Una Planta: La Retama del Teide, un Tesoro en Peligro

El Parque Nacional del Teide alberga la planta más emblemática de la región: la retama del Teide (Spartocytisus supranubius). Este arbusto canario, con sus impresionantes flores, se ha convertido en un símbolo del parque a nivel mundial. Sin embargo, su presencia está cada vez más amenazada.

La retama del Teide es una especie de alta montaña que ha logrado adaptarse a las duras condiciones de temperatura y escasez de lluvia a altitudes de más de 2.000 metros. Aunque se encuentra presente en más de 11.000 hectáreas del parque, su población ha disminuido significativamente en los últimos años, especialmente en la vertiente suroeste.

El aumento de las temperaturas y la sequía evidente de los últimos años han generado un estrés hídrico que afecta a muchas especies, incluida la retama. Esto ha llevado a la aparición de rodales amarillentos y secos, una imagen desoladora que se ha vuelto familiar.

Además, la presencia de especies invasoras, como el muflón y el conejo, ha agravado los problemas de salud de la retama. Estudios han demostrado que desde 2006 la planta ha experimentado un grave retroceso debido a la acción del conejo, que se alimenta de las plántulas y los ejemplares jóvenes. Recordemos que el conejo fue introducido en las Islas Canarias hace 500 años y es considerado una de las especies invasoras más dañinas del mundo.

A pesar de los desafíos, la retama desempeña un papel crucial en el ecosistema del Teide. Ayuda en la fijación de nitrógeno, controla el microclima y facilita el crecimiento de otras especies de flora. Además, su floración es fundamental para la supervivencia de numerosos invertebrados.

Further reading:  Descubre los encantos de Álamo - Santa Cruz del Retamar - Cerro Trinchuela - Chozas - El Álamo

Conscientes de la importancia de preservar esta planta tan especial, la oficina de Gestión del Parque Nacional ha lanzado programas de recuperación. Recolectan semillas, las plantan en invernaderos y luego fortalecen las plantas en viveros. El año pasado, se plantaron retamas y otras especies en áreas afectadas por incendios, como Roques de Garcia y la Fortaleza. Este año, continuarán con la repoblación en la Fortaleza y en la zona donde se encuentra el antiguo refugio de montañeros.

La retama del Teide es un tesoro en peligro. Su supervivencia depende de nuestros esfuerzos por proteger este icónico arbusto canario. Conoce más sobre la flora y fauna del Parque Nacional del Teide en Una Planta, y únete a nuestra misión de preservar la belleza natural de las Islas Canarias.

YouTube video
Una Planta: La Retama del Teide, un Tesoro en Peligro