La urea: todo lo que necesitas saber sobre esta fuente nitrogenada

Advertisement

La urea es un fertilizante altamente concentrado en nitrógeno (46%) y uno de los más económicos disponibles en el mercado. Se presenta en formas perladas y granuladas, siendo la primera utilizada para la fertirrigación y la segunda para la aplicación directa al suelo. Su alta solubilidad la hace popular en formulaciones líquidas y en sistemas de riego localizado. Sin embargo, es importante tener en cuenta sus características y consideraciones antes de utilizarla en los cultivos.

Antecedentes de la urea

La urea se comenzó a utilizar en 1935 y se popularizó a partir de los años 60. Se clasifica como un fertilizante de origen orgánico debido a su estructura química de carbamida. Se fabrica a partir del amonio y el anhídrido carbónico bajo alta presión y temperatura. Es importante tener en cuenta que si el proceso de fabricación se produce con sobrecalentamiento, puede formarse biuret, un subproducto indeseable y potencialmente tóxico para algunas especies.

Fertilización con urea

Al fertilizar el suelo con urea, se produce la hidrólisis y oxidación del amonio, lo que aumenta la acidificación del suelo y puede desplazar cationes como el calcio. Es importante tener en cuenta que el uso continuado de urea puede provocar una descalcificación del suelo. Además, la lixiviación de nitratos originados por la oxidación de la materia orgánica y el amonio puede resultar en mayor acidificación del suelo.

La velocidad de hidrólisis de la urea depende de varios factores, como la temperatura, la humedad, el contenido de materia orgánica y el pH inicial del suelo, entre otros. Es importante destacar que el pH óptimo para la actividad de la ureasa está entre 6.5 y 7.0.

Further reading:  Ojo de gallo en el pie: qué es, cómo tratarlo y cómo prevenirlo

Desventajas y limitaciones agronómicas de la urea

La urea presenta algunas desventajas y consideraciones a tener en cuenta al utilizarla como fertilizante:

  1. En sistemas de riego por goteo, se desplaza hacia la periferia del bulbo húmedo, lo que reduce su eficiencia.
  2. Advertisement
  3. No se recomienda su uso en riego por goteo.
  4. Se sugiere aplicar urea en riego por goteo a dosis bajas, menores de 4 kg N/ha.
  5. Produce un cambio intenso de pH en el suelo, inicialmente aumentándolo y luego disminuyéndolo.
  6. Genera una alta concentración de amonio durante su proceso de hidrólisis, lo cual puede afectar la absorción de cationes, especialmente de potasio.
  7. No se recomienda su uso en suelos calcáreos.
  8. Se debe incorporar rápidamente al suelo después de aplicada superficialmente.

Ventajas agronómicas de la urea

A pesar de las desventajas mencionadas, la urea también ofrece algunas ventajas como fertilizante:

  1. Bajo costo por unidad de nitrógeno.
  2. Menor costo de flete debido a su alta concentración de nutrientes por unidad de masa.
  3. Muy recomendable en pre-abonado, incorporada al suelo antes de la siembra.
  4. Fertilizante de reacción ácida, recomendado para suelos neutros a ligeramente alcalinos.
  5. No incrementa la salinidad del agua de riego.

Recuerda que la elección del fertilizante adecuado dependerá de las características específicas de tus cultivos y suelos. Si deseas obtener más información sobre la urea y otros temas relacionados, visita Una Planta, donde encontrarás recursos y consejos útiles para el cuidado de tus plantas.

¡Cuida tus cultivos y cosecha los mejores resultados!

Fuente: www.inia.cl

Advertisement