Cómo cultivar deliciosas arvejas en macetas

Cómo cultivar deliciosas arvejas en macetas
Advertisement

¡Descubre cómo cultivar deliciosas arvejas en macetas en tu propio hogar! No importa si tienes un patio, un balcón, una azotea o una terraza, cultivar arvejas en macetas es una actividad sencilla y perfecta para los meses de otoño. Este cultivo es simple, rápido, muy fructífero y requiere un mantenimiento prácticamente nulo. A continuación, te mostraré cómo obtener y germinar las semillas de arvejas, cuándo trasplantarlas a una maceta o a tierra, y cuándo cosecharlas.

Cómo obtener y germinar las arvejas

Las semillas de arvejas son las mismas arvejas que consumimos. Podemos obtenerlas de nuestra última cosecha guardando las primeras vainas para obtener cultivos tempranos o las últimas vainas que la planta produzca para obtener cultivos tardíos. Al guardar las primeras vainas y volver a cosecharlas, lograremos que las plantas se acostumbren a producir flores y vainas con arvejas cada vez antes. De la misma manera, al guardar las últimas vainas de la planta, tendremos plantas de producción tardía. Es útil tener plantas de producción temprana y tardía en nuestra huerta.

Arvejas en macetas

Para germinar las semillas, podemos colocarlas en almácigos o simplemente en un recipiente con algodón o envueltas en papel siempre humedecido. La germinación se dará en aproximadamente 5 a 10 días.

Cómo plantar arvejas en macetas

Cuándo trasplantar las arvejas

El comienzo del otoño es el momento ideal para trasplantar las arvejas. Durante los meses de marzo, abril y principios de mayo, las temperaturas no son tan altas como en verano ni tan bajas como para que haya heladas. En estos meses y cuando los plantines tengan aproximadamente 10 cm de crecimiento, podemos trasplantarlos a una maceta o a tierra.

Further reading:  Las Mejores Plantas Tapizantes para tu Acuario: Consejos Esenciales

Arvejas para tras plantar

Advertisement

En la foto de abajo, podrás ver un recipiente donde crecieron las arvejas. Aunque todas fueron sembradas el mismo día, no todas crecen a la misma velocidad. Esto depende exclusivamente de la semilla en sí. En estos casos, es conveniente trasplantar a tierra solo las arvejas más altas, y consumir las plantas más pequeñas como brotes. Estos brotes de arvejas son un exquisito ingrediente que se puede comer crudo en ensaladas, incluyendo las hojas y el tallo.

Cómo plantar arvejas en macetas

Para que la planta de arveja se desarrolle, florezca y dé arvejas, necesitaremos una maceta o jardinera de aproximadamente 30 cm de profundidad. En una maceta, es preferible utilizar un sustrato rico en nutrientes en comparación con la tierra directa. Aunque este cultivo no requiere aportes específicos, el espacio reducido de la maceta debe contener todo lo necesario para que la planta pueda completar su ciclo de vida de manera satisfactoria.

La planta de arveja crece rápidamente y sus tallos no son erectos. Desarrolla zarcillos que ayudan a su crecimiento. En una maceta o jardinera, debemos colocar un tejido o tutores que permitan que estos zarcillos se enrosquen y propicien el crecimiento de la planta hasta alcanzar aproximadamente un metro y medio o incluso dos metros de altura.

En la imagen a continuación, se muestra un cultivo de arvejas realizado en tierra. De manera similar a la maceta, se utiliza una estructura cercana para que la planta pueda treparse.

Plantas de arvejas

Cuándo cosechar las arvejas

El momento de la cosecha dependerá de la variedad de arveja y las condiciones del cultivo. En promedio, alrededor de los 3 meses, la planta habrá alcanzado su altura máxima y desarrollado su follaje. En este momento, comenzarán a crecer flores pequeñas donde se desarrollarán las vainas que contienen las arvejas.

Further reading:  Descubre los beneficios del jabón potásico de Mercadona

Arvejas en flor

Al inicio de la temporada, las vainas serán pequeñas y las arvejas serán tiernas. A medida que se acerca el final de la temporada, las vainas serán más grandes y las arvejas no serán tan tiernas. Podremos dejar que algunas vainas se sequen en la planta para guardar las semillas y cultivarlas al año siguiente.

Para saber si las arvejas están listas para cosechar, simplemente palpa el engorde de la arveja dentro de la vaina. Cosecha cuando haya rellenado todo el interior de la vaina, sin importar su longitud.

Enfermedades y cuidados del cultivo

En general, las plantas de arvejas no suelen presentar enfermedades ni atraer plagas o insectos en particular. De hecho, son benéficas para la huerta. Sin embargo, debemos tener precaución con los pulgones, ya que pueden afectarlas. Es importante revisar los tallos y la parte inferior de las hojas para detectar su presencia a tiempo.

¡Anímate a cultivar tus propias arvejas en macetas y disfruta del sabor fresco y delicioso de estas legumbres en tus comidas!

Recuerda que puedes obtener más información y productos relacionados en Una Planta.

Advertisement