Tips para trasladar tus plantas de interior y exterior durante una mudanza

Tips para trasladar tus plantas de interior y exterior durante una mudanza
Advertisement

¡No te separes de tus amadas plantas durante una mudanza! Aquí encontrarás consejos útiles para transportar árboles, arbustos y plantas frutales y ornamentales en perfectas condiciones a tu nuevo hogar.

Antes de la mudanza: preparación y cuidado

Lo primero que debes hacer es investigar las condiciones climáticas de tu nuevo destino y su ubicación. Es posible que algunas de tus plantas no sean adecuadas para el nuevo clima, por lo que tendrás que decidir cuáles llevar contigo y cuáles regalar a familiares o amigos.

Asegúrate de cuidar tus plantas antes de la mudanza. Una semana antes, limpia las hojas y, si es necesario, corta algunos tallos. Además, deja de regarlas unos días antes para que se aclimaten al cambio.

Si tienes plantas frágiles, colócalas en bandejas portamacetas de plástico para evitar que se vuelquen durante el transporte. Para asegurarte de que lleguen en buenas condiciones, colócalas en cajas con agujeros para que puedan respirar. Las cajas deben ser de madera o plástico, o si usas cajas de cartón, refuérzalas con una tabla de madera en la base.

Para proteger tus plantas en las cajas, envuélvelas con burbujas de aire o goma espuma. Rellena los huecos entre las macetas con material de protección para evitar que se rompan o vuelquen durante el traslado. También puedes crear un cilindro alto alrededor de la maceta con papel de burbujas o cartón para proteger las ramas y las hojas.

Durante la mudanza: precauciones importantes

Los especialistas en mudanzas clasifican los objetos por tamaño, peso y fragilidad para cargarlos en el camión de manera estratégica. Las cajas con plantas deben ser las últimas en ser cargadas para evitar que sean aplastadas por otros objetos.

Further reading:  Descubre cómo el hierro es fundamental para el crecimiento de tus plantas
Advertisement

Etiqueta todas tus cajas y maletas para evitar el caos al llegar a tu nuevo hogar y para garantizar que tus plantas lleguen en perfecto estado.

Después de la mudanza: recuperación y cuidado

Una vez que llegues a tu nuevo hogar, saca tus plantas de las cajas lo antes posible y límpialas si están polvorientas. Colócalas en un lugar seguro donde puedan recuperarse. Si es posible, colócalas en su ubicación final, de lo contrario, elige un lugar adecuado después de que se hayan aclimatado al nuevo entorno.

Recuerda que es tu responsabilidad asegurarte de que tus plantas cumplan con la legislación vigente en cuanto a sanidad vegetal, tratamientos fitosanitarios y protección de especies protegidas.

Con estos consejos, podrás trasladar tus plantas de interior y exterior en una mudanza sin preocupaciones. ¡Disfruta de tu nuevo hogar junto a tus amigas verdes!

Fuente: Una Planta

Advertisement