Retiro de espigas de la planta invasora «rabo de gato» en la isla de El Hierro

Advertisement

Rabo de gato

El equipo de Medio Ambiente del Cabildo de El Hierro ha llevado a cabo la tarea de retirar manualmente y embolsar las espigas de la planta invasora «rabo de gato» en el municipio de La Frontera. Esta iniciativa tiene como objetivo evitar la propagación de esta especie y preservar la biodiversidad de la isla.

La importancia de actuar de inmediato

El área de Biodiversidad del Cabildo insiste en la importancia de tomar medidas inmediatas para mantener bajo control esta especie invasora y proteger el entorno natural de El Hierro. Recuerdan que la detección y actuación temprana son fundamentales para evitar su propagación descontrolada.

La nueva población de «rabo de gato»

El descubrimiento de esta nueva población de «rabo de gato» (Pennisetum setaceum) se produjo en los márgenes de la carretera de Las Puntas, en el municipio de La Frontera. El Servicio de Carreteras del Cabildo de El Hierro fue quien alertó sobre la presencia de esta planta, lo que llevó a su pronta retirada.

Actualmente, se han detectado 25 poblaciones de «rabo de gato» en la isla, distribuidas en los municipios de Valverde y La Frontera. Estas poblaciones están siendo controladas de manera constante por el Servicio de Biodiversidad del Cabildo.

Colaboración ciudadana

Desde el Cabildo hacen un llamamiento a todos los ciudadanos para que estén alerta y notifiquen la presencia de esta planta al número de emergencia 112. La colaboración ciudadana es fundamental para controlar su propagación y minimizar su impacto en el ecosistema de la isla.

Further reading:  Durezas en los pies: Cómo tratarlas y prevenirlas

Características del «rabo de gato»

Advertisement

El «rabo de gato» es una gramínea originaria del noreste de África. Cada planta puede llegar a vivir hasta 20 años y tiene un gran poder invasor debido a que cada ejemplar puede producir hasta 10,000 semillas que se dispersan fácilmente a través del viento, el agua, los animales, los vehículos, la ropa o el calzado.

La germinación de estas semillas es continua, pero pueden permanecer en el suelo hasta seis años antes de brotar. Además, crecen rápidamente y pueden producir flores tan solo tres meses después de germinar. Son plantas resistentes al pisoteo, los cortes y el fuego.

Origen y prevención

Esta especie fue introducida en Canarias con fines ornamentales en los años cuarenta. Su rápida propagación y el impacto negativo que tiene en la biodiversidad de la isla hacen necesario tomar medidas para prevenir su expansión.

Life Invasaqua

En conclusión, el retiro de las espigas de la planta invasora «rabo de gato» en la isla de El Hierro es una acción necesaria para proteger el ecosistema y preservar la biodiversidad. Todos podemos contribuir notificando su presencia y evitando su propagación. Para más información, visita Una Planta.

Advertisement