Setas tóxicas: de la gastroenteritis al fallo hepático

Advertisement

¡Atención amigas! Hoy vamos a adentrarnos en el fascinante mundo de las setas tóxicas. No se dejen engañar, diferenciar las setas comestibles de las tóxicas no es tarea fácil. No existen reglas generales y no hay antídotos para contrarrestar los efectos potencialmente mortales de las setas más venenosas. Sin embargo, si decidimos aventurarnos a recolectar setas, podemos minimizar los riesgos para nuestra salud eligiendo solo las que conocemos a la perfección y sabemos que son seguras. Las demás, debemos considerarlas tóxicas en potencia. Esto es lo que afirma Josep Piqueras, experto en intoxicación por setas.

En España se registran alrededor de 400 casos graves de intoxicación por setas tóxicas cada año. Aunque la mayoría de las intoxicaciones se resuelven sin mayores problemas, los riesgos pueden ser mucho más graves de lo que imaginamos. No se trata solo de sufrir una gastroenteritis o tener un viaje alucinante, sino que algunas setas pueden llevarnos a necesitar un trasplante de hígado urgente o, incluso, causarnos la muerte.

Las causas de estos accidentes se deben principalmente a la imprudencia, la ignorancia y al uso de falsas normas como la del ajo o el anillo de plata, según indica Piqueras. Incluso personas que se consideran bien informadas en micología pueden ser afectadas por la toxicidad de ciertas setas.

Tipos de toxicidad

Existen diferentes formas de clasificar las intoxicaciones según el tiempo que transcurre entre la ingestión de la seta y la aparición de los síntomas. Podemos hablar de toxicidad temprana, tardía y aplazada. Las intoxicaciones con un periodo de latencia largo suelen ser las más graves, pero no siempre se recuerda exactamente cuándo se produjo la ingesta.

  • Toxicidad temprana: Los síntomas aparecen en las primeras 6 horas después de la ingesta. Algunas setas provocan daños en el sistema nervioso, como mareos, vértigos, alucinaciones, convulsiones y vómitos. Otras causan solo síntomas gastrointestinales.
  • Toxicidad tardía: Los síntomas comienzan entre 6 y 24 horas después de la ingestión. Estas setas suelen causar daño en el hígado o en los riñones.
  • Toxicidad aplazada: Los síntomas se presentan a partir del primer día después del consumo accidental. En esta categoría, destaca la nefrotoxicidad de ciertas setas del género Cortinarius.
Further reading:  ¡El viaje científico más alucinante!

¿Cuáles son las setas más peligrosas?

Según Piqueras, las setas más peligrosas son aquellas que pueden dañar el hígado. Sin embargo, enumerarlas es complicado. Setas de diferentes géneros, aspectos, colores, formas y tamaños pueden compartir las mismas toxinas y suponer el mismo peligro. En el género Amanita, Lepiota y Galerina, entre otros, podemos encontrar setas altamente venenosas.

Advertisement

Gonzalo Guerra, hepatólogo y especialista en digestivo del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas (CMED), menciona la Amanita phalloides como un ejemplo de seta extremadamente peligrosa. Los efectos de esta seta solo pueden ser revertidos si se actúa en las primeras 20 horas después de la ingestión. De lo contrario, se requerirá un trasplante de hígado urgente debido al fracaso hepático que produce.

¿Qué hacer en caso de sospecha de intoxicación?

Si experimentamos un fuerte dolor de estómago, vómitos, diarrea u otros síntomas que creemos pueden deberse a la ingestión de setas, es importante acudir a urgencias de inmediato. Sin embargo, debemos tener en cuenta que en las intoxicaciones graves los síntomas pueden tardar horas en manifestarse. Por lo tanto, si sospechamos que alguien ha ingerido una seta peligrosa, es recomendable consultar a un experto. Aquí van algunos consejos útiles:

  • Mantener al paciente hidratado, preferiblemente con agua templada. También se pueden administrar infusiones, preparados comerciales para la rehidratación oral o agua azucarada.
  • Llevar al hospital todas las setas que hayan quedado sin cocinar o, al menos, los restos de su limpieza.
  • Tomar nota de la hora de inicio y los tipos de síntomas. Estos datos pueden ser cruciales para el tratamiento.
  • Colocar al afectado en una postura cómoda, preferiblemente acostado.
Further reading:  Las Maravillas de Muscari: Flores Encantadoras que Alegran tu Jardín

Como siempre, es mejor prevenir que lamentar. Así que, si no estamos seguras de qué setas estamos recolectando, lo mejor es abstenerse y disfrutar de una buena comida con setas cultivadas en lugares seguros. ¡Recuerden que en Una Planta pueden encontrar una gran variedad de setas deliciosas y seguras!

Advertisement