Hebes: el encanto de los arbustos versátiles

Advertisement

La belleza de los arbustos Hebes es inigualable. Estas plantas, conocidas también como verónicas, destacan por su exuberante follaje perenne, compuesto por pequeñas hojas de un verde vibrante. Además, durante los meses de junio a octubre (e incluso noviembre si el clima lo permite), se llenan de delicadas espigas florales, que atraen a las mariposas y brindan un toque de color a cualquier espacio.

De origen griego, Hebe es el nombre científico de estas maravillosas plantas. Hace alusión a la diosa de la juventud, quien servía a los dioses copas de néctar y ambrosía. Como si se tratara de un tributo a su nombre, el Flower Council of Holland ha seleccionado a las Hebes como las plantas protagonistas del mes de agosto.

Arbustos compactos para llenar de vida tu terraza

Estos arbustos, que generalmente no superan los medio metro de altura cuando se cultivan en macetas (aunque en jardines pueden alcanzar hasta 1,50 metros), son la opción perfecta para dar vida y color a tu terraza durante el verano. Incluso en los rincones más sombríos, donde apreciarán el frescor en las regiones más cálidas.

Un abanico de colores en cada flor

Las verónicas ofrecen una amplia gama de colores en sus flores. Desde el blanco puro hasta los tonos violetas, púrpuras y rosados más suaves o intensos. Incluso hay variedades que combinan el blanco y el lila en una única flor. Estas espigas florales, que varían en densidad según la especie, están compuestas por diminutas florecillas y miden entre seis y diez centímetros. Emergen entre un follaje generalmente verde y hermoso, que a veces puede presentar variaciones en tonos de amarillo o crema, y en combinaciones de crema y rojo frambuesa. Incluso existen variedades que combinan amarillo, rosado y verde en un único arbusto.

Further reading:  Cuántas zanahorias puedes obtener de una planta

Un arbusto versátil para todos los tiestos y rincones

Las Hebes se adaptan a una gran variedad de recipientes, siempre y cuando estos sean lo suficientemente profundos. Por otro lado, también suelen cultivarse en diferentes espacios, como borduras, arriates y rocallas. Incluso son ideales para formar setos bajos o macizos arbustivos.

Consejos para el cuidado de las Hebes

Las verónicas son fáciles de cultivar y mantener, siempre y cuando se les brinden las condiciones adecuadas. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para asegurar su crecimiento saludable:

Luz y ubicación

En climas húmedos, como los del norte de España, las Hebes prosperan bajo pleno sol. Sin embargo, en climas secos y calurosos, es preferible situarlas en lugares de semisombra para brindarles una mayor humedad.

Advertisement

Temperatura y humedad

Si bien algunas variedades pueden tolerar temperaturas de hasta -12ºC, en general no soportan menos de -7ºC. Es importante protegerlas de los vientos fríos y las heladas. Asimismo, las Hebes pueden sufrir con el calor excesivo, sobre todo si se combina con una sequedad ambiental. Por lo tanto, disfrutan de ambientes frescos y húmedos, especialmente en zonas cercanas al mar. Además, muchas de estas plantas tienen una excelente tolerancia al aire salino y a la contaminación atmosférica.

Suelo y riego

Las Hebes se desarrollan en una variedad de suelos, aunque prefieren aquellos de riqueza media, frescos y bien drenados. Aunque toleran sustratos moderadamente calcáreos, no prosperan en suelos ácidos. En cuanto al riego, es importante proporcionarles agua de forma regular al principio, cuando están recién plantadas. Una vez que se han arraigado, el riego debe ser moderado, ya que estas plantas también son capaces de resistir períodos de sequía.

Further reading:  Pilea peperomioides: la planta interior más codiciada

Control de plagas y poda

El hongo oídio puede aparecer durante los meses con temperaturas suaves, especialmente si el sustrato está seco. El pulgón también puede ser una amenaza para estas plantas. Ambas plagas pueden ser controladas utilizando los productos fitosanitarios adecuados. Además, para incentivar la refloración, se recomienda pinzar las flores marchitas. También es posible recortar ligeramente las Hebes después de la floración para mantener su forma y eliminar las flores secas.

Protección y multiplicación

Para conservar la humedad y proteger las raíces del frío, es recomendable acolchar la superficie del suelo con corteza de pino o compost. También puedes multiplicar tus Hebes mediante esquejes durante los meses de junio a agosto.

¡Déjate enamorar por la belleza y versatilidad de las Hebes! Estos arbustos encantarán cualquier espacio, ya sea en grandes jardines o en pequeñas terrazas urbanas. Descubre más sobre estas fascinantes plantas en Una Planta.

Advertisement