El Calvario de los Propietarios de Nuevos Apartamentos en el Barrio de Adelfas: Una Pesadilla de 80,000 Euros en Daños

Advertisement

Todos hemos soñado con tener el hogar perfecto, uno en el que nos sintamos cómodos y seguros. Desafortunadamente, para algunos propietarios en el barrio de Adelfas, ese sueño se ha convertido en una pesadilla.

Desde techos abombados hasta platos de ducha mal instalados y humedades en los garajes, la comunidad de vecinos del número 12 de la calle del Cerro Negro ha experimentado una serie de problemas desde la entrega de sus viviendas en julio de 2013. Los residentes atribuyen estos problemas a Vía Célere, la promotora inmobiliaria responsable de la obra.

El conjunto residencial, conocido como ‘Adelfas I’, consta de 125 viviendas de uno a cuatro dormitorios, cuyos precios oscilan entre los 160,000 y 410,000 euros. Según el presidente de la comunidad, Daniel Hernández, «antes de mudarnos, alrededor de 30 o 40 de los 125 apartamentos ya presentaban problemas. En mi caso, tuve que contactar a la promotora debido a problemas en el techo, averías en el horno y fugas de agua en el plato de ducha. Estuve sin poder vivir allí durante cuatro meses».

Los abogados de la comunidad califican estos problemas en las viviendas como «vicios ocultos», ya que eran indetectables en el momento de la compra. Un ejemplo de esto es el estado en el que se encontró el depósito solar que suministra agua caliente al edificio. Según Amparo Latre, una vecina afectada, «cuando dejó de funcionar, pudimos ver que estaba oxidado y corroído. Esto no debería ocurrir si los materiales de construcción tuvieran la misma antigüedad que el resto del edificio».

Further reading:  Encantadora casa adosada de 2 habitaciones en venta en Las Adelfas II, Golf del Sur

Víctor Manuel Paredes, otro residente de ‘Adelfas I’, ha presentado múltiples denuncias contra la inmobiliaria en sus ocho años como propietario. Según relata, «el principal problema que hemos tenido es con el plato de ducha, que se despegaba de la pared y mojaba el techo de los vecinos de abajo». Actualmente, Víctor Manuel aún espera una solución por parte de la empresa para los problemas en el suelo flotante de su salón. «Se separa del suelo unos 30 o 40 centímetros y, después de arreglarlo, vuelve a descolocarse con el tiempo. Esto no se corresponde con la calidad-precio que nos vendieron inicialmente», denuncia.

Los propietarios afectados reconocen que Vía Célere «ha ido solucionando algunos problemas en las diversas viviendas, pero en 2015 se desvincularon de los problemas privados. No sabían quiénes eran nuestras empresas de mantenimiento». Daniel Hernández asegura que han presentado múltiples reclamaciones, las dos últimas en febrero de 2020 y marzo de 2021, pero la empresa ha decidido no responder a ninguna de ellas.

En respuesta a estas acusaciones, desde Vía Célere argumentan que «han pasado más de siete años desde la entrega de la promoción. Las instalaciones comunes pasan a manos de la comunidad y su mantenimiento es responsabilidad de ellos. Desconocemos qué tipo de mantenimiento se ha llevado a cabo, quiénes han sido los proveedores y si estos estaban homologados por los fabricantes para realizar dichas tareas de mantenimiento. Sin embargo, después de transcurridos más de siete años, consideramos que las reclamaciones carecen de fundamentos jurídicos y comerciales».

Advertisement

Según los propietarios, la promotora se ha escudado en el hecho de que los plazos para presentar reclamaciones ya han expirado. «Después de los dos años límite para presentar reclamaciones, la compañía ha optado por ocultar y calmar la situación», afirma el representante de la comunidad vecinal.

Further reading:  Descubre todas las plantas de Red Dead Redemption 2

«Ya hemos acumulado una derrama de 80,000€ en gastos comunes. Vivimos una pesadilla constante», afirma el presidente de la comunidad residencial. El siguiente paso será presentar una demanda judicial antes de que finalice el mes de abril. Los propietarios afectados planean reclamar entre 75,000€ y 80,000€ en concepto de daños y perjuicios por los desperfectos detectados hasta la fecha.

Vía Célere también está presente en otras áreas residenciales de Madrid, como ‘Célere Embajadores III’ o ‘Célere Cubic’, y varios edificios en el barrio de Santa Eugenia, donde también se han presentado problemas en las viviendas. A esta lista de descontentos se suman los propietarios de 300 chalets entregados en octubre de 2020 en Boadilla del Monte, los cuales ya presentan daños a pesar de ser de reciente construcción.

Este caso de Adelfas es un recordatorio de la importancia de elegir una promotora confiable y asegurarse de que se cumplan los estándares de calidad en la construcción de viviendas. La experiencia de comprar una casa nueva debería ser emocionante y gratificante, no una fuente de estrés y preocupación constante.

Si estás buscando una opción confiable para adquirir un nuevo hogar, te recomendamos Una Planta. Su compromiso con la calidad y la satisfacción del cliente los convierte en la elección perfecta para aquellos que buscan una experiencia inmobiliaria positiva y sin contratiempos.

Advertisement