Cómo protegerse de los mosquitos durante el embarazo: ¡Dales esquinazo a estos molestos insectos!

¡Llegó el calor! Y con él, los temibles mosquitos y sus picaduras. Durante el embarazo, las futuras mamás son el blanco perfecto de estos incomodos insectos. Vivir un embarazo en verano ya es complicado, ¡y sumar picaduras puede ser especialmente molesto!

¿Cómo podemos protegernos de los mosquitos durante el embarazo? ¿Son seguros los repelentes químicos? ¡Aquí te revelamos todo! Además, te daremos algunos consejos prácticos para ahuyentar a estos incómodos invasores.

Repelentes sintéticos: ¡A mantener a raya a los mosquitos!

En general, los repelentes actúan desorientando a los mosquitos y dificultando que nos encuentren para picarnos. Algunos actúan directamente sobre su sistema nervioso. Ahora vamos a analizar qué tipos de repelentes sintéticos hay y cómo usarlos durante el embarazo.

Repelentes que contienen DEET: ¡Eficaces pero con precaución!

Los repelentes que contienen dietiltoluamida (DEET) son los más efectivos para evitar las picaduras de mosquitos. Sin embargo, aún no se ha determinado si su uso es seguro durante el embarazo debido a su absorción a través de la piel. Por eso, se suele recomendar a las embarazadas no utilizar DEET en el primer trimestre de gestación ni en altas concentraciones en cualquier etapa del embarazo. Es preferible aplicarlo en la ropa en lugar de directamente sobre la piel. Si viajas a zonas de riesgo de enfermedades transmitidas por mosquitos, como el zika, el dengue o la fiebre amarilla, es recomendable usar repelentes con DEET de máxima concentración.

Further reading:  Cómo mantener a los mosquitos alejados en verano: 12 plantas que los repelen

Repelentes que contienen icaridina: ¡Una opción más segura!

La icaridina o picaridina es otro ingrediente activo altamente eficaz contra los mosquitos. A diferencia del DEET, tiene menor riesgo de reacciones locales y baja toxicidad. Puedes usar repelentes con icaridina durante el embarazo siguiendo las instrucciones del producto y evitando la aplicación excesiva.

Repelentes que contienen IR3535: ¡Seguros y versátiles!

Los repelentes con ácido 3-N-butil-N-acetil-aminopropiónico (IR3535) son seguros, tienen baja toxicidad y son eficaces contra diversos insectos, como mosquitos, garrapatas, moscas y piojos. Estos repelentes son una opción segura durante el embarazo.

En resumen, los productos con DEET brindan mayor protección durante más tiempo, pero se deben usar con precaución y en lugares de alto riesgo. Para otros escenarios, es recomendable utilizar repelentes alternativos.

Repelentes naturales: ¡La opción más suave y amigable!

En cuanto a los repelentes naturales, hay menos estudios científicos que respalden su eficacia y su acción es menos duradera, por lo que debes aplicarlos con más frecuencia. Sin embargo, tienen la ventaja de ser menos tóxicos, bien tolerados y agradables al olfato.

La citronela: ¡Un clásico seguro de utilizar!

La citronela es uno de los repelentes naturales más populares y seguro de usar en cualquier etapa de la vida, incluido el embarazo. Produce un efecto desagradable en las terminaciones sensitivas de los insectos y bloquea su percepción química. Aunque su eficacia dura aproximadamente 20 minutos, sigue siendo una opción segura.

Los aceites esenciales de eucalipto: ¡Eficacia comprobada!

El aceite de eucalipto ofrece mejores resultados que la citronela y no es tóxico, por lo que se puede usar durante el embarazo y en niños. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, este aceite es tan eficaz como el DEET, pero su protección dura menos de dos horas, por lo que debes aplicarlo con mayor frecuencia.

Further reading:  Plantar Citronela - La planta repelente que debes tener en tu jardín!

Repelentes eléctricos: ¿Funcionan o no?

Los antimosquitos eléctricos han ganado popularidad en los últimos años y existen diferentes tipos:

  • Los que funcionan con ultrasonidos: No tienen efecto comprobado, los mosquitos no escuchan los sonidos que supuestamente emiten.
  • Los que utilizan recambios: Se colocan en los enchufes y desprenden sustancias para repeler a los mosquitos. Aunque no hay evidencia científica de su eficacia, algunas personas aseguran notar resultados limitados.

En el mercado también hay alternativas que utilizan componentes naturales extraídos de plantas, como el piretro, la lavanda, el geranio y el cedro.

Pulseras antimosquitos: ¡No son muy efectivas!

Las pulseras o brazaletes antimosquitos con repelentes químicos o esencias naturales, como el DEET, la citronela, el geraniol o la lavanda, tienen una eficacia real muy baja. Para que los repelentes sean efectivos, es necesario aplicarlos sobre toda la superficie de la piel. Según la evidencia científica, su radio de acción no supera los cuatro centímetros. Por lo tanto, el uso de pulseras antimosquitos no tiene mucho sentido.

Otras recomendaciones: ¡Mantén alejados a los mosquitos!

Además del uso de repelentes, hay otras medidas que pueden ayudarte a mantener a raya a los mosquitos:

  • Utiliza mosquiteras en las ventanas.
  • Evita el uso de perfumes y jabones antisépticos, ya que atraen a los mosquitos.
  • Evita lugares húmedos, especialmente durante la tarde y la noche.
  • Usa prendas ligeras que cubran brazos y piernas.
  • Mantente alejada de fuentes de luz, como terrazas de verano con farolas alrededor.

Recuerda que, durante el embarazo, es importante protegerse de las picaduras de mosquitos para evitar molestias innecesarias. ¡Disfruta del verano sin preocupaciones!

Fotos iStock
Vía Ministerio de Sanidad, Boticaria García,

Una Planta: una planta

Further reading:  Plantas Antimosquitos: La Solución para Dormir con la Ventana Abierta