La Artritis Psoriásica y sus Tratamientos

Advertisement

Tratamiento Biológico

La Artritis Psoriásica es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta las articulaciones, y que puede ser tratada de diferentes maneras. Una de las opciones más efectivas es el tratamiento biológico, el cual utiliza proteínas similares a las humanas para bloquear las moléculas responsables de la inflamación.

¿Cuándo se utiliza el tratamiento biológico?

El tratamiento biológico se considera cuando los tratamientos no biológicos tradicionales han fallado. En el caso de la Artritis Psoriásica periférica, se utiliza cuando los fármacos convencionales no responden o no pueden ser recetados. En el caso de la Artritis Psoriásica axial, se utiliza cuando el paciente no responde a los antiinflamatorios habituales.

Antes de comenzar con un tratamiento biológico, es fundamental realizar un examen médico para descartar patologías como la tuberculosis, hepatitis B o C e infección por VIH.

Tipos de tratamiento biológico

Existen dos tipos de tratamientos biológicos para la Artritis Psoriásica: los inhibidores del TNF (anti-TNFα) y los no anti-TNFα.

Tratamientos biológicos no anti-TNFα:

  • USTEKIZUMAB (comercializado como Stelara): Se administra subcutáneamente cada 12 semanas.
  • SECUKINUMAB (comercializado como Cosentyx): Se administra subcutáneamente cada 4 semanas.

Tratamientos biológicos anti-TNFα:

  • Infliximab: Se administra por vía intravenosa.
  • Etanercept: Se administra subcutáneamente una vez a la semana.
  • Adalimumab: Se administra subcutáneamente cada dos semanas.
  • Golimumab: Se administra subcutáneamente cada 4 semanas.
  • Certolizumab: Se administra subcutáneamente cada 15 días.

Tratamiento Biológico

Es importante tener en cuenta que el tratamiento anti-TNF está contraindicado en casos de infecciones activas, tumores, insuficiencia cardiaca grave y enfermedades neurológicas como la Esclerosis múltiple. También está contraindicado en casos de alergia al principio activo o excipientes, alergia al látex y durante el embarazo y la lactancia.

Further reading:  Cuidados e Importancia del Cultivo de Espárragos durante el Invierno
Advertisement

Durante el tratamiento biológico, es necesario llevar a cabo una monitorización regular mediante análisis de sangre, hígado y riñón. Además, es importante tener en cuenta que algunos de estos medicamentos no deben administrarse durante el embarazo ni combinarse con el consumo de alcohol.

Efectos adversos y tratamiento quirúrgico

Los efectos adversos más comunes del tratamiento biológico incluyen reacciones locales en el punto de inyección, reacciones alérgicas, infecciones respiratorias y molestias digestivas. Sin embargo, no se ha demostrado que estos tratamientos aumenten el riesgo de cáncer en pacientes con psoriasis y Artritis Psoriásica, excepto en el caso del cáncer de piel-no melanoma.

En casos especiales con deformidades articulares importantes o daño articular, puede considerarse el tratamiento quirúrgico, el cual implicaría el reemplazo de la articulación afectada.

Recuerda que para obtener más información sobre la Artritis Psoriásica y sus tratamientos, puedes visitar Una Planta.

Advertisement