Plantas que aman la sombra

Si te encuentras con la limitación de la falta de luz debido a una orientación al norte, la sombra de los árboles o la presencia de muros altos y construcciones cercanas, algo muy común en nuevas urbanizaciones de adosados y pareados, no te preocupes. Existen especies de plantas que prosperan en la semisombra y la sombra, ofreciendo soluciones prácticas y visualmente atractivas.

Variedad y belleza en la sombra

Las opciones son amplias y numerosas: desde exuberantes helechos hasta la Fatsia japonica, con sus grandes hojas plurilobuladas, o la Soleirolia soleirolii, que con sus pequeñas hojas parece musgo. Enredaderas como la hiedra (Hedera helix) y el Ficus repens o Ficus pumila también son adecuadas para cubrir paredes o colgar de macetas. Todas estas plantas forman parte del repertorio de especies de follaje persistente o semipersistente.

Perfectas para el exterior

Estas especies pueden vivir perfectamente en el exterior, ya sea en macetas o directamente en el suelo. Las plantas mencionadas en este artículo son en su mayoría resistentes al frío e incluso pueden tolerar períodos de sequía. Son ideales para balcones, patios y cualquier rincón arquitectónico. Para asegurarte de que la planta reciba la cantidad de luz adecuada, algunos productores las venden con una etiqueta equipada con un sensor que alerta si la luminosidad es excesiva, como la colección A-Sombra-T de Corma.

Algunas opciones destacadas

  • Aucuba Japonica: Este arbusto cuenta con hojas brillantes y decorativas, con un moteado amarillo en la variedad ‘Crotonifolia’. Es resistente a diferentes tipos de suelos y puede soportar heladas, aire marino y contaminación. Si recibe una o dos horas de sol, será menos susceptible a enfermedades fungosas.

  • Fatsia Japonica: Este arbusto, también conocido como aralia del Japón, tiene grandes hojas brillantes y puede resistir temperaturas de hasta -12ºC. Aunque en zonas de heladas prolongadas puede perder su follaje, lo recupera en primavera. Prefiere suelos drenados y fértiles, y si se encuentra en el suelo, solo necesita riego en períodos de sequía. Puede alcanzar una altura de hasta 4 metros.

  • Ficus Repens, Ficus Pumila: Estas lianas son capaces de adherirse a las paredes con sus crampones. Sus hojas suelen ser verdes o variegadas. El ficus verde se utiliza para cubrir paredes, mientras que el ficus pumila se cultiva como planta de interior y puede ser utilizado como planta colgante en macetas. Requieren un suelo húmedo y solo resisten heladas suaves de hasta -3ºC.

  • Ophiopogon Jaburan: Esta planta forma pequeñas matas redondeadas con hojas verdes y finas. Es especialmente decorativa en rocallas o como cubresuelos debajo de los árboles. Produce varas con pequeñas campanitas blancas y puede soportar temperaturas de hasta -10ºC. Requiere riegos frecuentes y produce frutos decorativos.

  • Soleirolia Soleirolii: Esta planta tapizante tiene pequeñas hojas redondas u ovales. Se utiliza también en macetas y jardineras, donde tiende a desbordarse. Es ideal para rincones húmedos y sombreados. Conserva su follaje si la temperatura no baja de 5ºC, pero puede resistir hasta -10ºC. Es sensible a la falta de agua.

  • Hedera Helix: Esta hiedra es muy resistente al frío y tolera tanto la sequía como la humedad. Se adapta bien a zonas con poca luz, aunque el sol directo puede quemar sus hojas. Es perfecta para cubrir muros con sus raíces aéreas y también funciona bien como planta tapizante y colgante.

Further reading:  Cultivar arbustos en macetas: consejos y cuidados para el éxito en tu jardín

Recuerda que estas son solo algunas de las muchas opciones disponibles. ¡Deja volar tu imaginación y crea un oasis de belleza en la sombra!

Este artículo ha sido elaborado con la colaboración de Una Planta.

YouTube video
Plantas que aman la sombra