El oídio: una enfermedad que acecha nuestras plantas

Advertisement

¡Hola amig@ jardinero/a! ¿Has notado alguna vez una acumulación polvorienta de color blanco en las hojas y tallos de tus plantas? ¡No te alarmes! Eso es señal de la presencia del oídio. A diferencia de otras enfermedades causadas por hongos que suelen aparecer en climas frescos y húmedos, el oídio se desarrolla en condiciones secas y cálidas. ¡Curioso, ¿verdad?!

El oídio y sus características

El oídio es causado por diversas especies de hongos, cada uno atacando a una planta o familia de plantas particular. Sin embargo, a medida que esta enfermedad se propaga, puede afectar a una amplia variedad de plantas, desde vegetales hasta arbustos ornamentales. ¡Incluso las plantas que atraen a los polinizadores son sus víctimas más comunes!

¿Cómo identificar y detectar el oídio?

El oídio es una de las enfermedades más fáciles de reconocer. Comienza con la aparición de manchas o parches de polvo blanco en las hojas o los tallos de las plantas. Con el tiempo, este polvo se esparce y cubre toda la superficie de las hojas, incluso la parte inferior. Es como si la planta estuviese cubierta de polvo blanco. Además, las hojas infectadas se tornan amarillas y se retuercen, mientras que los retoños y capullos de flores crecen de manera distorsionada. Como resultado, los frutos tienden a ser de poca calidad y la cosecha suele ser escasa.

Cómo combatir el oídio

La prevención y la perseverancia son clave para controlar el oídio en nuestras queridas plantas. Por ejemplo, en el caso de los pepinos y las calabazas, el tratamiento preventivo debe comenzar desde las primeras hojas. En el caso de las plantas que atraen a los polinizadores, como las cinias, se debe aplicar el tratamiento en cuanto se detecte el polvo blanco. En el caso de arbustos ornamentales, como los viburnos, el tratamiento es más efectivo durante el verano cuando las condiciones climáticas son favorables para la enfermedad.

Further reading:  20 plantas seguras para gatos e perros

La marca GardenTech® ofrece productos efectivos para prevenir, controlar y detener el oídio, así como otras 65 enfermedades causadas por los hongos. Estos productos pueden ser utilizados en vegetales, flores, plantas ornamentales y cucurbitáceas, ¡incluso el mismo día de la cosecha! Dos opciones son:

Advertisement
  • El fungicida listo para usar Daconil® viene en una práctica botella lista para ser usada en plantas individuales, como las calabazas en macetas o las cinias sembradas en macetas de ventanas. Rocía todas las superficies de las plantas, tanto la parte superior como la inferior, evitando las flores abiertas para proteger a los polinizadores.

  • El fungicida concentrado Daconil® es ideal para rociadores de mano, acoplables a mangueras o tanques. Es una alternativa fácil y económica. Simplemente vierte la cantidad recomendada de concentrado en el rociador, añade agua y mezcla bien. Luego, rocía todas las superficies de las plantas, incluyendo los tallos.

¡Un consejo extra!

Recuerda que el oídio no se desarrolla en condiciones de calor intenso, clima soleado y con buena ventilación. Por lo tanto, es importante dejar suficiente espacio entre las plantas para que la luz solar y el aire circulen libremente entre las hojas. Además, es recomendable retirar y desechar las hojas y tallos infectados. ¡No los reutilices como abono orgánico, ya que los hongos pueden sobrevivir en el calor!

Leer siempre las etiquetas de los productos es fundamental. Sigue las instrucciones, incluyendo la información sobre qué plantas se pueden tratar, las dosis y la frecuencia de aplicación, así como los intervalos previos a la cosecha (IPH) en cultivos comestibles.

Para obtener más información y consejos sobre el cuidado de tus plantas, no dudes en visitar Una Planta. ¡Allí encontrarás todo lo que necesitas para mantener tus plantas siempre saludables y hermosas!

Further reading:  Las Mejores Plantas para Mantener a los Gatos Alejados del Jardín

¡Hasta la próxima, amig@ jardinero/a!


Imágenes:

  1. Cinia
  2. Cinia
  3. Calabaza
  4. Follaje del pepino
  5. Calabacín
  6. Primer plano vertical de calabacín

Todas las fotos son de Scot Nelson. Dominio público, sin derecho de autor.

Advertisement