El Encanto del Zapallo Anco: Características, Cultivo y Cuidados

El Encanto del Zapallo Anco: Características, Cultivo y Cuidados
Advertisement

El zapallo anco, conocido también como calabaza o anquito, es una planta fascinante que pertenece a la familia de las Cucurbitáceas. Originaria de las zonas cálidas de América, esta especie ha cautivado los paladares y corazones de personas alrededor del mundo, gracias al delicioso sabor y valor nutricional de sus frutos y semillas.

La Maravilla de la Naturaleza

El zapallo anco, también llamado científicamente Cucurbita moschata, es una planta anual que se desarrolla como una enredadera rastrera y trepadora. Sus tallos presentan nudos y entrenudos claramente definidos. En cada nudo, se origina una hoja, usualmente dos yemas, un zarcillo que se enrosca alrededor de un soporte y raíces adventicias, que aparecen cuando el nudo está en contacto con tierra húmeda o en días lluviosos.

El encanto del zapallo anco radica en sus diferentes variedades desarrolladas en la década de 1990. Estas variedades, conocidas como «de tronco», se distinguen por tener entrenudos cortos en la guía principal, dándole un aspecto de «tronquito» y un crecimiento más arbustivo a la planta.

Para complementar su carácter singular, las plantas de zapallo anco son monoicas, es decir, presentan flores masculinas y femeninas separadas en la misma planta. Por lo general, las flores masculinas aparecen antes que las femeninas.

Una Fuente de Vitaminas y Nutrientes

Los frutos del zapallo anco tienen forma de pera en muchos casos y son una excelente fuente de carbohidratos. Cuando los frutos son tiernos, contienen una mayor cantidad de vitamina C. Por otro lado, los frutos maduros, con pulpas amarillentas o anaranjadas, son una valiosa fuente de vitamina A.

Further reading:  El Control y la Operación de la Planta: La Clave del Tratamiento del Agua

Además de su riqueza vitamínica, el zapallo anco o calabaza es un alimento altamente nutritivo y de fácil digestión. Tanto la pulpa como las semillas son aptas para el consumo humano. De hecho, las semillas son una importante fuente de proteínas y aceite.

Cultivo y Cuidados del Zapallo Anco

La multiplicación del zapallo anco se lleva a cabo mediante la siembra de semillas en suelos profundos y bien drenados. Aunque también se pueden obtener buenos resultados en sustratos arenosos, en ese caso es necesario enriquecerlos con altos niveles de materia orgánica.

Advertisement

La temperatura, la cantidad de luz y el fotoperíodo son factores clave para el desarrollo del zapallo anco. Estos elementos influyen directamente en la expresión sexual de la planta, en la fructificación y en el crecimiento de los frutos. Es importante tener en cuenta que esta planta requiere un período libre de heladas de entre 120 y 150 días. Las bajas temperaturas pueden dañar incluso las plántulas, lo cual es motivo de precaución.

La siembra se realiza una vez que el peligro de heladas ha pasado. Se recomienda colocar dos o tres semillas por pozo, a una profundidad de 5 centímetros. Sin embargo, en variedades de alto costo de semillas, se suele depositar solo una semilla por pozo.

El arte de regar adecuadamente

En cuanto a las necesidades de riego, el zapallo anco suele necesitar más agua durante la floración y el engrosamiento de los frutos. En regiones áridas con suelos arenosos o franco-arenosos, se recomienda realizar 12 riegos semanales. En cambio, en zonas con suelos más pesados y mayor cantidad de precipitaciones, se puede prescindir del riego adicional.

Further reading:  Ideas frescas para embellecer las fachadas de tu casa

Durante todo el proceso de cultivo, es importante evitar el estancamiento del agua de riego, ya que esto puede perjudicar seriamente el desarrollo de la planta.

¡Colabora con Una Planta!

Si quieres contribuir a mantener el flujo de información de calidad, no dudes en visitar Una Planta. Con un pequeño aporte mensual, estarás ayudando a cubrir los gastos necesarios para seguir entregando artículos útiles y relevantes a todos los amantes de la jardinería y la naturaleza.

¡Disfruta del encanto del zapallo anco en tu jardín y en tus deliciosas recetas!

Advertisement