Clínica y Cirugía del Pie y Tobillo

Clínica y Cirugía del Pie y Tobillo
Advertisement

¡Dale vida a tus pasos sin dolor! Descubre cómo cuidar de tus pies de la mano de expertos en el tema.

Plantar Fasciitis: La Dolencia Común que Debes Conocer

Imagina una molestia que se clava, pica, arde y palpita en la planta del pie. Aquellos que padecen este dolor saben lo frustrante que puede ser. Llegan a una consulta médica con una lista interminable de exámenes, historias de tratamientos fallidos y muchas dudas sobre lo que podría estar ocurriendo con su pie.

La fascitis plantar es una de las quejas más frecuentes que escuchan los especialistas en ortopedia y cirugía del pie. La mayoría de los pacientes son trabajadores de mediana edad, activos y molestos por el dolor y las dificultades que les impone en su vida diaria.

¿Qué Causa el Dolor en la Planta del Pie?

Existen muchas condiciones que pueden provocar dolor en la planta del pie. Lesiones agudas debido a traumatismos, impacto repetitivo en el deporte o el trabajo, atrofia y adelgazamiento de la grasa plantar, infecciones bacterianas y compresión de los nervios en el pie y tobillo. Además, esta dolencia está relacionada con el sobrepeso y la obesidad, especialmente si se ha producido un aumento abrupto de peso.

Fascitis Plantar: ¿Qué es?

La fascia plantar es el principal ligamento que recorre la planta del pie y sostiene el arco, similar a una cinta ancha tensada desde el talón hasta los dedos.

Further reading:  ¡Descubre las joyas ocultas de la naturaleza: 10 plantas de interior extraordinarias! 🌿

Clínica y Cirugía del Pie y Tobillo

La fascitis plantar es un proceso inflamatorio doloroso en la inserción de la fascia plantar en el calcáneo. Por lo general, los síntomas se resuelven en aproximadamente un año.

Este proceso inflamatorio es causado por el estrés y las micro-roturas en la interfaz entre la fascia y el hueso calcáneo, conocida como «entesis». Las causas pueden ser diversas, como se mencionó anteriormente. En esta zona, se produce un constante proceso de cicatrización y lesión al mismo tiempo.

Clínica y Cirugía del Pie y Tobillo

¿Cómo se Manifiesta el Dolor de la Fascitis Plantar?

El dolor puede ser intenso, como si una uña estuviera clavada o algo se estuviera desgarrando. Es más intenso al levantarse por la mañana y dar los primeros pasos, pero mejora a lo largo del día. También puede ocurrir un dolor agudo después de estar mucho tiempo sentado y dar los primeros pasos.

Clínica y Cirugía del Pie y Tobillo

El Espolón Calcáneo: ¿Qué Debes Saber?

A diferencia de lo que muchas personas creen, este osteofito, conocido como espolón, no es el culpable del dolor. Simplemente se trata de una calcificación en otra estructura del pie, el tendón flexor corto del hallux.

El espolón no está directamente relacionado con la fascia plantar y se dirige hacia la parte anterior del pie, no hacia la planta.

Aproximadamente el 15% de las personas tienen un espolón calcáneo, pero solo el 50% de las personas que sufren de dolor plantar presentan un espolón.

Clínica y Cirugía del Pie y Tobillo

Advertisement

¿Cómo se Diagnostica la Fascitis Plantar?

El diagnóstico de la fascitis plantar se basa principalmente en el examen clínico. La historia detallada del paciente, la caracterización del dolor y el examen físico del pie proporcionan suficiente información para el diagnóstico.

Further reading:  Eugenia Myrtifolia New Port: La Joya del Jardín

Algunos exámenes de imagen pueden ayudar a descartar otras causas de dolor en el calcáneo:

  • Los rayos X no muestran la fascitis plantar, pero pueden revelar quistes o tumores óseos en el calcáneo, así como la calcificación del espolón, aunque este no sea el culpable del dolor.
  • La ecografía es una opción económica que puede mostrar el engrosamiento y el aumento de líquido alrededor de la fascia, lo que indica el proceso inflamatorio.
  • La resonancia magnética nuclear es la mejor opción para visualizar la fascitis plantar, aunque no es necesario para el diagnóstico y suele ser costosa.

Tratamiento de la Fascitis Plantar: Cuida tus Pasos

El tratamiento de la fascitis plantar es principalmente conservador, es decir, no requiere cirugía ni métodos invasivos, y depende en gran medida de la actitud y la perseverancia del paciente.

  • Los antiinflamatorios se pueden utilizar para controlar el dolor durante cortos periodos, pero no son una solución a largo plazo.
  • Las plantillas personalizadas ayudan a sostener el arco del pie y distribuir mejor la carga, disminuyendo el impacto en la zona afectada.
  • La fisioterapia es una herramienta fundamental para tratar la fascitis plantar. Se debe realizar de forma frecuente y persistente. Un buen programa de estiramientos de la pantorrilla y el pie es esencial, además de instruir al paciente para que realice estos ejercicios diariamente en casa.

Clínica y Cirugía del Pie y Tobillo
Clínica y Cirugía del Pie y Tobillo
Clínica y Cirugía del Pie y Tobillo

  • Controlar el peso corporal es importante y ayuda a reducir el estrés en la fascia plantar, además de mejorar la condición física para realizar los ejercicios de fisioterapia.
  • Se puede utilizar un aparato ortopédico nocturno en la pierna y el pie, conocido como «Night Splint», para mantener el estiramiento de la fascia plantar y los músculos posteriores durante la noche. Esto alivia considerablemente el dolor matutino al dar los primeros pasos.
Further reading:  Flor de Navidad: todo sobre la planta también conocida como pico de loro

Clínica y Cirugía del Pie y Tobillo
Clínica y Cirugía del Pie y Tobillo

  • Las infiltraciones están contraindicadas debido al riesgo de lesiones mecánicas provocadas por la aguja y lesiones químicas causadas por el uso de corticoides directamente en el tendón de la fascia plantar, lo que podría generar un aumento de la degeneración, ruptura o incluso infección.
  • Se ha utilizado el tratamiento con ondas de choque en algunas clínicas, pero su eficacia en casos iniciales de dolor plantar aún se encuentra en estudio. Está aprobado únicamente para casos crónicos en los que el dolor persiste después de 6 meses a 1 año de un tratamiento conservador adecuado, y presenta una tasa de éxito de entre el 50% y el 80%.

Cuando no hay mejoría en los síntomas después de al menos 6 meses de tratamiento conservador continuo y bien realizado, se puede optar por una cirugía de elongación para la fascitis plantar. Esta intervención se realiza cuando existe acortamiento y contracción persistente de los músculos de la pantorrilla.

La cirugía consiste en liberar y elongar la musculatura superficial de la pantorrilla a través de una pequeña incisión detrás de la rodilla. Se realiza de forma ambulatoria con sedación y anestesia local, no requiere inmovilización postoperatoria y ofrece excelentes resultados en casos de fascitis plantar resistente al tratamiento conservador.

Clínica y Cirugía del Pie y Tobillo

Recuerda que cuidar de tus pies es esencial para llevar una vida libre de dolor. Si necesitas más información o atención especializada, no dudes en visitar Una Planta, ¡tu mejor opción para el cuidado de tus pies!

Advertisement