Los 18 restaurantes que no pudieron sobrevivir a la pesadilla de Alberto Chicote

¡Prepárate para conocer los restaurantes que no pudieron resistir el impacto de la intervención de Alberto Chicote en «Pesadilla en la Cocina»! Aunque el famoso chef ha logrado revivir algunos establecimientos, hay otros que no tuvieron la misma suerte. ¡Descubre cuáles fueron los que lamentablemente tuvieron que cerrar sus puertas para siempre!

El Castro de Lugo (Madrid)

Este bar de Tetuán, especializado en cocina gallega, fue el quinto en ser visitado por el programa. El propietario, Óscar, tenía dificultades para controlar a sus empleados y el restaurante terminó cerrando poco después de la emisión.

Phoenix (Elche)

En esta sandwichería de Elche, el propietario se enfrentó constantemente a Chicote y el restaurante terminó cerrando entre gritos e insultos.

La Mansión de Navalcarnero (Navalcarnero)

Sin duda, uno de los casos más polémicos. El propietario, José Luis Sanz, denunció al programa por negligencia y el restaurante terminó cayéndose a pedazos. A pesar de sus esfuerzos, perdió la batalla legal y La Mansión de Navalcarnero cerró definitivamente.

Da Vinci (Alicante)

Aunque todo parecía ir bien después de la intervención, este restaurante terminó cerrando. El propietario culpó a «Pesadilla en la Cocina» por el fracaso.

Further reading:  La Flor Oficial de San Juan: Conocé el Retamo, Tesoro Natural

Mosto Tejero (Jerez de la Frontera)

Alberto Chicote se encontró con un ambiente de juerga en este restaurante de Jerez, lo cual dificultó su labor. El programa se emitió después del cierre del local.

La Habana (Gijón)

A pesar de su nombre, este restaurante asturiano no transmitía la alegría cubana. La coordinación y la comunicación interna eran un desastre, lo que llevó al cierre en mayo de 2020.

Irlanda (Ferrol)

En septiembre de 2019, este popular local de Ferrol cerró sus puertas. La dueña era aficionada al erotismo y la comunicación con el personal era deficiente.

El Vivaldi (Barcelona)

Situado en el barrio de Sants, este restaurante italiano no logró convertirse en un referente de la tradición culinaria. A pesar de los esfuerzos del dueño y su hijo, los números no cuadraron y cerraron años después.

El Rincón de Montse (Daganzo de Arriba – Madrid)

Después de la intervención de Chicote, Montse decidió cambiar el nombre del restaurante, pero los problemas continuaron. A pesar de los cambios realizados, el cierre fue inevitable.

Baltias (Madrid)

En este restaurante, Chicote tuvo motivos para temer por su integridad física. El dueño estaba desmotivado y el chef no aceptaba las críticas, llegando incluso a amenazar a Chicote.

Juan de Austria (Madrid)

El aspecto del restaurante no ayudaba en absoluto. Con su feo diseño y los enfrentamientos constantes entre el propietario y su hija, este asador estaba condenado al fracaso.

Hot Beach (Alicante)

Este restaurante valenciano albergaba una plantilla muy peculiar, pero también tenía problemas de higiene y calidad en sus productos. Alberto Chicote no podía creer lo que veían sus ojos, y al final el tiempo demostró que tenía razón.

Further reading:  El Amarillo de la Retama: La Flor que Ilumina tu Jardín

La tarantella (Barcelona)

Este restaurante italiano sufrió una tragedia personal durante la emisión del programa: el fallecimiento del padre de Nicola, el jefe del negocio. Además, tuvieron problemas con el propietario del local. A pesar de los esfuerzos de todos, el destino tenía otros planes. Otro italiano que no tuvo éxito en Barcelona.

Cool Palace (Rivas-Vaciamadrid)

En un principio, parecía que la intervención de «Pesadilla en la Cocina» en este restaurante iraní había tenido éxito. Sin embargo, a pesar de la inversión en remodelación y nuevos platos, el cierre fue inevitable.

El Rusiñol (Aranjuez)

En este restaurante, Chicote soltó una de sus mejores frases: «Este pescado tiene menos chicha que la pata de una grulla». A pesar de los cambios realizados, los propietarios cerraron para abrir nuevos negocios en el mismo lugar.

La Cueva de Juan (Paiporta – Valencia)

Aunque el propietario cantaba y parecía entusiasmado en la emisión del programa, la realidad fue otra. Cuando se emitió el programa, los dueños eran otros y tuvieron que desvincularse rápidamente de todo lo mostrado.

Taberna Lolailo (Valencia)

Chicote no encontró nada positivo en este establecimiento: ni la actitud de los dueños, ni la comida, ni el trato a los clientes insatisfechos. Después de la intervención, el restaurante cerró definitivamente.

Casa Pili (Castro-Urdiales – Cantabria)

A pesar de la autocrítica inusual de la dueña, Pili, el restaurante tuvo que cerrar sus puertas después de la emisión del programa. Al menos, quedaron los mensajes de ánimo.

Recuerda que, aunque no todos los restaurantes lograron superar la pesadilla de Chicote, algunos sí han sabido renacer. Si quieres descubrir más consejos y novedades sobre el mundo de la cocina, ¡no te pierdas el sitio web de Una Planta! Una Planta

Further reading:  ¡Descubre las mejores Ferias y Fiestas en Las Rozas!
YouTube video
Los 18 restaurantes que no pudieron sobrevivir a la pesadilla de Alberto Chicote