Hortensias: todo lo que necesitas saber sobre su cuidado y poda

Las hortensias son plantas ornamentales originarias de Asia y América que pueden agregar belleza y elegancia a cualquier jardín. En este artículo, descubrirás todo lo que necesitas saber sobre cómo cuidar y podar las hortensias para que crezcan sanas y hermosas.

Cuidados generales de las hortensias

Las hortensias son plantas sensibles que requieren ciertos cuidados para prosperar. Aquí tienes algunas pautas importantes a seguir:

Ubicación:

Las hortensias se desarrollan mejor en lugares sombreados o semisombreados. Es importante mantenerlas protegidas del sol directo y del viento, ya que esto puede dañar sus delicadas hojas y flores.

Riego:

Las hortensias tienen un alto consumo de agua debido a la cantidad de hojas que poseen. Durante el verano, es recomendable regarlas todos los días, e incluso dos veces al día si están en macetas. En otoño, se reduce la frecuencia de riego, y en invierno, se deben regar con moderación. Asegúrate de que el suelo no se seque por completo.

Tipo de tierra:

Las hortensias prefieren un suelo arcilloso rico en humus que retenga la humedad. Sin embargo, el suelo también debe ser permeable para evitar el encharcamiento.

Abono:

Es recomendable utilizar compost o virutas de cuerno como fertilizante para las hortensias. La primavera es el momento ideal para fertilizarlas, justo antes de que comiencen a florecer.

Further reading:  El Significado Sorprendente de Hortensia

Crecimiento y tamaño de las hortensias

Las hortensias pueden crecer a diferentes alturas, dependiendo de la variedad. Por ejemplo, las hortensias comunes suelen alcanzar entre 100 y 150 centímetros de altura, mientras que las hortensias paniculatas pueden crecer hasta 3 metros.

Es importante tener en cuenta el ancho de crecimiento de las hortensias al plantarlas, para evitar que se interpongan entre sí. El crecimiento por año varía entre 10 y 50 centímetros, según la variedad.

Cómo podar las hortensias

La poda es un aspecto crucial en el cuidado de las hortensias. No todas las variedades se podan de la misma manera. Aquí tienes algunas pautas generales:

Hortensias que se deben podar poco:

  • Hortensia común
  • Hortensia bola (Hydrangea arborescens)
  • Hortensia hoja de roble
  • Hortensia trepadora
  • Hortensia de hojas ásperas
  • Hortensia de montaña

Estas especies solo requieren una ligera poda en primavera, después de que hayan terminado las heladas y se hayan formado nuevos brotes. En este caso, puedes cortar las puntas de los brotes congelados y las inflorescencias viejas por encima del primer par de brotes.

Hortensias que se deben podar en otoño:

  • Hortensia paniculata
  • Hortensia bola de nieve

Estas variedades se deben podar en otoño. A fines del otoño, puedes cortar todos los brotes viejos cerca del suelo por encima de un par de yemas. Esto permitirá que las hortensias produzcan nuevos brotes fuertes con flores grandes en el año siguiente.

Consejos para hacer florecer hortensias azules

Si quieres que tus hortensias tengan flores azules, puedes seguir estos consejos:

  • El color de las flores de las hortensias está influenciado por el pH del suelo. Para obtener flores azules, el suelo debe tener un pH ácido, entre 4 y 4,5. Puedes lograr esto utilizando un fertilizante rico en potasio y posos de café.
  • En suelos alcalinos, las flores de las hortensias serán rosas. En suelos muy alcalinos, las flores serán blancas.
Further reading:  Cuidando la Hortensia: Consejos Esenciales para su Crecimiento

Cómo proteger las hortensias en invierno

Las hortensias son plantas perennes que pueden resistir bajas temperaturas, pero es importante protegerlas adecuadamente en invierno. Aquí tienes algunos consejos:

  • Cubre el cuello de la raíz de las hortensias con mantillo de corteza, compost o tierra de jardín, aproximadamente de 10 a 20 cm de altura.
  • Para hortensias de mayor tamaño, puedes envolver la planta con una tela transpirable, como un vellón de invierno. Evita utilizar materiales herméticos, ya que es importante permitir cierta ventilación.
  • Si tienes hortensias en macetas, es recomendable trasladarlas a un lugar protegido, como un sótano o un cobertizo de jardín. La oscuridad y la protección contra las heladas ayudarán a que la planta entre en un estado de reposo.

Las hortensias y su toxicidad

Las hortensias se consideran ligeramente tóxicas, tanto para los humanos como para los animales. Sin embargo, es poco probable que causen problemas graves a menos que se ingieran grandes cantidades. Los síntomas de intoxicación pueden incluir mareos, dificultad para respirar, calambres y problemas circulatorios.

Cómo propagar las hortensias

La propagación de las hortensias es sencilla y puede hacerse mediante esquejes o división de la planta madre. Aquí tienes algunas pautas útiles:

  • La propagación por esquejes es una forma fácil y eficaz de reproducir las hortensias. Corta brotes verdes por debajo del tercer par de hojas y retira el par de hojas inferior y superior. Coloca los esquejes en una maceta con tierra para macetas y mantenlos en un lugar cálido y húmedo. Después de unas semanas, podrás trasplantar los esquejes a macetas más grandes.
  • Si deseas dividir una planta madre, desentierra cuidadosamente la planta y divide el cepellón en dos partes. Replanta las dos secciones en macetas separadas.
Further reading:  Hortensias: ¿De sol o de sombra?

¡Disfruta de la belleza y el encanto de las hortensias en tu jardín con estos consejos de cuidado y poda! Para obtener más información sobre el mundo de las plantas ornamentales, visita Una Planta.

YouTube video
Hortensias: todo lo que necesitas saber sobre su cuidado y poda