Plantar albaricoque en maceta: Consejos imprescindibles

Advertisement

Cómo plantar un albaricoque en maceta

Si alguna vez has disfrutado de la deliciosa dulzura de un albaricoque, seguramente te has preguntado si podrías cultivar uno por ti mismo. Pero, ¿sabes cómo plantar albaricoque en maceta? ¿Es posible hacerlo a partir del hueso? ¿O es mejor utilizar plantones? Si tienes estas dudas, estás en el lugar adecuado. ¡Vamos a resolverlas juntos!

Cómo plantar albaricoque en maceta

frutos del albaricoque

Los albaricoques se pueden obtener a partir de los huesos, pero también puedes optar por utilizar plantones. Es importante tener en cuenta que germinar un hueso no es tarea fácil y no garantiza que obtengas frutos. De hecho, lo habitual es injertar el árbol a los dos años para asegurar su producción. Por esta razón, nos centraremos en plantar albaricoques jóvenes o plantones en maceta. Estos árboles requieren menos tiempo de espera, ya que suelen tener entre 1 y 5 años, mientras que esperar a que germine un hueso y crezca hasta esa altura no es tarea sencilla.

A la hora de plantar albaricoque en maceta, debes tener en cuenta lo siguiente:

Maceta

La maceta para un albaricoque, al igual que para cualquier otro árbol frutal, debe ser lo suficientemente profunda. No te preocupes tanto por el ancho, pero asegúrate de que tenga la profundidad necesaria para que las raíces del árbol puedan desarrollarse adecuadamente. Si no tienes la intención de mover la maceta, puedes considerar las de cerámica. Sin embargo, recomendamos las de plástico, ya que son más fáciles de transportar. Te explicaremos por qué más adelante.

Further reading:  9 especies de plantas para decorar tus macetas

Sustrato

Otro aspecto importante a tener en cuenta al plantar albaricoque en maceta es el sustrato que vas a utilizar. Si bien este árbol se adapta a cualquier tipo de suelo, prefiere aquellos que no retengan mucha humedad o sean excesivamente arcillosos. Además, es mejor utilizar un sustrato con pocos nutrientes, ya que un exceso de ellos puede ser contraproducente. Es recomendable mezclar el sustrato con perlita u otro material similar para mejorar el drenaje. Dado que a los albaricoques no les gusta el agua en exceso, esto ayudará a evitar el encharcamiento y protegerá las raíces.

rama de albaricoques

Plantación

Cuando llegue el momento de plantar, comienza colocando una base de tierra en el fondo de la maceta. Luego, coloca el albaricoque asegurándote de que las raíces estén libres y puedan crecer sin problemas. Rellena alrededor de la planta con tierra, asegurándote de que quede lo más recta posible. De vez en cuando, presiona suavemente la tierra para evitar que queden huecos o burbujas de aire que puedan desestabilizar la planta. Finalmente, riega bien y coloca la maceta en un lugar semisombreado durante un par de días antes de ubicarla en su lugar definitivo.

Los cuidados más importantes del albaricoque en maceta

albaricoque en árbol

Ahora que has plantado tu albaricoque en maceta, es importante conocer los cuidados que necesitará la planta. Aquí te los presentamos:

Ubicación y temperatura

Como buen árbol frutal, el albaricoque necesita estar expuesto a mucho sol, incluso si está en una maceta. Sin embargo, es importante protegerlo de las corrientes de aire. También debes tener en cuenta que el albaricoque no tolera bien las bajas temperaturas, por lo que deberás estar atento para evitar que se vea afectado. En ocasiones, será necesario mover la maceta a otro lugar o protegerla con mallas u otros elementos si se esperan temperaturas extremadamente bajas.

Further reading:  Descubre los increíbles beneficios del cacahuate para nuestra salud
Advertisement

Sustrato y maceta

Al tener el albaricoque en maceta, es fundamental asegurarte de que el sustrato contenga la cantidad adecuada de materia orgánica para un buen desarrollo. También debes garantizar un buen drenaje para evitar la compactación del sustrato. Para evitar el exceso de agua, algunas personas colocan piedras o fibra de coco en la base de la maceta, lo que ayuda a absorber el exceso de humedad.

Además, debes asegurarte de que la maceta sea lo suficientemente profunda para el árbol, ya que si es demasiado pequeña podría frenar su crecimiento e incluso enfermarlo.

Trasplante

Relacionado con el punto anterior, debes tener en cuenta que, dependiendo de la edad del árbol, deberás trasplantarlo a otra maceta anualmente (en el caso de los ejemplares jóvenes) o cada dos años (si es más viejo). Es importante realizar este trasplante durante el invierno, antes de que comience a brotar. Si esperas demasiado, podrías tener problemas.

Riego

La cantidad de agua que necesitará el albaricoque en maceta dependerá del clima de tu zona. Este árbol necesita agua y es posible que debas regarlo de 2 a 3 veces por semana, e incluso diariamente durante el verano. Durante el invierno, un riego semanal es suficiente, siempre y cuando no llueva abundantemente. En caso de lluvias, es mejor dejar que la naturaleza se encargue del riego.

Abono

El albaricoque en maceta no requiere grandes cantidades de abono. Es preferible utilizar compost o fertilizantes caseros en lugar de productos comprados en tiendas o viveros. Puedes utilizar estiércol, té de plátano, posos de café, cáscaras de huevo, entre otros. Es importante aplicar el abono una sola vez en primavera, cuando el árbol necesita un aporte extra de nutrientes para desarrollar sus frutos.

Further reading:  La Maravilla de la Carne 100% de Pasto Abierta

Plagas y enfermedades

Los albaricoques pueden verse afectados por hongos, bacterias, pulgones, cochinillas y otros problemas de cuidado. Por lo tanto, es importante seguir las indicaciones de prevención y tratamiento para evitar estos problemas.

Como has podido ver, plantar y cuidar un albaricoque en maceta no es una tarea difícil. Todo lo que necesitas es una guía que te ayude en el proceso. ¿Te animas a plantar y cuidar uno? Una Planta es una excelente opción para adquirir los mejores albaricoques en maceta. ¡No esperes más y empieza a disfrutar de estas deliciosas frutas en casa!

Advertisement