Refugio El Retamal: Donde la magia se encuentra con la naturaleza

Advertisement

El Refugio El Retamal nos transporta a un mundo de fantasía, como sacado de las páginas de «El Señor de los Anillos», con su encanto y ambientes mágicos. En esta fotografía, podemos contemplar la biblioteca y un cómodo sillón artesanal que forman parte de la rústica y cálida decoración del refugio de montaña.

Un enclave de armonía en medio de la naturaleza

En la entrada del Refugio El Retamal, se encuentra un imponente adorno que refleja la pasión de Mariano por trabajar en armonía con la naturaleza. El refugio crece en equilibrio con su entorno, manteniendo una tranquilidad que lo caracteriza.

Desde El Retamal se pueden acceder a dos puntos panorámicos impresionantes. El Mirador Grande, hacia el este, ofrece una vista fabulosa del Valle del Azul. Por otro lado, el Paso de los Vientos brinda una vista increíble de la majestuosa Cordillera de Los Andes. Aquellos que han tenido la suerte de visitar Perú aseguran que el Paso de los Vientos les recuerda a Machu Picchu.

Un refugio en plena naturaleza

Cuando llegas a El Retamal, te encuentras con una amplia pampa, un descampado que te envuelve desde el primer momento. Es un claro en el bosque que te permite desconectar y conectar con la naturaleza. Situado a 755 metros sobre el nivel del mar, el refugio se encuentra muy cerca del Cajón del Azul.

Further reading:  El oscuro mundo de la minería ilegal de oro en Pataz

Este año, el refugio ha sido ampliado y renovado, brindando mayor comodidad y funcionalidad a sus huéspedes.

Servicios y alojamiento

El Refugio El Retamal ofrece una amplia gama de servicios para sus visitantes. Desde duchas y pernocte hasta platos fuertes, desayuno, pan, café, chocolate, cerveza casera y vino. También cuenta con un área de camping para aquellos que prefieren acampar en medio de la naturaleza.

El refugio posee un gran «dormi», una cocina y una tienda de suministros. El uso de la cocina es gratuito para aquellos que se alojan en el Retamal.

Advertisement

Mariano, el anfitrión del refugio, destaca que El Retamal no es para muchos al mismo tiempo. La capacidad máxima es de 30 personas para mantener un ambiente agradable y feliz.

Una historia de amor por la montaña

La historia del Refugio El Retamal está llena de corazón y pasión por la montaña. Mariano llegó en octubre de 1995 con un caballo, herramientas y una carpa. Pasó dos años preparatorios para comenzar su vida en la cordillera, con todo su corazón.

El frío llegó y la carpa ya no era suficiente, así que nació el ranchito, pensado para seis meses pero que terminó siendo su hogar durante tres años más. Con palos por aquí y por allá, la nieve también hizo acto de presencia.

En otro octubre ventoso e insoportable del ’99, Mariano se trasladó a la Casa Grande. Se despidió del Ranchito y del campamento, y así comenzó otra vez desde cero. Aunque siempre falta algo, Mariano sabe que sus 10 años en la cordillera son una bendición.

Further reading:  Descubriendo el Mundo de las Cookies

Experiencias únicas en el Refugio El Retamal

El Refugio El Retamal te ofrece la oportunidad de disfrutar de la naturaleza en su máximo esplendor. Ya sea explorando los impresionantes miradores o simplemente relajándote en el acogedor refugio, cada experiencia en El Retamal es única y especial.

Descubre más sobre este maravilloso refugio en Una Planta.

Advertisement