Combatiendo el Pulgón de la Adelfa: ¡Protege tus Plantas de Jardín!

Advertisement

El pulgón de la adelfa (Aphis nerii) es un insecto común que puede encontrarse en varias plantas de jardín, como la adelfa, el algodoncillo, los cactus, las euforbias, las convolvuláceas, las asteráceas y las rutáceas. Este pequeño insecto tiene un color amarillo anaranjado con patas y antenas negras.

Si te encuentras con millones de estos insectos en una enredadera y te preguntas si afectarán a tus tomates, ¡no tienes de qué preocuparte! Afortunadamente, estos pulgones no se alimentan de la familia de los tomates, conocida como las solanáceas. Sin embargo, si tienes otro tipo de plantas ornamentales, debes prestarles atención, ya que el pulgón de la adelfa tiene la capacidad de clonarse y propagarse rápidamente.

Estos pulgones se encuentran principalmente en los brotes y hojas jóvenes de las plantas, ya que se alimentan de su savia, lo que puede causar deformaciones en ellas. Además, los pulgones también pueden causar problemas en la belleza de las plantas, ya que están asociados a un hongo llamado negrilla.

Es importante destacar que cuando hay una gran cantidad de pulgones y se están quedando sin alimento, surgen los pulgones alados, que buscarán colonizar nuevas plantas.

Combatiendo el Pulgón de la Adelfa

Una forma efectiva y ecológica de combatir el pulgón de la adelfa es utilizar jabón potásico. Es necesario lavar bien la planta, asegurándonos de llegar a todos los rincones. El jabón potásico ahoga a los pulgones y es un método bastante efectivo. Si después de dos semanas la plaga persiste, se puede aplicar un segundo tratamiento. En caso de que sea necesario, pueden utilizarse otros remedios caseros para el pulgón, como el aceite de neem o el aceite de parafina. Estos productos son más aceitosos pero también más caros.

Further reading:  Desde Santos Reyes Yucuná, el municipio más pobre de México, se forjará una nueva historia
Advertisement

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el uso de estos productos puede afectar a los depredadores naturales de los pulgones, así que solo debemos utilizarlos cuando la cantidad de estos insectos sea incontrolable.

Recuerda que una forma de ayudar a difundir este conocimiento es compartiendo este artículo en tus redes sociales. Además, si estás interesado en obtener más información sobre plantas y jardinería, puedes visitar Una Planta, donde encontrarás una gran cantidad de recursos útiles.

¡Protege tus plantas de jardín y dile adiós al pulgón de la adelfa! Si tienes alguna pregunta, no dudes en dejarla en los comentarios. Estaremos encantados de responder a tus dudas.

Preguntas Frecuentes

  • ¿Tienes alguna duda? Aquí responderemos a las preguntas más frecuentes.
Advertisement