Tipos de tratamientos de aguas residuales en la industria

Advertisement

Las aguas residuales son una preocupación importante en la actualidad, ya que contienen elementos tóxicos que representan un grave riesgo para la salud y el medio ambiente. Por esta razón, es necesario contar con diferentes tipos de tratamientos para depurar estas aguas y eliminar los contaminantes presentes en ellas. Estos tratamientos se realizan en plantas especializadas que se encargan de devolver el agua al medio natural en condiciones óptimas.

Planta de tratamiento de aguas residuales

Según la UNESCO, el 80% de las aguas residuales se devuelven al ecosistema sin ser tratadas, lo que tiene un gran impacto en el entorno y afecta al ciclo natural del agua. Además, los vertidos contaminantes impiden que estas aguas puedan reutilizarse y afectan a actividades humanas fundamentales como la agricultura y la pesca.

Las aguas residuales pueden recibir diferentes nombres, como aguas negras o aguas servidas, y contienen tanto materia orgánica (residuos vegetales, animales, grasas y aceites) como materia inorgánica (químicos, plásticos y textiles). Además, también pueden contener agentes microbiológicos como virus y bacterias.

Las plantas de tratamiento de aguas residuales son fundamentales en la actualidad debido a la complejidad del tratamiento necesario para tratar estas aguas de forma adecuada. Ya desde tiempos antiguos se intentaba separar las aguas grises de las aguas negras, pero con el desarrollo de las actividades humanas, se han llevado a cabo procesos más sofisticados adaptados a las cada vez más exigentes leyes de tratamiento de aguas.

Further reading:  La Pequeña Semilla: Un Cuento de Crecimiento y Superación

Es importante destacar que algunas sustancias presentes en las aguas residuales no pueden separarse por métodos convencionales debido a su concentración o a su composición química. Por esta razón, es necesario distinguir entre aguas residuales domésticas y aguas residuales industriales. Mediante tratamientos físicos y químicos es posible devolver a todas estas aguas sus características naturales.

Las 3 etapas del tratamiento de aguas residuales

El tratamiento de aguas residuales industriales consta de tres fases principales: primaria, secundaria y terciaria. Además, en ocasiones se lleva a cabo una etapa preliminar antes del tratamiento.

Advertisement

Tratamiento primario

En esta fase se separan los residuos sólidos o gruesos presentes en las aguas residuales. Para ello, se utiliza un proceso de cribado en el que se filtran las aguas a través de rejas y bolsas de residuos industriales. De esta manera, se reduce la carga de contaminantes en el agua. Es importante realizar estas tareas bajo estrictas garantías sanitarias para evitar la proliferación de bacterias y hongos perjudiciales para la salud.

Tratamiento secundario

En esta etapa se lleva a cabo un tratamiento biológico en el que se transforma la materia orgánica presente en las aguas residuales en sólidos. Esto facilita su eliminación y hace que el proceso sea más eficiente.

Tratamiento terciario

Esta fase es fundamental en los tipos de tratamiento de aguas residuales industriales. Aquí se lleva a cabo la depuración de contaminantes como fósforo, nitrógeno, minerales, metales pesados, virus y compuestos orgánicos. Para ello, se realizan procesos de desinfección y microfiltración que permiten obtener un agua de calidad.

Como podemos ver, el tratamiento de aguas residuales en la industria es un proceso complejo que requiere de diferentes etapas y tecnologías. Gracias a las plantas de tratamiento de aguas residuales, es posible garantizar la depuración de estas aguas y su retorno al medio natural en condiciones óptimas. Si quieres saber más sobre este tema, visita Una Planta para obtener más información.

Advertisement