Plantas de interior: cómo propagar la planta cinta paso a paso

Advertisement

¡Descubre cómo propagar la planta cinta de manera sencilla y llena tu hogar de hermosos esquejes de esta especie! Los amantes de las plantas de interior saben que la planta cinta es perfecta para decorar cualquier rincón. Además, absorbe la humedad y combate el moho, por lo que es ideal para el baño. En este artículo te explicaremos paso a paso cómo propagar la planta cinta y disfrutar de nuevas macetas llenas de vida.

Cómo propagar la planta cinta

Cuando las flores de la planta cinta se marchitan, aparecen pequeñas plantas con forma de arañitas. Estas son las que nos permitirán propagar la planta de manera sencilla. Para hacerlo, corta los brotes, conservando las protuberancias donde se encuentran las raíces diminutas. Estas raíces se arraigarán en la tierra o crecerán en el agua, ¡así de fácil!

Propagar la planta cinta en agua

Si las raíces de las arañitas aún no son lo suficientemente fuertes o simplemente deseas observar su desarrollo en agua, colócalas en un vaso o jarrón con agua. Asegúrate de que las hojas no queden sumergidas. Este método te permitirá ver cómo las raíces crecen día a día. Recuerda rellenar el agua que se evapora y cambiarla regularmente para evitar el crecimiento de hongos. Además, coloca la planta en un lugar con luz solar directa y en tan solo dos semanas, podrás plantarla en una maceta.

Cómo plantar la cinta en una maceta

Cuando las raíces de la planta cinta estén desarrolladas, es el momento de trasplantarlas a una maceta. Asegúrate de utilizar un sustrato de calidad que retenga bien la humedad, preferiblemente con corteza de pino, vermiculita, turba o perlita. La maceta también debe tener un buen drenaje. Haz un pequeño agujero en el centro de la maceta y coloca las arañitas cuidadosamente, asegurándote de cubrir las raíces con tierra. Riega la planta hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje.

Further reading:  14 Plantas con Flores Azules: Belleza en Azul
Advertisement

Una vez que hayas trasplantado tus plantas, riégalas inmediatamente hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje. Ten en cuenta que si el sustrato se mantiene demasiado húmedo, las raíces podrían pudrirse y la planta moriría. A partir de ese momento, riega aproximadamente cada dos días hasta que la planta comience a crecer de forma regular. Luego, riega solo cuando el sustrato esté seco.

Recuerda que propagar plantas es una forma maravillosa de llenar tu hogar de vida y belleza. No dudes en probar este sencillo método de propagación con la planta cinta. ¡Te encantará ver cómo crecen nuevas plantas en tu espacio!

Puedes encontrar más consejos para el cuidado de tus plantas en Una Planta, donde encontrarás información sobre diferentes especies y trucos para mantenerlas saludables.

¡A disfrutar de tus hermosas plantas de interior!

Fotografía de portada | Susanna Cesareo para Canva.com

Advertisement