Buganvilla Glabra: La Reina de las Trepadoras

Advertisement

Si eres amante de la naturaleza y buscas darle color y vida a tus espacios, no puedes dejar de conocer a la Bougainvillea glabra, también conocida como Buganvilla o Santa Rita. Esta planta trepadora es apreciada por sus vistosos colores y se ha convertido en la reina indiscutible de los muros, rejas y vallas.

Una belleza única en su especie

La Buganvilla glabra se caracteriza por su follaje simple y ovalado, que puede alcanzar longitudes de hasta 12 cm. Sus ramas largas, que pueden llegar a medir hasta 12 metros, trepan con espinas bajo las hojas, por lo que requiere cuidado al manipularla. Pero lo más destacado de esta planta son sus flores, o mejor dicho, sus inflorescencias. Estas inflorescencias están compuestas por tres brácteas de colores llamativos, que encierran tres flores blancas y tubulares. La floración de la Buganvilla se extiende durante todo el año, deleitando nuestra vista con su esplendor.

Fácil de cuidar, difícil de resistir

Cultivar una Buganvilla no requiere de grandes conocimientos ni cuidados específicos. Esta planta es perfectamente adaptable a climas secos, por lo que es ideal para jardines mediterráneos y áreas xerófitas. En cuanto al riego, es importante tener en cuenta que la Buganvilla no necesita ser regada con frecuencia, ya que está acostumbrada a la escasez de agua. Solo debes regarla cuando el sustrato esté seco, especialmente en verano. Si quieres ahorrar agua, puedes optar por un sistema de riego por goteo.

Further reading:  Consejos para cuidar las Bugambilias, nuestras plantas trepadoras favoritas

Un detalle importante para garantizar una floración exuberante es ubicar la planta en un lugar soleado. La Buganvilla necesita recibir la luz del sol para florecer en todo su esplendor. Además, es recomendable evitar el uso de abonos nitrogenados, ya que estos estimulan el crecimiento de hojas en detrimento de las flores. La poda también es fundamental para mantener a raya el crecimiento descontrolado de la planta. Recuerda eliminar las ramas secas o dañadas y estimular la formación de nuevos tallos con una poda adecuada.

Advertisement

La Buganvilla es resistente a bajas temperaturas, aunque no debe ser expuesta a temperaturas por debajo de los 0ºC.

Multiplicación para compartir su belleza

Si deseas multiplicar tu Buganvilla, tienes varias opciones. Puedes hacer esquejes leñosos durante el invierno, manteniéndolos a una temperatura de 20ºC. También puedes optar por esquejes tiernos o semileñosos en primavera y verano. Otra opción es realizar un acodo aéreo en primavera. Sea cual sea el método que elijas, podrás compartir la belleza de esta planta con tus seres queridos.

Una Planta, la tienda especializada en plantas y jardinería, ofrece una amplia variedad de Buganvillas para que puedas embellecer tus espacios al máximo. Visita su página web Una Planta para descubrir todo lo que tienen para ofrecerte.

En resumen, la Buganvilla glabra es una planta trepadora de gran belleza y resistencia, ideal para llenar de color y vida nuestros jardines y terrazas. Su fácil cuidado y su capacidad de adaptación la convierten en una opción perfecta para aquellos que buscan una planta que destaque por su esplendor. No dudes en incluir a la Buganvilla en tu lista de plantas favoritas.

Advertisement