La Sorprendente Amenaza del Cambio Climático a la Planta Emblemática del Teide

Advertisement

La retama es una planta característica y emblemática del paisaje volcánico del Teide en Tenerife, España. Su floración blanca pinta el paisaje por encima de los dos mil metros de altitud. Aunque esta planta estuvo en peligro de desaparecer en el pasado, la erradicación de su uso para el ganado y combustible propició su crecimiento y la convirtió en una especie abundante en las montañas de Tenerife.

Sin embargo, el cambio climático, la masificación y las especies invasoras están amenazando la conservación del Parque Nacional del Teide. La retama ha sido catalogada como «preocupación menor» en la lista roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Sin embargo, expertos canarios consideran que esta clasificación debe ser revisada debido al deterioro de la retama en las últimas tres décadas.

Un estudio reciente publicado en Journal of Nature Conservation revela que la superficie de retama en el Parque Nacional ha disminuido en un 28,7% entre 1987 y 2019. Si esta tendencia continúa, la retama podría sufrir una pérdida significativa que podría colapsar en un futuro cercano. Los investigadores advierten que para 2080, la cobertura promedio por hectárea podría ser tres veces menor que en la actualidad.

El cambio climático es uno de los factores que están acelerando el declive de la retama. A esto se suma la presión de herbívoros introducidos en el parque, especialmente el conejo europeo. El aumento de la temperatura mínima durante las últimas décadas ha provocado un aumento en la densidad poblacional de estos animales, lo que representa un grave problema para la regeneración de la retama.

Further reading:  Descubriendo el Mundo de las Cookies

La retama es una planta clave en el ecosistema del Teide, ya que enriquece los suelos al fijar nitrógeno. Es fundamental controlar las especies invasoras, especialmente los conejos, para garantizar su conservación. Actualmente, algunas áreas del parque ya están valladas para evitar el acceso de estos animales, y la diferencia en cuanto al número de ejemplares de retama dentro y fuera de estos recintos es abismal.

Advertisement

Los investigadores proponen que la retama sea catalogada como especie vulnerable y plantean la necesidad de evaluarla adecuadamente y llevar estos datos a la UICN. Además, instan a revisar su categorización en los próximos años para determinar si debe considerarse como una especie en peligro.

En el Parque Nacional del Teide, se están llevando a cabo acciones para salvar la retama y adaptar la vegetación al aumento de las temperaturas. Se han construido vallados grandes para proteger áreas donde la retama pueda regenerarse sin la presencia de herbívoros. A largo plazo, se plantea la posibilidad de plantar cedros en lugar de retama en las zonas más bajas del parque, adaptándose así a la nueva realidad climática.

La retama es una especie única y emblemática del Teide, y es fundamental tomar medidas para garantizar su conservación en este entorno amenazado por el cambio climático y las especies invasoras. Solo preservando esta planta podremos asegurar la belleza y la biodiversidad de este increíble paisaje volcánico. ¡Únete a nosotros y descubre más sobre la retama en Una Planta!

Advertisement