Cómo construir un invernadero casero para cultivar plantas

Advertisement

cultivo de hortalizas en invernadero casero

Si eres amante de las plantas y quieres comenzar a cultivar tus propias hortalizas en casa, construir un invernadero casero puede ser la solución ideal. En este artículo te explicaremos paso a paso cómo instalar tu propio invernadero y conocer los detalles clave para asegurar un crecimiento saludable de tus plantas.

Instalación: paso a paso

El primer paso para construir tu invernadero casero es elegir el lugar adecuado. Busca un espacio con suficiente luz solar y ventilación para que tus plantas reciban la cantidad necesaria de luz y calor. Asegúrate de tener suficiente altura y anchura para instalar estanterías o mesas de cultivo.

Una vez que hayas elegido el lugar, es hora de instalar el sistema de anclaje. Puedes utilizar varillas corrugadas y acoplar los mallazos que formarán la bóveda del invernadero. Además, monta los listones o tubos para dar estabilidad a la estructura.

Una vez que la estructura esté lista, cúbrela con un plástico especial para invernaderos de alta resistencia. Asegúrate de enterrar el exceso de plástico en una zanja para mantenerlo tenso y evitar que se suelte con el viento. Por último, instala ventanas y puertas correderas para regular la ventilación.

imagen del proceso de instalación del invernadero

Control de la temperatura

Una vez que el invernadero esté listo, podrás plantar tus hortalizas en el terreno o en macetas, materas, jardineras o mesas de cultivo. Es importante asegurar un control adecuado de la temperatura para el crecimiento saludable de las plantas.

En épocas frías, evita las heladas y permite una temperatura interior de 5 a 10 grados centígrados más alta que el exterior para que las plantas sigan vegetando o paralicen su desarrollo según sea necesario. Por otro lado, en épocas calurosas, es importante ventilar el invernadero en las horas más frescas del día para evitar que las altas temperaturas dañen las plantas. También puedes pulverizar agua o cubrir las plantas con paños de sombra para reducir el impacto del sol.

Further reading:  Siembra en Junio: Plantas Aromáticas, Frutas, Verduras y Hortalizas
Advertisement

Riego y ventilación

El riego es uno de los aspectos más importantes para garantizar un crecimiento saludable de las plantas. Ajusta el sistema de riego para mantener el sustrato permanentemente húmedo y la humedad ambiental entre el 50% y el 60%. Esto ayudará a que las plantas reciban la cantidad adecuada de agua sin excesos ni defectos.

La ventilación también es fundamental para evitar problemas de hongos causados por el exceso de humedad. Asegúrate de ventilar adecuadamente el invernadero para mantener un ambiente saludable para tus plantas.

Construir un invernadero casero puede ser una excelente manera de comenzar tu propio huerto en casa. Sigue estos pasos y disfruta de la experiencia de cultivar tus propias plantas y hortalizas en un entorno controlado y protegido.

Para obtener más información sobre el mundo de las plantas y el cultivo en invernaderos, visita Una Planta.

Advertisement