, especialmente durante los primeros años en los cuales la diferencia de salarios entre asesorías jurídicas y bufetes no es significativa. Es imprescindible crear un entorno en las firmas legales que promueva la formación y las tutorías, según Martín.

Advertisement

Además, Martín mencionó que cada vez es más difícil convencer a los abogados de que se involucren también como empresarios, y que mantener a los clientes es más difícil que conseguirlos. En este sentido, Segovia añadió que el trabajo del abogado no finaliza hasta que se cobra la minuta.

La importancia de la empatía y la relación con el cliente

Enrique Montero, socio codirector de Derecho Privado de Montero Aramburu, destacó que las empresas demandan cada vez más abogados con habilidades de empatía, capaces de establecer una relación cercana con los comités directivos y de ser rápidos y accesibles en la comunicación con los clientes.

El socio añadió que la presencia de socios en los casos es cada vez más exigida por las compañías, aunque esto no concuerde con su deseo de reducir las facturas.

Further reading:  Explora la Belleza del Parque Natural Lago de Sanabria y Alrededores

Retos en el desarrollo de negocio y marketing

Eugenia Navarro, profesora de Esade y consultora de despachos, resaltó que los abogados deben ser buenos gestores y conocer bien el perfil de sus clientes. Navarro destacó que el marketing no es una labor exclusiva de los grandes bufetes y enfatizó la importancia de la planificación estratégica.

La detección de problemas como habilidad clave

Jorge Castañeira, exabogado de Uría Menéndez y profesor de Derecho de Esade, habló sobre el desafío que enfrentan los nuevos letrados. Según él, para ser un buen abogado no basta con tener conocimientos jurídicos técnicos, sino que también es necesario ser capaz de detectar los problemas antes de buscar soluciones.

El evento fue presentado por destacados representantes del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, el Colegio de Abogados y la Facultad de Derecho de Esade, quienes enfatizaron la importancia de la formación y las habilidades específicas para ejercer la abogacía.

Un desafío constante para las firmas jurídicas es mantenerse al día con los nuevos retos del sector legal de los negocios. Con una combinación de experiencia, conocimientos y habilidades empresariales, los abogados pueden superar estos desafíos y alcanzar el éxito tanto en el ámbito legal como empresarial.

*[Esade]: Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas

Advertisement