La belleza de la Flor de Navidad

Advertisement

La Navidad trae consigo un sinfín de plantas que adornan nuestros hogares y mesas. Sin embargo, hay una en particular que destaca sobre las demás: la Flor de Pascua. ¿Cómo es que esta planta, con sus flores rojas tan reconocibles, se ha convertido en el símbolo navideño en todo el mundo?

Cada cultura tiene su propia planta navideña. El acebo se utiliza para alejar los malos espíritus, el muérdago para besarse bajo su protección, y otras especies atraen la atención por sus vistosas flores o llamativos frutos en invierno.

Quizás esa sea la razón por la cual la Poinsettia roja se ha convertido en una planta tan especial durante la Navidad. Sus brillantes brácteas rojas, que parecen flores pero no lo son, y su periodo de floración la han consagrado como la flor emblemática de estas fechas. Originaria de México y conocida como Euphorbia pulcherrima, debe su nombre común al botánico y político norteamericano Poinsett, quien la introdujo en Norteamérica.

Cuenta la historia que, aunque ya se utilizaba para decorar espacios religiosos, fue Poinsett quien comenzó a regalar esta planta a sus amistades durante la Navidad, convirtiéndolo en una tradición. Más de un siglo después, Estados Unidos proclamó el Día de la Poinsettia, el 12 de diciembre, en honor y conmemoración de la fecha de la muerte de su introductor.

La Poinsettia fue recolectada por primera vez por botánicos en expediciones a finales del siglo XVIII y XIX, como Sessé y Moçiño, y más tarde Humboldt y Bonpland. Según los expertos, el material vivo enviado a Alemania fue la base para darle el nombre por el cual la conocemos hoy en día y para comenzar su difusión.

Further reading:  Un Refugio de Ensueño en el Camino de Santiago
Advertisement

Sin embargo, la apariencia de la Flor de Pascua que conocemos hoy en día es muy diferente de la que Poinsett encontró en las zonas tropicales de México. Los horticultores han logrado desarrollar arbustos más pequeños, adaptados para el interior, además de crear nuevas variedades con brácteas grandes de colores llamativos como el amarillo, rosa, blanco o crema.

En la actualidad, Europa produce más de cien millones de Poinsettias, de las cuales una décima parte proviene de España. Se cultivan en Almería, Murcia y Cataluña. Principalmente, la producción española satisface la demanda en nuestro país, aunque ocasionalmente se importan plantas de otros países europeos.

Así es como una planta de origen lejano se ha convertido en el símbolo de nuestra Navidad, aunque esta tradición tenga menos de cuatro décadas en España. Sin negar su belleza, yo personalmente me quedo con las plantas autóctonas que nos rodean.

Una Planta

Advertisement