Cultiva tu Propia Albahaca en Macetas

Advertisement

¿Te encanta disfrutar de un buen pesto casero pero no siempre encuentras albahaca fresca? ¡No te preocupes! Hoy te voy a mostrar cómo cultivar albahaca en macetas para tenerla siempre a mano cuando la necesitemos en nuestra cocina. Además, la albahaca no solo es deliciosa, sino que también es una planta que ahuyenta a las moscas y a los mosquitos. ¡Una razón más para tenerla en nuestra cocina!

Cómo Cultivar Albahaca en Macetas desde Semillas

El primer método que vamos a ver es el cultivo de albahaca a partir de semillas. Sigue estos sencillos pasos:

  1. Prepara los semilleros con mantillo vegetal humedecido y coloca una o dos semillas por semillero, cubriéndolas ligeramente con tierra.
  2. Cubre el semillero con papel film para mantener la humedad y colócalo cerca de una ventana soleada. Asegúrate de rociar la tierra con agua una o dos veces al día para mantenerla húmeda.
  3. Cuando veas que empiezan a aparecer las primeras hojitas, puedes retirar el plástico. Sin embargo, sigue humedeciendo la tierra a diario hasta que las plantitas hayan crecido unos centímetros y se puedan trasplantar a la maceta definitiva.
  4. Si vas a plantar varias albahacas, asegúrate de dejar al menos 15 cm de separación entre una y otra. Esto nos servirá como referencia para elegir el tamaño de la maceta. Personalmente, prefiero tener las plantas en macetas individuales, así si alguna no se desarrolla bien, no hay que hacer malabares para retirarla de la maceta grande sin dañar el resto.
  5. Riega la maceta a diario, preferiblemente por la mañana, para que el agua se vaya evaporando durante el día. La tierra debe estar húmeda pero no saturada de agua.
Further reading:  Albahaca: descubre cómo cultivarla y cuidarla en casa. ¡Sorpréndete con su facilidad!

Para mantener la planta en buenas condiciones, se recomienda retirar las cabezas de las flores cuando salgan junto con las dos hojitas que están justo debajo. Las flores debilitan a la planta y hacen que salgan menos hojas.

Advertisement

Cuando necesites cortar hojas para utilizarlas en alguna receta, recuerda siempre cortar hojas grandes de la parte superior, teniendo cuidado de no dañar las hojitas pequeñas que están creciendo en la base.

Cómo Cultivar Albahaca en Macetas desde Esquejes

Otra forma de obtener una nueva planta de albahaca es mediante esquejes. Es el momento perfecto para hacerlo y es aún más sencillo que el método anterior. Sigue estos pasos:

  1. Los esquejes son las ramas que salen del tallo principal. Puedes conseguir esquejes recién cortados cuando compres un manojo de albahaca fresca.
  2. Introduce los esquejes en un recipiente con agua o en un enraizante natural hecho con lentejas. Para hacer el enraizante natural, pon 1 medida de lentejas en un recipiente con 4 medidas de agua, cúbrelo con un paño y déjalo a remojo durante 4 días hasta que germinen. Después de los 4 días, tritúralo todo, cuélalo y diluye el líquido resultante mezclando 1 parte de líquido con 10 partes de agua.
  3. Una vez que los esquejes hayan echado raíces, ya puedes trasplantarlos a la maceta definitiva.

Como siempre es mejor verlo que leerlo, te dejo un vídeo en el que explican genial el proceso:

Una Planta

¡Anímate a cultivar tu propia albahaca en macetas y disfruta de su sabor fresco en tus platos favoritos!

Advertisement