Plantas Trepadoras de Interior: Ilumina tu Hogar con Encanto Natural

Plantas Trepadoras de Interior: Ilumina tu Hogar con Encanto Natural
Advertisement

Si estás buscando una forma de alegrar y dar vida a tus espacios interiores, no hay mejor opción que tener plantas en casa. Y una alternativa encantadora son las plantas trepadoras, rastreras o enredaderas que, aunque son más comunes en exteriores, pueden adaptarse perfectamente a vivir en el interior de tu hogar.

Antes de decidir cultivar plantas trepadoras en el interior, es importante tener en cuenta que su crecimiento suele ser vigoroso, por lo que deberás podarlas y pinzarlas regularmente para mantenerlas bajo control. Existen dos formas principales de cultivar este tipo de plantas:

  1. Como trepadoras, utilizando un tutor o enrejado.
  2. Como colgantes, en cestas que suelen ofrecerse en los viveros.

La cantidad de luz que necesitan dependerá de cada especie en particular, al igual que la regularidad de los riegos y la aplicación de fertilizantes o abonos.

Las Plantas Trepadoras de Interior Más Comunes

Filodendro Trepador (Philodendron scandens)

El género Philodendron es uno de los más utilizados para las plantas trepadoras de interior, y una de sus variedades más conocidas es el Philodendron scandens.

Esta planta posee raíces aéreas que se adhieren a cualquier tipo de apoyo disponible, aunque generalmente se cultiva en cestas colgantes. Prefiere la luz solar indirecta, riegos periódicos y abonos anuales.

Potus (Scindapsus aureus)

El potus a menudo se confunde en algunos países con el filodendro trepador debido a la forma de sus hojas en forma de corazón. Sin embargo, el potus se distingue por su follaje variegado, generalmente con tonos amarillos o blancos.

Further reading:  Las 12 plantas imprescindibles para tu jardín acuático

Es una de las enredaderas de interior más versátiles que existen, ya que puede cultivarse en cestas colgantes o guiarla a través de un soporte vertical. Es fácil de mantener y se adapta a diferentes tipos de luz. Además, requiere pocos riegos y solo necesita podarse regularmente para controlar su crecimiento y promover su compactación.

Hiedra Sueca o Planta del Dólar (Plectranthus australis)

La hiedra sueca se caracteriza por su follaje brillante y sus extensos tallos. Existe una hermosa variedad de hiedra sueca variegada que es ideal para formar parte de nuestras plantas trepadoras de interior.

Esta planta crece rápidamente y tolera la luz moderada a baja, aunque se desarrolla mejor cuando se coloca cerca de una ventana. Es común cultivarla como planta colgante de interior y agradece los «pinzamientos» para mantener su compactación.

Cintas o Lazo de Amor (Chlorophytum comosum)

Si buscas una planta prácticamente indestructible, el lazo de amor o cintas es la opción perfecta. Esta planta extraña «expulsa» a sus hijos en los extremos de largos tallos y tiene un follaje en forma de largas cintas variegadas entre verde y blanco, siendo más colgante que trepadora.

Las pequeñas plántulas que nacen de la planta madre tienen sus propias raíces capaces de afirmarse y desarrollarse al tocar la tierra. Es muy resistente a diferentes condiciones de luz y puede tolerar la sequía sin problemas.

Advertisement

Tradescantia o Amor de Hombre (Tradescantia pallida)

La tradescantia es otra de las plantas trepadoras de interior más comunes. La variedad más popular es de colores púrpura y plata.

También crece rápidamente y una sola planta puede extenderse varios metros. Es recomendable podar las hojas y tallos viejos para fomentar un crecimiento frondoso y saludable. Soporta cualquier tipo de iluminación, incluso luz artificial. Es tan resistente como el lazo de amor.

Further reading:  Puntos negros en la planta de Jade: Causas y soluciones

Cuidado de las Plantas Trepadoras de Interior

Tanto si las haces crecer como trepadoras o como enredaderas colgantes, deberás recortarlas para controlar su longitud y fomentar un crecimiento frondoso. Estos recortes o pinzamientos también ayudarán a que la planta se vea más compacta.

Se recomienda hacer estas podas durante la primavera, antes de la aparición de nuevos brotes. Si las plantas trepadoras de interior tienen un crecimiento muy rápido, es probable que también necesites repetir esta poda en otoño.

En cuanto a los riegos, estas plantas suelen ser tolerantes a la falta de agua. De hecho, es más probable que mueran por un exceso de riego que por falta de él. Lo ideal es regarlas cuando el sustrato esté completamente seco. Durante el invierno, necesitarán riegos más esporádicos, y se recomienda hacerlo por la mañana.

Además, se recomienda utilizar abonos y fertilizantes, especialmente durante la temporada de crecimiento más activo. Con el tiempo, es posible que necesites trasplantarlas a un contenedor más grande. Por lo general, se aumentará el tamaño de la maceta en dos medidas con respecto a la actual, y se realizará el cambio durante la primavera.

Las plantas trepadoras de interior son elementos decorativos excepcionales que pueden embellecer tus espacios. Puedes guiar su crecimiento alrededor de puertas, ventanas y bibliotecas, logrando un toque de verde que siempre es bienvenido.

No dudes en visitar Una Planta para descubrir más sobre el fascinante mundo de las plantas. ¡Embellece tu hogar con estas hermosas trepadoras de interior!

Advertisement