Una Planta Versátil y Sorprendente: La Olivarda

Una Planta Versátil y Sorprendente: La Olivarda
Advertisement

¡Descubre la olivarda, una planta fascinante que te sorprenderá con sus múltiples usos y características únicas! Conocida también como hierba mosquera, la olivarda (Dittrichia viscosa) es una especie de planta que se encuentra en el Parque Natural Sierra de Baza (Granada). Su nombre científico hace referencia a Manfred Dittrich, un destacado botánico alemán.

Una Planta Resistente y Ubicua

A lo largo del Mediterráneo, excepto en Chipre, la olivarda ha encontrado su hábitat ideal en cunetas, terrenos baldíos, colinas pedregosas, lechos de torrentes y zonas de suelo alterado. Sus hojas alternas, lanceoladas u oblongas, perennes y ligeramente dentadas, están cubiertas de pelillos glandulares que exudan una sustancia pegajosa, la cual actúa como repelente natural contra los herbívoros y también inhibe la germinación de otras plantas vecinas. De esta manera, la olivarda asegura su crecimiento y expansión sin competencia.

Un Espectáculo Floral que Atrae a los Insectos

La olivarda pertenece a la familia de las compuestas, y su atractivo reside en sus agrupaciones florales de color amarillo-dorado. Estas agrupaciones, que aparecen a finales del verano y principios del otoño, se componen de múltiples flores agrupadas en capítulos, formando una única estructura. Durante esta época, la olivarda se convierte en un auténtico festín para muchos insectos polinizadores.

Usos Tradicionales y Medicinales

La olivarda ha sido utilizada desde la antigüedad por sus propiedades balsámicas y antisépticas, gracias a la presencia del eucaliptol. Sus flores y hojas se han utilizado como base para ungüentos utilizados en la cicatrización de heridas. La pasta resultante de machacar las hojas, con su agradable olor viscoso, se aplicaba directamente sobre heridas abiertas o quemaduras para acelerar la curación. También se ha utilizado para tratar esguinces, hirviendo las flores y hojas en agua y sumergiendo el pie afectado.

Further reading:  Crajiru: Una Planta Medicinal con Muchos Beneficios para la Salud

Además, la infusión de las hojas de la olivarda ha sido empleada como remedio para aliviar molestias de artritis y reumatismo. Se recomienda tomarla en ayunas dos veces por semana, en cantidades moderadas debido a la posible toxicidad de la planta. Asimismo, se le atribuyen propiedades analgésicas, diuréticas y antipiréticas, así como la capacidad de ayudar en problemas digestivos y expulsar gusanos intestinales. No obstante, es importante destacar que su uso interno puede acarrear complicaciones y no se recomienda sin la supervisión médica adecuada.

Advertisement

Un Aliado en el Huerto y en la Naturaleza

La olivarda es una especie atractiva para los insectos polinizadores y también para insectos depredadores y parasitoides beneficiosos para los cultivos hortícolas. Por esta razón, esta planta silvestre es ideal para tener cerca de huertos y utilizarla en los márgenes o divisiones de los mismos. Además, los pastores han utilizado la olivarda como atrapa-moscas durante el verano, colgándola del techo para atraer y atrapar a estos insectos. También se ha utilizado mezclada con paja como cama para el ganado, con el fin de ahuyentar o retener las pulgas en la sustancia viscosa. Incluso ha sido utilizada como sucedáneo del tabaco.

Una Especie Invasora con Aplicaciones Controladas

La capacidad de la olivarda para expandirse rápidamente, gracias a sus frutos que son transportados por el viento, y su adaptación a terrenos pobres, secos y soleados, la ha llevado a ser catalogada como una especie invasora. Aunque desplaza a las especies nativas, también se ha utilizado para controlar naturalmente taludes de carreteras, caminos y canteras abandonadas, ya que es capaz de retener el suelo de manera efectiva.

Further reading:  Plantas: Privacidad y Belleza en Tu Espacio Exterior

¡Descubre más sobre la olivarda y sus fascinantes características en Una Planta!

Imagen 1B

Imagen 1C

Advertisement